Capítulo 23: Queremos Más LOMO LC-As. La reunión con Vladimir Putin

Este extracto se ha tomado de “El Gran Libro de la LC-A”. Pronto, más capítulos…

*VLADIMIR VLADIMIROVICH PUTIN: EL PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN RUSA *
Nacido en San Petersburgo, Vladimir Putin conoció a los Lomógrafos por primera vez en Marzo de 1996 cuando era vice-alcalde de San Petersburgo. Como la producción de la LOMO LC-A estaba una vez más en peligro los estudiantes austriacos tomaron medidas excepcionales y consiguieron organizar una reunión con el alcalde de la ciudad rusa. Cuando llegó el momento de la reunión, desafortunadamente, el Alcalde estaba ocupado con otros asuntos y los Lomógrafos se sentaron en frente de Mr Putin, que les explicó la situación. Putin, que por supuesto conocía la LOMO LC-A, encontró la Sociedad Lomográfica digna de ser oída y rápidamente decidió que “la producción de la cámara debía continuar”. Unas pocas reuniones con Klemanov, el hombre al cargo, aseguraron la continuidad en la producción de la LOMO LC-A y todo estuvo resuelto para que la aventura lomográfica continuara. Vladimir Putin está casado, tiene dos hijas y ocupa una posición de importancia en el mayor país del mundo. Nunca deja su casa sin su LOMO LC-A – como una vez confesó a un periodista austriaco – y se sabe casi de memoria las 10 reglas de oro.

*CÓMO EL DIRECTOR GENERAL DE LOMO PLC ILYA KLEBANOV LLEGÓ A SER VICEPRIMER MINISTRO DE RUSIA *
Los Lomógrafos estaban bastante sorprendidos cuando en el año 2000 Lazar Zalmanov les enseñó este artículo de periódico y dijo: “Mirad lo que el Viceprimer Ministro de Rusia tiene que decir sobre la Lomografía” El artículo, publicado en el Moscow News en Marzo de 2000 incluía una entrevista con el Viceprimer Ministro Ilya Klebanov: Creo que aquellos que te consideran un jugador del equipo de Putin en San Petersburgo tienen razones para ello. ¿Cuál es la historia de tu relación con él? Fue a finales de 1992 Ese año fui nombrado Director General de LOMO PLC. En ese momento se estableció una nueva línea de ventas de la cámara LOMO LC-A. Tres recién licenciados de la Universidad de Viena habían fundado la “Sociedad Lomográfica”. Habían creado algo similar a una nueva rama del arte: la Lomografía. La idea es: coges fotografías de pequeño formato con una cámara pequeña, sencilla y barata y las pegas en un mural casi sin orden. Obtienes una imagen instantánea de una parte de la vida. Han hecho exposiciones en Paris, Tokio, Nueva York, Moscú, San Petersburgo, Viena, Berlín y más. Decidieron ser los vendedores exclusivos de nuestra cámara. Hicieron una solicitud. Pero el problema era el precio: pedían un increíble bajo precio, menor que el precio de coste. Nosotros lo rechazamos. Pero inesperadamente dos miembros del parlamento austriaco resultaron ser fans de la Lomografía. Tuvieron una reunión con Putin, que era el jefe del Comité de Asuntos Exteriores y me atosigaron durante esa visita. Entonces conocí a Putin en una conferencia. Me preguntó: “¿porqué no ayudamos a los chicos? Sería beneficioso para ambos: la ciudad y la fábrica”. Contesté: “Vladimir, si pudiera lo haría, pero…” Al final encontramos una solución. Esa fue nuestro primer encuentro. Luego me encontré con Putin bastantes veces, ocupaba diferentes puestos en Moscú. Le llamé cuando necesitaba su ayuda en asuntos de la empresa y me citó alguna vez para una reunión, normalmente el mismo día. Así continuó hasta el momento en que Sergey Stepashin me invitó aquí. Y entonces empecé a trabajar en el equipo de Putin.

Una reunion de emergencia se organizó en Viena en el piso de estudiantes con provisiones de vodka ruso y speck (jamón especiado) tirolés. “El jurado todavía está deliberando” dijeron a coro los Lomógrafos y decidieron superar todas las barreras; igual que al principio, estaban determinados a no dejar que este problema les detuviera! Junto a Monika Langthaler (que en ese momento era una de las personas más importantes y poderosas en la política austriaca y había trabajado estrechamente con los Lomógrafos en las grandes exposiciones de Moscú y Nueva York) y Gerald Matt (Director de los Museos Kunsthalle Wien y viejo amigo y seguidor de la Lomografía) los Lomógrafos idearon el siguiente plan: “Contactaremos con Anatoly Sobtschak, el alcalde de St Petersburg, y le convenceremos de la importancia de la fabricación de la LOMO LC-A. Entonces él convencerá al Director General of LOMO PLC de continuar con la fabricación de la cámara y quizás incluso subvencionarla. Es la única manera en la que podemos salvar la LOMO LC-A!”

Dicho y hecho; con la ayuda del Cónsul Austriaco en St Petersburg, Dr. Westfält, fue posible organizar una reunión con el alcalde en Marzo de 1996. En la víspera de la reunión en San Petersburgo, la Delegación Vienesa (compuesta de Monika Langthaler, Gerald Matt y los Lomógrafos) fueron convocados a un banquete de estado en el consulado austriaco. Tras una corta recepción con champán y aperitivos las puertas del Banquete de Estado se abrieron por fin. Los invitados difícilmente creían lo que veían delante de ellos. Una mesa enorme llena de vodka, caviar, salmón y pepinillos, vino y licores, carne de reno, manjares de patata… Los Lomógrafos estaban preparados para usar todos los trucos de libro para la importante reunión al día siguiente! Obviamente te imaginarás que el humor en el abarrotado salón de banquetes pronto alcanzó su punto álgido y se divirtieron hasta altas horas de la mañana. Hasta el día de hoy ninguno de los participantes son capaces de dar cuenta detallada de esa noche!

La siguiente mañana la limusina del consul, abanderada con la Austrian Imperial Regalia, condujo hasta las puertas de LOMO PLC para dejar al grupo de los vieneses para su cita con el alcalde de San Petersburgo y el Director General Klebanov. Después continuó directamente al ayuntamiento. Tan pronto como el grupo (comprendiendo Director General Klebanov, su asistente, el Consul Dr. Westfält, Langthaler, Matt y los Lomógrafos) llegó sufrieron una gran decepción: el Alcalde Sobtschak no estaba disponible. Sólo su segundo, y ministro de relaciones exteriores tenía tiempo para discutir el asunto lomográfico. El afable, de alguna manera cínico y germanoparlante hombre se llamaba Vladimir Putin.

La discusión con el posible Presidente de una potencia mundial fue cordial. Putin estuvo muy interesado en la Lomografía y después de aproximadamente una hora, cuando la reunión llegó a su fin, cada parte estableció que la producción de la LOMO LC-A debía mantenerse. La interrupción en la fabricación de la cámara no beneficiaría a la ciudad de San Petersburgo ni contribuiría a su reputación mundial. Tras aquella prometedora reunión, algún tiempo después se celebró otra reunión con el peso pesado político Putin y el Director General de LOMO PLC Klebanov. Ambos estuvieron de acuerdo en el futuro de la LOMO LC-A, que los recálculos relativos a la producción de la cámara debían llevarse a cabo y que llegarían a un compromiso con los Lomógrafos vieneses. Sin embargo, la LOMO LC-A parece que no fue el único punto de discusión. Unos años después, el futuro Presidente de Rusia Putin se citó con Ilya Iosifovich Klebanov en su despacho y le hizo Viceprimer Ministro de Rusia. ¡Así que la reunión promovida por los Lomógrafos (quienes simplemente no querían rendirse) entre ambos futuros compañeros se dice que fue su primer contacto!

Años después, Putin contó a un periodista austriaco que él llevaba consigo una LOMO LC-A a diario y que aún seguía muy interesado en la Lomografía. Es importante tener presente que en general no es fácil encontrar gente en el mundo que quiera apoyar campañas como la de los Lomógrafos “Salvar la LOMO LC-A”. Sin embargo, en Rusia es lo contrario, incluso en épocas de crisis política o económica. A pesar de circunstancias económicas difíciles, el interés y diversión por la cultura y las ideas extrañas estaba y está intacta – ¡y por eso es precisamente por lo que los Lomógrafos aman Rusia y a los Rusos!

Apartándonos brevemente de la reunión con Putin: Justo después de la misma la delegación viajera vienesa y el equipo de San Petersburgo se separaron y cada uno tomó caminos separados (al trabajo, a comprar y disfrutar de la cultura…). Los Vieneses habían acordado encontrarse a las 6pm en el café “Vienna” (dónde si no) en el Hotel Nevskji, Nevskji Prospekt, que presumía de gran variedad de pasteles y postres sensacionales. Como de costumbre, los Lomógrafos mayores llegaron tarde, incluso el Director General de los Museos Gerald llegó un poco tarde y extrañamente para la siempre puntual política, Monika, ella tampoco llegó al café a tiempo. Todos se encontraron al mismo tiempo en la puerta de Café “Vienna”, aproximadamente con 20 minutos de retraso. El café estaba cerrado y claramente había mucha policía en los alrededores. “Problemas Técnicos” era la razón que daba el café por estar cerrado. Sin embargo, cuando tres largas cajas grises se sacaron del café algo después, se hizo claro que no se trataba tan sólo de problemas técnicos. De regreso en Viena los Lomógrafos leyeron en el periódico que exactamente a las 6 de la tarde había tenido lugar un tiroteo de la Mafia en ese mismo café, en el que dos grandes mafiosos de San Petersburgo y un hombre de negocios británico fueron asesinados. El hombre de negocios tuvo muy mala suerte, era sordomudo y no pudo esconderse. A la vista de estos hechos y su fortuita escapada de la muerte gracias a la forma de ser de los vieneses sólo se puede decir: “¡Larga vida a los cafés tradicionales vieneses y la costumbre austriaca de llegar tarde!”

Visita el micrositio del libro

written by ungrumpy on 2011-02-07 #lc-a #library #biblioteca #lomografia #historia #extracto
translated by lady_diana

More Interesting Articles