Virxilio Vieitez en el MARCO de Vigo

8

El Museo de Arte Contemporáneo de Vigo (MARCO, calle Príncipe 54) alberga una exposición temporal sobre la obra del fotógrafo gallego Virxilio Vieitez. El fotógrafo, fallecido en 2008, guardaba gran cantidad de material que la familia acaba de poner a disposición de investigadores e instituciones para su exposición pública, con lo que gracias a esta exposición es posible contemplar no sólo la obra clásica ya conocida del de Soutelo, sino gran cantidad de obras inéditas, en color y vintage. La selección de obras se encargó a la comisaria italiana Enrica Viganò.

La exposición cuenta con un total de 293 fotografías, 261 en blanco y negro y 32 en color, de las que más de la mitad son inéditos. La muestra se completa con 157 vintage exhibidos en vitrinas, la proyección del documental “Virgilio Vieitez, más allá del oficio” (dirigido por José Luis López Linares, 2005) y una sala biográfica. Además, MARCO Vigo y la Fundación Telefónica han editado un catálogo que analiza varios aspectos de la obra de Vieitez.

La exposición se podrá ver en la sede del MARCO hasta el próximo 24 de abril. Posteriormente, se montará en la sede de la Fundación Telefónica en Madrid y viajará por diversas ciudades españolas.

La historia de Virxilio Vieitez es una de las más extraordinarias de la fotografía española. Vieitez nació en Soutelo de Montes, provincia de Pontevedra, en 1930 y desempeñó diversos oficios en distintos lugares hasta recalar en la Costa Brava, en donde el fotógrafo Julio Pallí le enseñó a manejar la cámara y a trabajar en el laboratorio. Empieza entonces a entrenarse en el arte del retrato, fotografiando a los turistas. A finales de los años 50, su madre cae seriamente enferma y Virxilio se ve obligado a volver a su pueblo natal, en donde establece un estudio con el que se ganará la vida haciendo fotos carnet y reportajes de boda. Sus primeros retratos los hace con una Kodak de formato 6×9, que pronto cambiará por una Retina y luego por una Rollei.

En su obituario para el diario El Mundo, Antonio Lucas definió el estilo de Vieitez como poseedor de “una extraña estética donde el ser humano lo ocupa todo. La figura sin adornos, la sencillez sin aderezos, el presagio de esa humildad que limita con la nada, con lo anónimo y con la nada (…) Virxilio Vieitez sólo aspiró a ser un buen profesional en su pueblo. Poseía una mirada lúcida, diferenciada. La suya no era la revelación del instante decisivo a la manera de Cartier-Bresson, sino algo mucho más físico, ese momento preciso en el que uno dispara la cámara movido más por una sensación que por una intuición, más por el espasmo de un calambre que por la invocación de un azar”.

La obra de Vieitez conoció escarceos puntuales con el color, pero su fuerte fue siempre el blanco y negro. Durante casi 40 años, trabajó sin descanso, desplazándose a todas partes en un SEAT 1500 que compró para llevar a las novias que fotografiaba a la iglesia, o en una moto Guzzi con la que recorría los pueblos buscando sujetos a los que fotografiar. En los años 80 decidió retirarse y dejar el estudio a su hija Keta. Metió su impresionante colección de negativos en cajas de latón y disfrutar de un retiro tan discreto como había sido su vida anterior. Sin embargo, su hija sabe apreciar el arte en las aparentemente humildes fotografías de su padre y comienza a luchar por procurarle el reconocimiento a su obra. Llegaron así los reconocimientos, las exposiciones, las publicaciones, incluido el tomo casi póstumo de la colección Photobolsillo de La Fábrica.

Enlace a la página del MARCO dedicada a la exposición:
http://www.marcovigo.com/es/content/virxilio-vieitez

written by basho on 2011-01-14 #lifestyle #museo #galicia #exposicion #fotografia #virxilio-vieitez

8 Comments

  1. jaalvarez
    jaalvarez ·

    ¡¡Os la recomiendo a todos!!
    Sus retratos, tiene un halo de misterio que no se me ocurre otra forma de definirlo que: INQUIETANTE.
    Por otro lado, las fotografías en color, destacan por sus colores estridentes ...
    Parecen recuerdos de otros lugares, o de otras culturas ...
    ¡¡Menudo trabajito, @basho!
    ¡Felicidades por el artículo!
    Por supuesto, animaos todos los que podáis a disfrutar de estos recuerdos ...

  2. soleado
    soleado ·

    ¡Genial! Si me paso por Vigo fijo que me acerco :-)

  3. aboe
    aboe ·

    ¡Muchas gracias por compartir toda esta información! Cuando llegue a Madrid seguro que voy a verla. Yo también tenía un 1500...

  4. blancarleal
    blancarleal ·

    Yo iré, seguro!!! muchas gracias por este artículo tan bueno. Me das más ganas de ir a verlo de las que ya tenía... Graciñas!!!!

  5. beni
    beni ·

    documento de una época, muy bien hecho

  6. basho
    basho ·

    A mi lo que me impresiona de este tipo de fotógrafos es la modestia de sus planteamientos. El caso de Vieitez es similar al de "Vivian Maier":www.lomography.com/magazine/news/2011/01/12/el-genio-de-viv… , aunque ella hiciera por afición (o por la necesidad imperiosa de expresarse) lo que él hacía para ganarse las habichuelas. Se trata de gente humilde dotada de un talento extraordinario a la que el mundo ha estado a punto de pasar de largo. Afortunadamente, no ha sido así y todos hemos ganado algo por ello.

  7. jaalvarez
    jaalvarez ·

    Estoy de acuerdo con el comentario de @basho. Aquí en Galicia (por nombrar a algunos: Álvarez Llanos, Ksado, ...) no dejaron de ser "simples" fotógrafos, con su estudio, que lo que hacían en su mayoría, era retratar a la gente, bien solos en su estudio, bien en un estadio de futbol. Fueron dejando un registro gráfico de cómo era la vida sencilla y normal ... ¡¡una maravilla!!

  8. makny
    makny ·

    Intentaré ir a Vigo antes del Abril, pero si no lo logro seguro voy a verla al Telefonica en Madrid... Me encanto el artículo y como nos presentas a Vieitez

More Interesting Articles