La Importancia de Lomography

2

Desde hace un tiempo que he querido escribir acerca de la importancia de Lomography, no sólo refiriéndome a los términos de como mantienen vivo el mundo analógico, sino que viendo la importancia de la comunidad y cual es el efecto actual de Lomography en cada individuo. Hasta hace poco no sabía muy bien como empezar, pero ahora ya descubrí el modo.

Recientemente me diagnosticaron una enfermedad llamada Trastorno de Ansiedad Generalizada o GAD (hubiese preferido que tan solo fuera un síntoma de tener GAS!) y esto básicamente quiere decir que no puedo controlar mi ansiedad y que prácticamente tengo miedo de todo. He sufrido de esto toda mi vida pero lo he mantenido oculto del mundo. Hasta hace poco no sabía que estaba bien para mi el sentirme así y he pasado varios años obligándome a hacer cosas que realmente me daban miedo. Por ejemplo me he escondido detrás de una puerta cuando he visto al cartero acercándose, de esta forma él no me ve; he evitado siempre usar el teléfono (gracias a dios por los mensajes de texto y los emails!) y he abandonado algunos pubs al momento de entrar a ellos diciendo que tengo “dolor de estómago”. La peor parte son las visiones que tengo de Lukas siendo herido, cayendo por un precipicio, cayendo de un avión, siendo atropellado, comido, electrocutado y yo teniendo demasiado miedo como para poder salir a ayudarlo.

Mi esposa ha tenido que soportar bastantes episodios de esto: le he inventado diversos argumentos para evitar el tener que ir a cenar con amigos o evitar el tener que ir a alguna celebración de cumpleaños de los pequeños amigos de Lukas. Si gente que no conozco va a venir a cenar, deseo en secreto que en el camino a nuestra casa se peleen y decidan no venir o que en el camino sean abducidos por extraterrestres.

Hace algunos años fui a New York a visitar a mi hermana. Llegar hasta allá fue un calvario, fui solo y no es buena idea para mi ser responsable de todo, tuve que sufrir un viaje en avión de 8 horas, eso significa que son 8 horas de mucha ansiedad y adrenalina más el miedo de tener que ir a un baño público es algo que me mantuvo intranquilo todo el camino! Además de que no me gustan las grandes ciudades, hay demasiadas personas y muy poco espacio, así que New York seguramente no era el mejor lugar para ir a visitar, pero vamos, es New York! De todas formas tenía que ir! Fuimos a la galería del Moma donde compré una Fisheye 2.

Mi hermana tenía que ir a visitar a un amigo, pero debido a mi miedo hacia los extraños, no podía acompañarla, así que comencé a recorrer NY por mi cuenta, lo cual, como entenderán debido a mi condición no es el mejor plan, pero también necesitaba comprar cigarrillos para calmar mis nervios y como mi hermana piensa que he dejado de fumar, era mejor que ella no me viera. Sin saberlo salí a caminar en el día en que se realizaba el desfile del día de Puerto Rico. De repente me vi sumergido en una multitud, en una gran multitud con mucha gente y que se iba moviendo. No podía escapar. Sentía que mi corazón iba a explotar, hasta que me di cuenta de que tenía dos opciones, o seguía adentrándome en el pánico o me dejaba ir con la multitud. Decidí dejarme ir y desde entonces ya no tengo problemas con las multitudes. Esto me hizo querer hacerle frente a todos mis miedos, pero es imposible.

Viendo Lomography me siento seguro. Me puedo dejar ir navegando por el sitio y viendo las maravillosas fotografías y colores que suben a diario. He podido hacer amigos, hablar de distintas cosas, todo detrás de la seguridad que me entrega la pantalla del ordenador. Este es un lugar donde puedo decir lo que quiero sin miedo alguno y donde tampoco tengo miedo a exponerme y ser juzgado.

Desde que fui diagnosticado, mi mundo se desmoronó un poco, bueno, la verdad es que desmoronó bastante. Todos los mecanismos de defensa que sin saberlo había estado poniendo en mi me fueron arrebatados, encerrados en una caja que fue quemada y cuyas cenizas lanzaron al viento. Es un momento bastante confuso y aterrador para mi. Pero durante todo este período he tenido un pequeño faro de luz al que aferrarme: la alegría que me da el tener que ir al laboratorio a buscar mis fotografías o leer y escribir acerca de locaciones, reseñas de cámaras, participar en las competencias donde el ganador no es tan importante como si lo es el participar, pensar en nuevas formas en que puedo usar mi cámara. Pero lo mejor es perderme en las increíbles y maravillosas imágenes que me permiten no pensar y no estar ansioso y me ayuda a tener mi mente en calma.

Ahora vivo en Dinamarca, lo cual me causa un gran miedo ya que hay muchas cosas nuevas por resolver. Pero lo peor de todo fue que la única cámara que tenía era la Lomo LC-A y esta primero se rompió y luego desapareció, junto con mi seguridad, logrando que volvieran los miedos y la ansiedad. Tal era mi desesperación que obligué a mi esposa a ir a un mercado de antigüedades donde había visto una Konica C35 (reseña en camino!). Esta cámara me permitió hacer nuevas fotografías y calmar mi mente por un rato, o sea, funcionar.

Así que muchas gracias a Lomography Site International por hacer lo que hacen y gracias a la comunidad por ser como son, increíbles y para nada aterradores.

written by mattcharnock on 2011-03-19 #lifestyle #mattcharnock #lomography #lomo-lc-a #gad #vida-en-analogico
translated by regina_falangi

2 Comments

  1. damaris
    damaris ·

    Una historia bastante personal... y es que a veces nuestras aficiones nos ayudan a seguir hacia adelante... ánimo!

  2. blancarleal
    blancarleal ·

    Pues a mi me parece que hay que ser muy valiente para poder vivir con tanto miedo!!!

More Interesting Articles