Capítulo 45: El Crecimiento de la Fabricación de Cámaras

Este extracto se ha tomado de “El Gran Libro de la LC-A”. Pronto, más capítulos…

52. Equipamiento de cine para el pueblo: el GEKORD, un proyector portátil de películas de 1931.

Desde principios de los 30 y en adelante, la Unión Soviética se tomó la fotografía muy en serio y se declaró como parte integrante de la vida “comunal” de los ciudadanos: una industria entera se montó incluyendo cámaras de fotos, accesorios, lentes, productos químicos, placas y papeles fotosensibles. Ningún producto fotográfico era importado a Rusia excepto alguna película usada por los estudios cinematográficos. Sin embargo, el movimiento fotográfico soviético estuvo estrictamente controlado y censurado por la Sociedad de Relaciones Culturales con el Exterior (VOKS) y suprimido todo pictorialismo, por no mencionar la faceta artística, esfuerzo que no contribuyó a la forma de arte nacional del “Realismo Socialista”. También se decidió que ningún otro trabajo fotográfico excepto “Reportajes” sería mostrado fuera del país.

Sin embargo, ningún comunista de verdad quería perderse la oportunidad de documentar su entorno con una gran cámara en sus manos y así el número de aficionados a la fotografía en los años 30 fue muy grande. Estos fotógrafos, en su mayor parte, revelaban cada uno sus fotos en sus propios laboratorios caseros en sus cuartos de baño, ya que los servicios públicos que ofrecían tratamiento fotográfico como revelado y positivado simplemente no existían. Muchas revistas fotográficas también salieron a la luz como “Photoproletarian” o “Lubitel FOTO” y consiguieron muchos suscriptores por toda la Unión durante este periodo. Siendo sistemáticamente incluida en el desarrollo de los Planes Quinquenales, la fotografía fue oficialmente reconocida en la USSR como herramienta indispensable para todo lo que significara no sólo ciencia y tecnología, sino también otros aspectos de la vida económica, política y cultural. La fotografía se entendió tal y como el Ministro Lunatcharski, Comisario del Pueblo para la Educación Popular, dijo: “El hombre civilizado debe saber como usar una cámara tan a menudo y con tanta precisión como usa un reloj para saber que hora es. Todo el mundo en la URSS debe poseer no solo educación general sino también educación fotográfica, y debemos avanzar a toda velocidad hacia este fin”.

IInspirados por órdenes oficiales de alto rango como éstas, la fabricación de todo un conjunto de equipamiento visual se inició en GOMZ en San Petersburgo. En 1931, se lanzó el “GEKORD”, un aparato de proyección de películas sonoras. En 1933, la primera cámara de video KS-1 se lanzó, seguida después por sus sucesoras las cámaras KS-2, KS-21 y KS-5. En 1935, una ampliadora fotográfica y los primeros modelos de la cámara “Sport” (1936) se ensamblaron. Cámaras de fotos como la Tourist (1934), la Reporter (1937), la Liliput (1937) y la Malutka (1939) siguieron los pasos de la FOTOKOR incluyendo nuevas y más complicadas funciones que hicieron a la joven sociedad fotográfica rusa dar saltos de alegría.

Gracias a la alta calidad y creatividad de los aparatos creados por los ópticos de Leningrado, la industria de cine rusa retomó sus pasos tras los difíciles años de la Revolución. Los prósperos años 30 solo fueron superados cuando GOMZ recibió la orden de diseñar el sistema óptico para el Planetario de Leningrado (el lugar donde muchos años después se celebrarían fiestas y exposiciones Lomográficas). GOMZ completó la tarea en un año y medio, mientras que representantes de la compañía alemana Karl Zeiss necesitaron 5 años para construir el Planetario de Moscú – comparativamente una pequeña diferencia para la humanidad, pero una gran diferencia para la orgullosa nación Soviética!

Visita el micrositio del libro

written by ungrumpy on 2011-04-01 #lc-a #library #biblioteca #lomografia #historia #extracto
translated by lady_diana

More Interesting Articles