Capítulo 10: Problemas de Producción

Un defecto trivial durante la fabricación del primer lote de LOMO LC-As en 1984 causó problemas en la producción. Tras un trabajo intenso, las varias imperfecciones que se habían encontrado en las primeras LOMO LC-As fueron finalmente corregidas y la, querida por todos, cámara LOMO es al final capaz de tomar las lomografías por las que ha llegado a ser tan conocida.

Antes de que la producción de las primeras series de la LOMO LC-A en 1984 se pusiera en marcha, tuvo que ser precedida por una segunda tanda de los mencionados prototipos (aproximadamente 50 modelos de prueba en 1983). Curiosamente, la razón principal de esta abundancia no fueron las graves dificultades provocadas por la nueva electrónica sino más bien un defecto trivial: el revestimiento del obturador. Al presionar el disparador el obturador se abre por una fracción de segundo y la luz pasa a la película. Sin embargo, en este caso, las finas hojas de metal que se superponen se atascaban, especialmente en entornos húmedos. Este problema ya se detectó en el primer prototipo de la LOMO LC-A, con lo cual aproximadamente tres años después los componentes del revestimiento óptimos se investigaron y al final una superficie adecuada se pudo desarrollar.

Parte del mecanismo de disparo era ensamblado en una fábrica militar de relojes en Penza, 600 kilómetros al sudeste de Moscow. En ese momento la fabrica ensamblaba 7 millones de relojes para mujer al año (una orden, como con LOMO PLC que había sido encargada por un amable ministro del gobierno) y por tanto tenía mucha experiencia en fabricar pequeñas piezas finamente detalladas. Se hizo cargo del ensamblaje del disparador para la LOMO LC-A y la Smena 35.

El segundo problema inicial de la LOMO LC-A era el viñeteado, concretamente, las pronunciadas “sombras” en cada una de las esquinas y en los bordes de las fotografías, que la cámara estaba generando. La LOMO LC-A es tan pequeña que sólo hay un reducido espacio entre la lente y la película así que la imagen que se proyecta a través de la pequeña lente a la película es muy grande y en consecuencia sólo una parte de lo proyectado en realidad alcanza la película. De ahí el peculiar viñeteado que es característico de las fotos lomo clásicas. Las fotos que conoces de la LOMO LC-A son el resultado final de un trabajo intensivo llevado a cabo sobre esta función. Al principio el viñeteado era tan pronunciado que la mayor parte de las fotos estaba recortada. Este defecto incluso está recogido en los contratos oficiales de LOMO PLC. Poco a poco sin embargo, la lente fue mejorada (recuerda los últimos cállculos hechos por Lev Sakin en 1984) y se emprendieron otras modificaciones, y así al final el infame viñeteado fue aceptado de manera satisfactoria para los Lomógrafos.

Visita el micrositio del libro

written by ungrumpy on 2011-01-19 #lc-a #library #biblioteca #lomobooks #lomo-lc-a-big-book #extracto
translated by lady_diana

Thanks, Danke, Gracias

Thanks

We couldn’t have done it without you — thanks to the 2000+ Kickstarter backers who helped support this analogue dream machine the Diana Instant Square is now a reality. Watch out world, this Mighty Memory Maker is coming your way! Did you miss out on the Kickstarter Campaign? Fear not, pre-sale is now on and we have a Diana Instant Square waiting just for you! Pre-order now to pick up your own delightful Diana Instant Square and free Light Painter just in time to snap away those Christmas Carols.

More Interesting Articles