Reencuentro con la cámara familiar: Voigtländer Vito

6

Hace más o menos un mes conseguí que mi padre decidiera cederme su cámara más preciada, la que ha inmortalizado la vida de toda mi familia a través de los años. Y ahora me toca a mí pasearla por el ancho mundo.

Allá por los años 60, mis padres, como otros muchos españoles habían emigrado a Suiza. El gusanillo por la fotografía, que creo haber heredado yo, ya picaba a mi padre, con lo que se dedicó a buscar una cámara asequible para su economía. Entonces se produjo un flechazo con la Voigtländer Vito que duraría décadas.

A lo largo de los años ha inmortalizado nacimientos, bautizos, primeros pasos de mis hermanos y míos, excursiones…toda una vida, a veces en color y otras en blanco y negro. Es curioso como existen fotos en color de la época de Suiza y con la vuelta a España hubo que volver al blanco y negro ya que por lo visto conseguir un carrete en color en los primeros años 70 era casi imposible (y muy caro).

Ya dejando los datos “históricos” paso un poco a lo técnico: Es una cámara fabricada en Alemania Oriental y para la época bastante avanzada, sobre todo si la comparamos con las escasas posibilidades que existían en la España de entonces.

En esta cámara se pueden ajustar la apertura del diafragma (2.8 – 22)y la distancia al objetivo (1-20m e infinito) para alguien que se está iniciando en este mundillo como yo me está haciendo aprender un montón. A través del visor se ve arriba un punto que cambia de color rojo a verde según las lecturas del fotómetro y el diafragma elegido.

El objetivo (Lanthar 1:2,8/50) va fijo a la cámara y no es intercambiable. El disparador no se encuentra arriba, sino en un lateral del objetivo, cosa que al principio me volvía un poco loca, aún me tengo que desprender del maldito “dedo digital”.

Sirve cualquier carrete de 35 mm de 36 exposiciones, la carga al principio es un poco liosa pero una vez que le coges el truquillo va todo rodado, de momento sólo he probado con carrete de color pero ya tengo uno de blanco y negro listo para disparar. Se le puede ajustar casi cualquier flash, aunque el que tengo yo es de los de cargar a la corriente y el pobre está un poco cansado ya, pero tiene su encanto.
Comparando con otras es un poco pesada (unos 500 gr) pero como viene con su funda de cuero te la puedes colgar y resulta más cómoda de manejar ya que ni siquiera la tienes que “desenfundar” del todo para disparar.

Ahora ya sólo me queda darle una larga vida llena de momentos inmortalizados por su objetivo y así continuar la trayectoria de una gran cámara.

written by sonya1980 on 2010-08-20 #gear #35mm #review #voigtlander #camara #user-review #voigtlander-vito

6 Comments

  1. mochilis
    mochilis ·

    Qué cámara tan bonita!! Dan ganas de ponerse a desentrañar todos sus misterios :)
    Hace poco encontré una Yashica de mi tío del año catapúm y creo que la voy a devolver a la vida...

  2. pingus
    pingus ·

    Ala!!yo tengo esa camara rambien de mi padre o un modelo muy parecido!!!y mochilis,tb he encontrado una Yasika n casa antigua de mi padre...seguramente las saque aora al volver de vacaciones,que ya llevan demasiados años guardadas!!!:)

  3. jaalvarez
    jaalvarez ·

    Estas historias están llenas de anécdotas, y son muy entrañables.
    En mi casa, pasó algo parecido, pero fue mi abuelo el que se la regaló a mi madre después de un vieja a Canarias ... Toda nuestra infancia (1968 - 1985) se plasmó con la Konica F de mi madre (que no se enteren mis hermanos, pero yo sé quien la tiene ...)
    ¡¡Chsss! ¡es un secreto!

  4. mochilis
    mochilis ·

    Uff, yo por fin conseguí bajarme un manual de instrucciones decente y este finde vuelvo al ataque con la Yashica... por que no sé ni abrirla para cargarle el carrete!!! Y lo mismo, creo que mi tío tampoco sabe que tengo su cámara, que no se enteren mis primos!! ;)

  5. sonya1980
    sonya1980 ·

    muchas gracias a todos!!! este finde pasado precisamente me he hecho con un nuevo flash para poder sacarle más partido!

  6. damaris
    damaris ·

    Rebuscando en los artículos antiguos acabo de encontrar esto... Me he conseguido en ebay por un precio irrisorio esta camarita... y cada vez estoy más ansiosa por manejarla. Es un amor platónico ya el mío con esta cámara :)

More Interesting Articles