Bendito Cúmulo de Despropósitos [Historias de una Agfamatic 1ª Parte]

3

La encontré un día en el fondo de uno de los cajones de mi mesilla. Siempre estuvo allí, y siempre lo supe. Pero el día que la volví a encontrar se encendió una bombilla en mi cabeza. Éste es el accidentado reestreno de mi Agfamatic 200 (1), y el primer artículo de una trilogía que dedicaré a esta pequeño gran juguete.

La cámara perteneció a mi abuela. Y yo la heredé hace ya unos cuantos años. Cuando la veo me acuerdo de ella, aunque en este artículo voy a obviar las consideraciones sentimentales… también obviaré su historia y especificaciones técnicas, que trataré en el segundo artículo de la trilogía. En este artículo me limitaré a contar cómo conseguí volver a hacerla funcionar, cómo la “cagué”, y cómo a veces los mejores resultados son puro producto del azar, y de la imperfección intrínseca de la naturaleza humana.

Después de quitarle el polvo y limpiarla bien, comprobé que su funcionamiento era correcto, como el del primer día. Es la virtud de las cosas sencillas, el hecho de que aguanten bien el paso del tiempo. Y esta cámara lo es, sencilla, que no simple, una cámara fotográfica popular que acercó la fotografía aún más a la gran masa social y que marcó la estética de una época.

En eBay encontré una “relativamente” buena oferta por 2 carretes Konica 126 (la película en formato 126 (2) se dejó de producir en 2008 y ahora es carísima, unos 12 euros por carrete), que es el formato de película de la Agfamatic, así como de las Instamatic [Kodak] (3), y de casi todas estas cámaras acabadas en –matic, producidas en masivamente entre principios de los 60 y finales de los 80 (algunas de estas cámaras utilizan el formato 110). Quizá lomography o alguna otra marca debería plantearse el comercializar este formato de película hoy descatalogado. Creo que no faltarían compradores. Pero este es otro tema.

Este par de carretes Konica Color Super SR 200 lógicamente estaban caducados, ni de 2 ni de 3 años, sino de 17 años, es decir, caducaban en 1994. Sin duda esto tuvo parte de culpa en el resultado final. Pero el gran desencadenante no fue éste, y no fue otro que mi total inexperiencia en el reciclaje de este tipo de cámaras. Me explico. Dado el elevado coste de los carretes 126, se hace imprescindible el reciclaje de las carcasas de plástico de los mismos, pero esto lo explicaremos más adelante, en el tercer artículo de la trilogía. La cuestión es que al sacar el film de la carcasa (para poder llevarlo al laboratorio fotográfico, y poder reciclar la carcasa) la película fue expuesta durante un período corto de tiempo (lo que tarde en darme cuenta de que había encendido la luz y la estaba cagando). Esto provocó que el carrete se velara parcialmente y las fotografías quedaran teñidas de un tono rojizo anaranjado, incluso fucsia en alguna de ellas.

El motivo de las fotografías fueron algunas de las calles de Barcelona, fotografía callejera realizada con una cámara de bolsillo. En el laboratorio fotográfico no quisieron cobrarme el revelado del carrete, me comentaron que estaba velado. Y éste fue el resultado, después de este bendito cúmulo de despropósitos.

Créditos: microbio

En el próximo artículo explicaré las prestaciones técnicas de la cámara así como el resultado del segundo carrete, con el que obtuve un resultado más ortodoxo después de haber aprendido de los errores de este primero.

REFERENCIAS:
1.- Agfamatic 200 en camera-wiki: http://camera-wiki.org/wiki/Agfamatic_200
2.- 126 film en wikipédia: http://en.wikipedia.org/wiki/126_film
3.- Instamatic en wikipédia: http://en.wikipedia.org/wiki/Instamatic

written by microbio on 2011-09-04 #lifestyle #expired #nostalgia #126-film #agfamatic-200 #azar

3 Comments

  1. srmarcus
    srmarcus ·

    el artículo me parece genial y ya espero el resto de la sèrie. Y algunas de las fotos, buenisimas! Como tu dices, bendito cúmulo de despropositos!

  2. makny
    makny ·

    Me encantan los resultados de los "errores"... esperamos los artículos siguientes.

  3. cohetesnaranjas
    cohetesnaranjas ·

    superfan! y ya lo sabes!

More Interesting Articles