Taller Tren y Montaña en Navacerrada

20 lomógrafos por la sierra de Guadarrama, recorren caminos nevados y disfrutan de una aventura de lo más analógica. Sábado completito andando y descubriendo un bosque animado.

Taller Tren y Montaña.
Navacerrada
Febrero 2011.

Sábado 19 de Febrero 2011; sí, un sábado sabadete… Muy de mañana, eran las 6:00 de la madrugada, hacia frío, mi despertador sonaba sin parar, pensé en dejarlo sonar y sonar; pero de repente, sentí tremendas ganas de ponerme ya en acción; botas de montaña, bien abrigado, mis guantes, el pasamontañas, mis cámaras lomográficas, mochila preparada y repleta de adrenalina, un gran día comenzaba a despuntar.

Salí a la calle, busqué un taxi libre, gente con gran colocón danzaba aun por las calles.

Taxi… ¿me lleva a El Brillante, frente a la estación de Atocha?

Tenía tiempo de sobra (siempre me gusta llegar con antelación) y a pesar de que aun era de noche, el amanecer ya empezaba a despuntar. Al rato de entrar en El Brillante me encontré con los primeros lomógrafos; tomamos un buen café calentito, repartimos los billetes para el tren y nada más llegar el último participante nos dirigimos a la estación… próxima parada: Cercedilla, Navacerrada.

Ya todos sentados en el tren, hicimos las presentaciones oportunas, repartimos las cámaras lomográficas y explicamos detalles técnicos sobre cada una ellas. Horizon, Diana, Diana Mini, Sprocket Rocket, Lubitel, gran variedad de oportunidades para todos.

En tan sólo una hora llegamos a Cercedilla, allí nos esperaba un simpático tren de vía estrecha que sube directo a la estación de ski de Navacerrada. ¡Todos al tren!

En pocos minutos ya estábamos subiendo la montaña; fue divertido, nevaba ligeramente… quizás era aguachurri, nervios y últimos preparativos.

Al llegar a Navacerrada, algunos participantes comprobaron que no tenían sus mejores equipos para andar por las nieves, de igual forma se decidieron a continuar y ya todos en la pista del Escaparate, comenzamos la gran aventura: el camino Smith y la Calzada Romana.

Los primeros metros nos parecieron un juego de niños, todos con nuestras cámaras en la mano, muy entretenidos, fuimos caminando y parando, haciendo que nuestras locas lomos captaran las mejores instantáneas; así llegamos a la mitad del camino. Pasamos la FuenFría y al rato nos paramos a comer, el reloj marcaba las 2:00 en punto. Bocata de chorizo, quesos, agua y licor Carlos III bien fresquito; unas risas, recuperamos fuerzas y nos pusimos de nuevo en marcha.

Alguno ya iba notando la humedad en sus botas y en alguna otra parte del cuerpo… pero los lomógrafos somos gente dura y con la mirada puesta siempre bien al frente…

Andamos bien coordinados. Se formaron dos grupos con ligera distancia entre ambos, llegamos a un punto en el que una decisión acertada, se convertía en la clave del éxito. Comprobamos el mapa, vimos las marcas del sendero en los troncos de cada árbol y entre todos fuimos buscando el camino, que al final resultó, estar bien indicado. Fuimos dejando señales de lo más analógicas al grupo en retaguardía: las cajas de los carretes de Lomography nos sirvieron para indicarles el rumbo acertado.

Seguimos con la duda de saber si el camino finalmente era el adecuado, la intuición nos llevo a la gloria. Fuimos bajando la montaña, sentimos la tranquilidad, el silencio del bosque y la montaña en nuestras entrañas, toda una experiencia de montañero y lomógrafo intrépido compartida.

Cuando el reloj marcaba las 4:00, empezamos a divisar rastros y signos de civilización, unos ruidos de coche y un tren en la lejanía nos marcaba y nos daban la pista de que ya faltaba bien poco. A las 4:30 llegamos a la carretera que ponía rumbo y vuelta a Cercedilla, donde tomamos el tren de regreso a Madrid.

El vagón lo llenamos de ropa, de cámaras y carretes y fuimos comentando entre todos la gran aventura superada. Masaje de pies, de manos, licor Carlos III, puesta a punto del equipo y sin darnos cuenta llegamos a la estación de Atocha Madrid.

El taller finalizaba, hicimos intercambio de banderines y un grupo con ganas de celebrar y comentar la gran experiencia, nos fuimos al Brillante, pincho de tortilla en mano y cervecita rica… rica…

Quedó pendiente poner fecha a una quedada para intercambiar lomografías y pasar un buen rato todo el grupo junto, recordando esta experiencia única, de lo más analógica y lomográfica.

Selección Lomográfica

written by pasqualecaprile on 2011-03-16 #news #spain #nieve #espana #taller #invierno #work-shop #navacerrada #sierra-de-guadarrama

Kickstarter

Bringing an iconic aesthetic to square format instant photography, the Diana Instant Square fills frames with strong, saturated colors and rich, moody vignetting. Built to let your inspiration run wild, our latest innovation features a Multiple Exposure Mode, a Bulb Mode for long exposures, a hot shoe adapter and so much more! It’s even compatible with all of the lenses created for the Diana F+ so that you can shake up your perspective anytime, anywhere. No two shots will ever be the same. Back us on Kickstarter now!

More Interesting Articles