Llevando la Lomografía a las masas

5

Pasa con el cine. Pasa con la moda. Pasa siempre con la música. Y ahora parece que la fotografía analógica también se está haciendo un hueco en la cultura de masas. Todos los indicadores están ahí: el reciente crecimiento y expansión de la marca, la adopción de lo analógico entre los más influyentes creadores de tendencias y modernetes de Hollywood y el incremento en el reconocimiento de cámaras como la LC-A, la Diana y la Holga. (Mi madre incluso me señaló un accesorio de Holga en una revista canadiense “para mamis”, que lo sugería como regalo).

Para aquéllos que llevan ya un tiempo disparando con carrete, la creciente expansión de la fotografía analógica se hace, de forma paralela, emocionante e incómoda. Es emocionante porque es genial ver a tanta gente aprovechando la oportunidad de experimentar ese cosquilleo que sientes cuando sabes que te acabas de topar con algo verdareramente bueno. Y es incómodo en el sentido en el que lo era en el instituto cuando el grupo Brit-pop cuyos discos comprabas en una tienda especializada – gastándote los ahorros tan duramente ganados como canguro- pasa a ser un superventas. Todavía te gusta su música, para qué nos vamos a engañar, pero ¿te pueden gustar de la misma manera ahora que todos los otros críos de la clase están escuchando en sus Walkmans el cassette de tu grupo favorito y hablando de ellos como si llevaran toda la vida escuchándoles?

Por supuesto que sí. Pero quizá haya un poquito de “no” en la respuesta. Es un asunto personal. Es muy fácil etiquetar como popular cualquier cosa, una vez que ha sido reconocido como éxito por un grupo pequeño de personas. Y mientras la fotografía analógica – particularmente aquélla que utiliza carretes caducados y técnicas de revelado diferente- puede que no sea considerada por mucho tiempo más “underground” o "alternativa, todavía puede ser experimental y nueva – todo depende de cómo uses las cámaras, el negativo, qué y dónde dispares y cómo te retes a ti mismo para mantener tu trabajo fresco.

Claro que habrá gente que empiece a tomar fotos con cámaras analógicas sólo porque han oido que es guay, pero esa gente estará haciendo algo distinto en seis meses y acabarán subastando sus cámaras por eBay. Pero algunos de los novatos que oyeron que molaba acabarán perdiendo la cabeza por el maravilloso gusanito analógico y creando imágenes sensacionales. Yo creo que si verdaderamente lo amas, es algo que se puede sentir en tus imágenes y en tu estilo.

Como gente de todo el mundo se ha juntado en la última década para vincular sus experiencias analógicas de la vida real a Lomography.com y otras tiendas online, está surgiendo cierto proteccionismo. No es difícil sentirse posesivo, dueño y señor de ese estilo de vida que recientemente ha florecido tímidamente en un mundo Reflex-Digital. Y ahora con la creciente popularidad de lo analógico es como ser la novia de toda la vida de un muchacho al que se le acercan toneladas de chicas para ligar, cada vez que salen a la puerta de la calle.

Todos tendréis vuestras propias respuestas acerca de la burbuja analógica llevada a las masas. La mía es no parar de disparar y jugar con cámaras de juguete – y haré lo posible por no ser una de esas novias posesivas.

¿Cómo te sientes sobre la creciente popularidad de la fotografía analógica? ¡Comparte tus pensamientos conmigo!

Pamela Klaffke es periodista, novelista y fotógrafa. Su columna aparece semanalmente en la sección Analogue Lifestyle de Lomography Internacional.

written by pamelaklaffke on 2011-03-07 #lifestyle #debate #holga-cfn #lomografia #analogico #pamela-klaffke #agfa-rsx-ii-200 #masas
translated by toyam

5 Comments

  1. susielomovitz
    susielomovitz ·

    Hey! Gracias @toyam por traducir esto! Gran post @pamelaklaffke !!! Estoy de acuerdo, de cierto modo está bien la expansión y por otro no, pero realmente a mi no me importa. De hecho, al final creo que es mejor que esto se más grande. Quiero decir, sólo aquellos que "lo sienten" se quedarán en lo analógico, así que si hay más gete "sintiéndolo" es mejor porque veremos más "miradas" y maneras de disparar en analógico, así que aprenderemos más y estaremos más inspirados. Yo sigo disparando y jugando con mis cámaras, como tú; creo que es lo mejor que podemos hacer. Muchas personas tienen lápices, ¡todos tenemos lápices!, pero no todo el mundo puede dibujar retratos impresionantes, o escribir cosas poéticas. La lomografía no es llevar una cámara de plástico colgada del cuello, la lomografía es estar disparando y disparando y jugando, y "experimentando" la fotografía analógica.

  2. jandra
    jandra ·

    joder! no sé que me gusta más, si el artículo o la respuesta de @susielomovitz.....
    esto SÍ vale la pena de traducir y además está muy bien hecho.
    Yo pienso que a los que nos gusta por algo más que por ser una moda lo seguiremos haciendo y el que venga para hacerse el moderno lo único que nos aporta son cámaras "sin uso" a módicos precios en e-bay, pero no estoy del todo de acuerdo en que cuantos más mejor...no sé, no acabo de verlo claro...

  3. basho
    basho ·

    Además estas modas tienen un valor práctico para los que son "old school": cuantos más seamos pidiendo película en las tiendas, antes se darán cuenta los fabricantes de que hay negocio y así aseguraremos un poco el futuro de la película...

  4. lola_juanlu
    lola_juanlu ·

    Muy buena la opinión de Susie. La verdad es que mientras más seamos mejor, porque como también dice basho se asegura el futuro de las película. Pero también bajo nuestro punto de vista, es humano reconocer que se pierde cierta diferenciación y exclusividad que ahora tiene la lomografía, pero lo importante al final es la creatividad y las buenas ideas de cada un@.

  5. toyam
    toyam ·

    @susielomovitz gracias! Estoy contigo, se trata de lo cómo lo sientes.
    @basho ojalá aseguremos el futuro de la película y los revelados..., que a mí ganas me dan a veces de montar un laboratorio en el cuarto de baño...
    @jandra y @lola_juanlu Yo llegué muy tarde a esto de la lomografía -hace sólo un año...- no sé si cuántos más mejor, pero de alguna manera si no hubiera sido accesible me lo habría perdido...

More Interesting Articles