Sevilla Monocromática: Raquel Blanco Pone a Prueba la Potsdam Kino

Raquel Blanco es una fotógrafa de Santiago de Compostela con un estilo muy especial tanto en retratos como fotografía de natureleza. Le pedimos que probara nuestra película monocromática Potsdam Kino 400 y ella se la llevó en un viaje a Sevilla. Estos son los resultados y su experiencia con la película.

©Raquel Blanco con la Potsdam Kino 400. Todos los derechos reservados.

¡Hola Raquel! ¡Bienvenida a la revista de Lomography! Por favor, preséntate a nuestra comunidad de lectores.

Me llamo Raquel Blanco. Nací en El Bierzo pero actualmente vivo en Santiago de Compostela donde estudio la carrera de Periodismo. El mundo del arte me atrajo desde bien pequeña. Por el camino encontré la ilustración y la escritura. La fotografía llegó a mi vida hace relativamente poco. Disparo tanto en analógico como en digital. Normalmente, suelo trabajar en digital cuando se trata de retratos. El analógico lo reservo para la fotografía de calle y de naturaleza. Lo que me define fotográficamente hablando es la experimentación y la espontaneidad a la hora de crear. Me encanta llegar a un lugar y utilizar el propio entorno para verlo todo desde una perspectiva completamente distinta.

¿Cómo definirías tu estilo fotográfico? ¿Qué te inspira a la hora de hacer fotografías?

Definir mi estilo fotográfico es un tanto complicado; debido a que soy bastante curiosa y hago fotografías de todo lo que me llama la atención. Siempre he ido evolucionando, encontrando nuevas formas. De hecho, últimamente, lo he estado pensando bastante y me he dado cuenta que no encajo en ningún estilo fotográfico como tal. A mi modo de ver, esto no es malo en absoluto. De todas formas, mis favoritos los tengo bastante claros: el retrato y la fotografía de calle.

En cuanto a la inspiración, me vale cualquier cosa. Desde una película hasta una canción pasando por un buen libro. Es cierto que últimamente me inspira mucho para crear los documentales sobre la vida o la obra de determinado fotógrafo o fotógrafa. El último que vi se basaba en la obra de Annie Leibovitz.

©Raquel Blanco con la Potsdam Kino 400. Todos los derechos reservados.

Cuéntanos un poco sobre las fotografías que hiciste con la película Potsdam Kino 400.

Tras unas cuántas dudas sobre dónde y cuándo utilizarla, decidí llevarme esta película a una escapada de fin de semana que hice a Sevilla. Era la primera vez que viajaba al sur de España y ya suponía que la experiencia me inspiraría para disparar. Una vez allí, me di cuenta que había dos Sevillas que quería retratar. Una tranquila, que te permite esconderte del mundo durante un rato, y perderte y olvidarte. Otra más caótica y de multitudes, de movimiento y de fugacidad. Sevilla es especialmente ruidosa y, precisamente en ese ruido, hay muchísima vida. Así quise plasmarla con este proyecto al que he llamado "Sevilla viva".

En cuanto al equipo, utilicé mi Canon EOS 50, una cámara a la que le tengo especial cariño por ser mi primera cámara analógica, y un objetivo 35mm 1.8. Además, para reflejar esta idea de caos y movimiento, me serví de los filtros multimagen de Cokin.

¿Cómo ha sido tu experiencia probando la Potsdam Kino? ¿En qué situaciones crees que la película responde mejor?

La película Potsdam Kino ha sido todo un descubrimiento. Me gustó especialmente su look clásico y su grano marcado. En general, respondió muy bien en todas las situaciones; aunque tiende un poco a la sobreexposición, lo que en mi caso hace que me guste más. Me quedé muy sorprendida al ver cómo se comportó la película al disparar una triple exposición en Las Setas de Sevilla. En su momento, tuve ciertos reparos sobre el resultado pero no me puede gustar más. Sin duda, es una película todoterreno.

¿Cómo fue el revelado?

Revelé yo misma el carrete en mi laboratorio. Usé Rodinal a una disolución de 1+50 durante nueve minutos y medio.

©Raquel Blanco con la Potsdam Kino 400. Todos los derechos reservados.

¿Qué proyectos se vienen en los que podamos disfrutar de tus fotos?

Algo a lo que le intento dar mucha fuerza e importancia, es la mirada de la persona retratada. Siempre tuve una fijación con las miradas y los ojos fuera de lo normal. Por eso, he estado dándole vueltas a hacer un proyecto sobre la heterocromia, una anomalía de los ojos que provoca que los iris presenten colores diferentes.


Muchas gracias a Raquel Blanco por compartir esta galería con nosotros. Síguela en Instagram para conocer más de su trabajo.

written by tatianapons on 2020-02-27

More Interesting Articles