Recordando a Big Star

2

El reciente fallecimiento de Alex Chilton (1958-2010) me ha dado el empujón definitivo para homenajear a una de mis bandas favoritas de todos los tiempos: BIG STAR.

Sólo pudieron publicar dos discos (y un tercero que nunca se terminó y que salió años más tarde en forma de algo parecido a un recopilatorio), pero ¡qué discos! Ni R.E.M. ni Teenage Funclub serían lo mismo sin ellos. La legión de imitadores que les salió después puede hacer pensar que suenan como algo ya conocido, sin embargo, hay que tener en cuenta que ellos llegaron antes.

Big Star se formó en Memphis, Tennessee, cuando Alex Chilton decidió volver a su casa tras su notable paso como cantante adolescente por una de las mejores bandas de blue-eyed soul: The Box Tops (autores del gran éxito The Letter y de la memorable Sould Deep). Chilton se une entonces a una banda llamada Icewater, compuesta por Chris Bell (guitarra y cantante), Andy Hummel (bajista) y Jody Stephens (batería). Con la llegada de Chilton, el grupo decide cambiarse el nombre por el de Big Star, que toman prestado de una cadena local de supermercados.

El nuevo combo se pone las pilas con Chilton y Bell como compositores y pronto tienen listo su primer disco, titulado simplemente “#1 Record”

Es un buen disco, con una balada antológica (Thirteen) y una producción un tanto desordenada, que les valió excelentes críticas, pero que tuvo pocas ventas y sonó poco en la radio por culpa de la desastrosa distribución del sello con el que habían firmado, Ardent, que había sido adquirido por una Stax que empezaba su decadencia.

Diferencias de criterio entre Bell y Chilton llevan al primero a abandonar el grupo e iniciar una carrera en solitario que fue muy breve debido a su prematura muerte, pero que dejó el estimable LP “I am Cosmos”.

Big Star no se desanima y se ponen a trabajar en “Radio City”, su segundo disco y una maravilla absoluta e incontestable. Es difícil escoger, pero la cantidad de versiones que se han hecho de “September gurls” o “Back of My Car” las convierten en los destaques más evidentes entre las canciones de este álbum. Personalmente, me quedo con la encantadora “I’m in love with a girl”, aunque no creo que el disco tenga un sólo bajón entre sus 12 canciones. La producción es más compacta que en #1 Record, la selección de temas es de una calidad altísima (siguen brillando las melodías de influencia inglesa y las letras melancólicas y sofisticadas) y el disco va a dejar huella en generaciones posteriores de grupos como R.E.M., Teenage Fanclub, Posies, The Replacements, The Bangles o los dB’s.

Nuevos problemas con la discográfica, debidos a la pésima distribución de sus discos, hacen que Chilton se sienta maltratado y ello se refleja en las grabaciones de un tercer disco que no verá la luz. La banda se deshace, el disco queda guardado a medio hacer y Chilton se lanza a una carrera en solitario marcada por su inconformismo, su rebeldía y su gusto por ir contracorriente (¿empezáis ya a ver por qué relaciono su trabajo con la Lomografía?).

Al cabo de unos años, esas grabaciones son desempolvadas y publicadas con un orden aproximado al que la banda tenía en mente. El álbum se conoce con los dos títulos simultáneos de “Third/Sisters
Lovers”. Según parece, cuando lo estaban grabando, Chilton y Stephens salían con un par de hermanas y de ahí lo de “Sister Lovers”.

No importa cuál era la intención original del grupo o del propio Chilton respecto a este disco. Lo cierto es que es uno de los mejores discos jamás publicados por banda alguna y contiene joyas como “Stroke it, Noel”, “O, Dana”, “Thank You Friends”, “Holocaust” o “Kangaroo” ¡y ya estáis tardando en escucharlo!

Pero la conexión entre Big Star y mi idea de la lomografía no se acaba en ese sentimiento de ir a contracorriente de los tiempos (para la industria musical americana de los 70, especialmente en una zona de tradición Soul y Rock como Memphis, un grupo de chavales que aún trataban de sonar como si fueran británicos eran auténticos bichos raros). ¿Os habéis fijado en las portadas de sus discos? Ninguna de sus fotos estarían fuera de lugar en una lomohome: el neón en forma de estrella de la cadena de supermercados que les dio nombre (aunque un poco manipulado para evitar demandas por plagio), la lámpara del estudio de grabación (¡¡¡de William Egglestone!!!, el revolucionario fotógrafo americano que convirtió los más humildes objetos cotidianos en irresistibles imágenes) con una foto que parece hecha con el filtro rojo del Colorsplash y esa preciosa foto desplegable estilo años 50 de la portada del “Sister Lovers”… ¡Pura Lomografía! En tamaño LP, esas portadas son dignas de ser enmarcadas y colgadas en cualquier pared de nuestras casas.

Si no los conocéis, buscadlos en Spotify o en vuestra tienda de discos. No os arrepentireis. Y si queréis saber un poco más de ellos, aquí tenéis el enlace a su ficha en Allmusic Guide:

http://allmusic.com/artist/big-star-p3676/biography

written by basho on 2010-12-21 #lifestyle #vintage #lo-fi #musica #discos #estilo #big-star #alex-chilton

2 Comments

  1. disdis
    disdis ·

    Some people read idea books
    And some people have pretty looks
    But if your eyes are wide
    And all words aside
    Take care, please, take care

  2. soleado
    soleado ·

    Gran banda, ahora TFC ya no tienen tantas deudas con Big Star, pero por algo titularon a tu tercer Lp "Thirteen"

More Interesting Articles