Rebélate contra los sensores

6

Los cambios deben ser siempre graduales. Si llevas toda tu vida levantándote cada mañana y tomando un tazón de cereales, no puedes cambiarlo de sopetón por desayunar whiskey y manzanas. Tiene que ser algo gradual y lento. Así que, si estás acostumbrado a hacer fotos con una cámara digital, entonces andar hacia atrás paso a paso es el mejor camino para volver a lo analógico, y eso puedes hacerlo con la Canon Rebel X.

De acuerdo; tú ya tienes tu réflex digital, y como de pronto te has dado cuenta de que eso de lo digital es para pringadillos, has decidido hacerte con una analógica. Pero ahí es cuando llega el momento de justificarlo ante tu fuente de financiación (padres / novia / esposa / mafia / quizá sólo tu conciencia). No te preocupes, que siempre hay esperanza.

Aquí va mi historia. Hace mucho tiempo, había un joven muchcaho (¡¡yo!!) que estaba entusiasmado por conseguir una cámara. Todo el mundo le daba consejos, leía muchísimo sobre SLRs digitales y finalmente consiguió una. Dos semanas después, se dio cuenta de que los píxeles no le gustaban tanto, y ardía en deseos de hacer adorables fotos en película. Pero entonces, ¿cómo podía justificar gastar aún más dinero en una nueva cámara?.

Ése era mi dilema. Y entonces encontré una solución. Una de las cosas buenas de Canon* (ver la nota al pie) es que desde que empezaron a trabajar con los objetivos del sistema EOS (Electro-Optical System), no han cambiado el diseño de la montura; desde que comenzaron en 1987, hasta hoy.

¿Y a qué viene todo ese rollo del sistema EOS? ¿Demasiado técnico? En realidad no. Lo que significa es que las cámaras Canon de los años ’80 pueden usar los mismos relucientes objetivos de las EOS digitales de hoy día. Así que ya no tienes que vender un riñón para comprar una SLR completa. Todo lo que necesitas es el cuerpo.

Aquí es donde entra en juego la Canon Rebel X. Es una cámara analógica Canon lanzada allá por 1993. Su cuerpo está hecho en plástico, y es lo suficientemente ligero como para no romperte el cuello tras llevarla colgada un buen rato. Es compatible con todos los objetivos EOS EF** (Electronic Focus, ésos con el punto rojo que usan la mayoría de digitales Canon modernas). Aguanta bien los golpes (la mía se ha caído un par de veces) y tiene un fotómetro de medición con prioridad en el centro de la imagen. Lleva un par de pilas CR123 y tiene una pantalla LED bastante clara.

Alguna información más :

Pros :
- ¡Barata! Conseguí la mía por 30 dólares. En KEH, puedes encontrarlas por el mismo precio.
- Dura. La cinta de la mía se rompió y tras caer al suelo el objetivo de 50 mm se rompió. La cámara ni se enteró.
- El fotómetro funciona muy bien, así que no hay que preocuparse por la exposición. La he probado en momentos cruciales y funciona perfectamente.
- Ligera, sorprendentemente ligera. Puedes llevarla encima todo el día y no resulta pesada.
- Compatible con todos los objetivos EOS EF, así que no hay que comprar otros nuevos, va bien con los que ya tienes.
- Un gran y estupendo visor.

Contras :
- El indicador de las pilas nunca te avisará de que estás gastando la última gota de electricidad, tan sólo se apaga de repente. Así que mejor llevar siempre pilas de repuesto.
- Esta cámara sufre el famoso problema del “obturador pegajoso”. Si el clima es cálido y cargado, como el que tenemos en la India, entonces la espuma que hay junto a la cortinilla del obturador se reblandece y se pega. Eso hace que el disparador a veces no responda. Puede que te pase una sola vez, o en todas las fotos el carrete. Permanecerá cerrado cuando hagas “click”. Para resolverlo, hay que limpiarlo con algún líquido con alcohol (mi amigo usó en la suya limpiador de encendedores) y funcionará perfectamente (a la mía no le ha pasado).
- El cuerpo puede resultar poco profesional para quienes estén acostumbrados a algo mejor.
- La pantalla LED de la cámara no tiene iluminación, así que hay que tener ojos de lechuza o usar alguna otra luz, como la de un móvil o una farola. Y eso sólo si alguna vez has prometido no volver a mirar por el visor, porque en él están indicados todos los parámetros claramente.
- No tiene flash propio. Hay zapata para flash, pero la cámara no lleva uno incluido. Recomiendo el Canon 500.

Cosas técnicas:
Venga, hombre, pregunta a Google, que lo sabe todo. Como curiosidad, la máxima velocidad de obturación es 1/2000 s.

*Si no tu réflex digital no es una Canon, probablemente tendrás alguna de las que menciono a continuación. Esta misma estrategia sirve con los objetivos Nikon F, los sistemas autofocus SLR de Olympus, Pentax, Sony/Minolta y Panasonic/Leica. Así que lo único que necesitas es encontrar cuerpos para la misma marca.

  • No es compatible con los objetivos EF-S. Éstos son objetivos para sensores más pequeños, como los que llevan la Canon 1000D, la 450D, etc.

written by abhoan on 2011-06-15 #gear #film #35mm #review #x #canon #india #eos #rebel #mumbai #pelicula #analogico #delhi #akshay #abhoan #rebelde #bombai
translated by vgzalez

6 Comments

  1. soleado
    soleado ·

    Jejejeje, pues anda que no he hecho yo fotones con mi reflex digital de "pringadillo" ;-) Tolerancia, buen hombre, tolerancia X'DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

  2. vgzalez
    vgzalez ·

    jajajajaja. no sé si la traducción será totalmente fiel al original, pero hice todo lo que estuvo en mi mano!!! :) (también tengo una digital, pero que nadie nos oiga...)

  3. jandra
    jandra ·

    desayunar Whiskey y manzanas.....mmmmh, habrá que probar....
    @soleado y @vgzalez traidores!! (vale, yo también tengo una=)

  4. atria007
    atria007 ·

    ummm pues viva lo analogico pero adoro a mi reflex digital k le vamos a hacer...jajajajajajjaaajjaja

  5. beni
    beni ·

    me apunto al desayuno de whisky y manzanas, después de desayunar cerveza con un huevo crudo dentro (desayuno polaco: gracias The Wire) esto no puede ser tan malo

  6. robter
    robter ·

    yo adoro cualquier cosa que este relacionada con la fotografia....el saber no ocupa lugar hahaha

More Interesting Articles