The Hell With Perfection — Freedom for Photography!

Un día inolvidable, documentado con mi cámara

8

Cuando sientan que su día va mal, sigan adelante, que tal vez la vida les tenga preparada una gran sorpresa.

Créditos: piemano

El 23 de abril de 2011 es un día que nunca olvidaré. Un día antes, el viernes 22, recibí una llamada de una amiga, quien es de una ciudad muy lejana a la mía. En 4 años de estar hablando por el chat, y redes sociales nos hicimos amigos, pero sobre todo, ella se ha ganado toda mi admiración, si me pusiera a decirles todas sus cualidades nunca terminaría. Sin embargo, siempre pasaba algo que nos impedía vernos.

Ese día, todo empezó mal, parecía que la historia se repetiría. Yo no podía localizarla, y en una ciudad tan grande y poblada como la Ciudad de México, era prácticamente imposible encontrármela así como así, pero consciente de ello, formulé un plan: salir de mi casa, y si me llamaba, sólo sería cuestión de ir hacia donde estaba ella. Me colgué mi Nikon N55, fui al Bosque de Chapultepec, y de ahí la idea era caminar y caminar hasta que mi cámara quisiese.

Comencé haciendo algunas fotos en el Bosque de Chapultepec

Créditos: piemano

Pero empecé a ser víctima de la desilusión, tenía ganas sólo de dar la vuelta y regresar a casa, de hecho guardé mi cámara. Pero después de reflexionarlo, volví a sacarla, seguí con el plan y así seguí caminando sobre Paseo de la Reforma haciendo fotos, deteniéndome y regresando sobre mi camino en más de una ocasión para disparar y disparar.

Créditos: piemano

Después de un recorrido de aproximadamente 5 horas, llegué al Palacio de Bellas Artes. En ese punto estaba tan agotado que sólo quería regresar a casa, eran ya casi las 20:00 y estaba resignado pensando que no la vería. Me formé para cruzar la calle y esperar el semáforo, pero decidí dar la vuelta para acabarme el carrete, e hice estas fotos:

Créditos: piemano

La película se acabó, guardé mi cámara, me volví a formar para esperar el semáforo para subir al metro e irme a casa cuando del otro lado de la calle vi a una mujer tan hermosa como sólo ella, esperando también para cruzar. Me quedé congelado, simplemente no podía creerlo. Ella cruzó la calle, llegó hasta donde estaba yo (yo seguía congelado), y aquí dejo en suspenso la historia jaja. Lo que pasó después, no es que no importe, simplemente pudo haber pasado lo que sea, desde caerme un meteorito encima, no sé, cualquier cosa, pero para mí esa serie de circunstancias que me llevó a estar ahí en el momento preciso en el lugar indicado han sido únicas, hice las pausas justas y las fotos justas para estar ahí. Y el simple hecho de verla del otro lado de la calle ha valido tanto como para hacer de ese día un día único en mi vida.

Por eso, nunca olviden llevar su cámara, y nunca se detengan ni den marcha atrás, nunca saben si estarán ante uno de los mejores días de su vida.

written by piemano on 2011-05-18 #lifestyle #slide #200iso #lomography #x-pro #cruzado

8 Comments

  1. raquellogs
    raquellogs ·

    preciosa historia y preciosas las fotos ^^

  2. javihacefotos
    javihacefotos ·

    :) correcto. Bonito donde lo haya. Porque la vida puede ser maravillosa!

  3. jandra
    jandra ·

    toma ya!!

  4. blancarleal
    blancarleal ·

    qué bonita historia!!!!

  5. mochilis
    mochilis ·

    Precioso!

  6. atria007
    atria007 ·

    que historia mas bonita 8)

  7. lameramaldad
    lameramaldad ·

    Te amo Distrito Federal

  8. makny
    makny ·

    En menos de 15 días estaré por esas calles... a ver si nos vemos en un semáforo!!! Muy bonita la historia y las fotos...

More Interesting Articles