Capítulo 29: Problemas con el Mercado Negro

Este extracto se ha tomado de “El Gran Libro de la LC-A”. Pronto, más capítulos…

La Lomo Embajada de San Petersburgo se abrió en 2000 y alrededor de 2001, sólo un año después, el mercado negro de cámaras LOMO LC-A había crecido significativamente. Era lógico que como la LOMO LC-A estaba siendo más y más popular también se volvía cada vez más difícil conseguir una cámara de segunda mano en el mercado ruso y con la introducción de la Lomo Embajada en San Petersburgo (y la consecuente distribución exclusiva de la cámara por la Sociedad Lomográfica) ninguna cámara más se estaba vendiendo en Rusia a precio de saldo. Aparecieron anuncios en varios periódicos y en sitios de internet, anunciando nuevas LOMO LC-As a bajos precios. La pregunta era: ¿de dónde estaba esa gente obteniendo cámaras nuevas, en el mercado negro ruso? ¿Cómo era posible, si la Sociedad Lomográfica no era solo la única vendedora de la cámara sino también su distribuidora mundial exclusiva? Debían tomarse medidas porque el intercambio ilegal de cámaras estaba, naturalmente, dañando el mercado legítimo y ciertamente no estaba autorizado por el jefe LOMO PLC y, lógicamente tampoco por los mismos Lomógrafos.
Se planearon contramedidas y una vez más la idea salvadora vino de la Lomo Embajada de San Petersburgo. La Lomo Embajada puso anuncios anónimos en los periódicos donde decían: Se buscan LOMO LCAs. De esta manera intentaban averiguar quienes eran los principales sospechosos. Los artistas del timo sí que se pusieron en contacto– naturalmente no eran tontos y pusieron el pedido de las cámars anónimo– y pronto la Lomo Embasjadora Steffi tuvo las primeras LOMO LC-As procedentes del mercado negro en sus manos!

Tras un examen más detallado del embalaje y la tecnología de la cámara resultó que se trataba de cámaras de segunda mano, que en su mayor parte ni siquiera funcionaban correctamente. Los distribuidores simplemente comerciaban con los componentes individuales de la cámara y “maquillaban” su aspecto exterior y ponían las LOMO LC-As defectuosas en el aparente embalaje original de LOMO PLC. La cámara entera se vendía entonces a un precio considerablemente menor que las nuevas y originales LOMO LC-As, y a pesar de las advertencias explícitas de la Lomo Embajada y de la Sociedad Lomográfica desafortunadamente encontraban compradores.

Gracias a la meticulosa investigación llevada a cabo por la Lomo Embajada se hizo patente que tenía que existir una conexión directa entre la linea de producción de la LOMO LC-A en LOMO PLC y los distribuidores del mercado negro. En ningún otro sitio podían encontrarse los componentes individuales, particularmente la cubierta de la cámara. Así, utilizando el servicio de seguridad interno de LOMO PLC para asesorar y llevar a cabo las investigaciones, unos meses después se descubrió que un trabajador de la fabricación de la LOMO LC-A había estado frecuentemente haciendo contrabando de componentes específicos de la LOMO LC-A desde la fábrica y ganando una considerable suma a cambio, mientras las vendía a los tiburones del mercado negro. En consecuencia, el culpable fue inmediatamente despedido sin preaviso y el mercado negro ruso de las supuesta “nuevas” LOMO LC-A tuvo un final brusco, puesto que la conexión con la fuente de componentes individuales había sido cortada. Después de este incidente, el número de serie de cada cámara recién fabricada se documentó estrictamente y así cada una podía estar registrada y con ello impedir que otros de la fábrica hicieran contrabando de los componentes. Una historia divertida ocurrió pocas semanas después de que el episodio del contrabando saliera a la luz, alguien anónimo llamó a la Embajada Lomográfica de San Petersburgo y preguntó si allí vendían esos componente individuales del mercado negro. La respuesta, por supuesto fue un rotundo “Njet”.

Visita el micrositio del libro

written by ungrumpy on 2011-02-16 #lc-a #library #lomografia #historia #extracto
translated by lady_diana

More Interesting Articles