Fotografía Bajo Tierra — una Entrevista Con Simon Riddell y David Allen

3

Sí, estas leyendo bien — bajo la tierra. ¡Dios los cría y ellos se juntan! Los fotógrafos Simon Riddell y David Allen tienen mucho en común además de su amor por la fotografía analógica. Al parecer, todo lo técnico y desafiante llama su atención. Hemos tenido la suerte de poder hablar con ese dúo aventurero sobre su trabajo y este nuevo proyecto llamado One Shot: Inchindown. Es un documental lleno de historia, fotografía analógica y un toque de locura.

© Simon Riddell y David Allen

¡Hola David y Simon! Bienvenidos a la revista de Lomography. ¿En qué consiste vuestro trabajo y qué os ha motivado para iniciar este proyecto?

David: ¡Hola! Además de ser un fotógrafo analógico, trabajo como diseñador gráfico freelance, desarrollador web, y editor de vídeo. Simon, que ya sabía de mi experiencia con el vídeo, me escribió una noche, borracho, y me dijo que estaba pensando en que deberíamos hacer un documental.

Simon: A ver, esa noche no estaba borracho. ¡Más bien hasta las trancas de tóxicos e inspiradores medicamentos para el resfriado!

David: Da igual, el caso es que Simon me llamó un poco achispadillo diciendo que él sabía que yo podría hacer todo el trabajo duro de editar un documental.

Simon: Ugh, ¡Siempre igual! Te estaba haciendo cumplidos sobre tu trabajo como editor de vídeos y tal. Erm, sí. Bueno, sobre mí, he tenido muchos trabajos en mi vida, incluyendo el de bombero y trabajo vertical. Ahora, básicamente trabajo como asesor de riesgos con fuego y como fotógrafo.

David: Simon y yo compartimos el amor por las aventuras, en un principio nos hicimos amigos no sólo por nuestra afición a la fotografía sino también a escalar. Ya hemos hecho fotografía de aventura juntos en el pasado, así que estábamos buscando algún nuevo proyecto.

Simon: Sé por experiencia propia que ambos siempre llegamos a un punto en el que nos cansamos de la vida rutinaria. Sentimos la necesidad de enfrentarnos a climas extremos o realizar alguna actividad que nos saque de nuestras zonas de comfort. Supongo que los dos necesitamos algo en lo que sumergirnos de vez en cuando.

Capturas del documental © Simon Riddell y David Allen

Habéis hecho un documental sobre vuestro proyecto One Shot: Inchindown. ¿De qué se trata?

D: Es sobre historia, fotografía, revelado en el cuarto oscuro y Simon llamando "tortilla francesa" a las frittatas. ¿Se me olvida algo, Si?

S: A ver, Dave. Por última vez. Era una tortilla francesa. La hice yo y era una tortilla francesa.

D: De todas formas, decidimos encerrarnos en un almacén de aceite bajo tierra; sacar sólo una captura de uno de los tanques (en películas de 4 x 5); y crear el cuarto oscuro más grande del mundo en los túneles, para hacer la impresión en 120 cm de esa foto. Para esto, incluso hemos dormido en los túneles.

Plano de los túneles de Inchindown © Cortesía de Simon Riddell y David Allen

¿Por qué habéis elegido esto para fotografiar?

S: Ya habíamos estado en la instalación de reserva de aceite cuando Dave vino a Escocia por primera vez, y los dos creíamos que tenía potencial para un proyecto.

D: Además, es un lugar que mucha gente no ha visto en persona, no está abierto al público. El hecho de que sea totalmente bajo tierra, sin luz o electricidad, nos llamó la atención como un reto tecnológico.

S: También queríamos dar la importancia que se merece a Inchindown, que fue un recurso crucial en la defensa del Reino Unido en la II Guerra Mundial. El recinto permitió que se pudiera echar gasolina a la flota y así mantenerla en movimiento. Hay muchos vídeos en internet sobre Inchindown, pero nadie ha filmado nunca un tour por el lugar. Queremos que la gente pueda ver el gran hito que Inchindown es en cuestión de ingeniería y construcción, y esperamos que el documental sirva como un recurso útil para gente en todas partes del mundo.

¿Cuáles fueron los retos de emprender un hito tan grande como este?

S: El caso es que Dave es de gustos caros. Le traje cereales azucarados para desayunar en los tanques, pero fue un terrible error. Estuvimos allí como 20 horas, durmiendo poco (bueno, yo, Dave durmió bastante bien). Nunca pensé que él sería tan soso... Evidentemente, me equivocaba.

D: No me gustan los dulces. No me importa comer frittata y que Simon lo considere una tortilla francesa, pero ese es límite. La verdad, ya sabíamos qué esperar cuando sacamos la foto. La parte difícil fue imprimir un papel de fibra tan grande en un lugar sin agua corriente. Ninguno de los dos lo había hecho antes y realmente no sabíamos cómo iba a salir.

Capturas del documental © Simon Riddell y David Allen

S: Además, la logística de hacer posible este proyecto fue bastante cara. Siempre había algo que solucionar, incluso cuando habíamos preparado todo con tiempo. Sacar todo el equipo afuera fue bastate cansado físicamente, la temperatura dentro de los túneles y tanques era casi helada, tuvimos que traer un generador e intentar manterlo todo a salvo, teníamos químicos y fluídos cerca de las proximidades eléctricas, pero gracias a nuestras experiencias pasadas logramos mantener todo y a nosotros mismos bajo resguardo.

Sacar adelante el proyecto fue también difícil para nosotros. Lo conseguimos en parte gracias a la página GoFundMe y algo de ayuda nos llegó desde las autoridades de Cromarty Firth Port. Incluso con todo eso, no llegamos a cubrir todos los gastos.

D: Además del coste en tiempo para mí de MONTAR TODO, mientras Simon se sentaba a mi lado con una copa de Prosecco. Como si fuera poco, nuestro asistente de cámara nos dejó tirados en el último momento. Grabarlo todo nosotros mismos fue bastante difícil y estresante.

S: He dejado el Prosecco, tío, demasiadas burbujas. ¡La verdad, es que no hubieras montado nada si no hubiera ido yo a Francia a levantarte del sofá! ¡Aún me impresiona y sorprende ver todo lo que hemos progresado en esa semana!

Trailer de One Shot: Inchindown © Simon Riddell y David Allen

Lo que hicisteis es memorable, tanto desde un punto de vista logístico como técnico. ¿Cómo se os ocurrió la idea de imprimir una imagen así de grande?

D: Simon vio un anuncio de la a punto de estrenarse (en aquel momento) ampliadora Intrepid. Se dio cuenta de que esto nos permitiría hacer un cuarto oscuro on-location. Luego el proyecto se convirtió en nosotros haciéndolo cada vez más difícil; porque, al parecer, somos fotógrafos masoquistas.

S: A los dos nos gustan los retos, cuánto más duros, mejor.

La intro es una de las cosas más arriesgadas que hemos visto en mucho tiempo. ¿Cómo un loco del peligro dio con otro igual que él?

D: Simon se compró una revista en la que yo salía y nos pusimos a hablar de exposiciones dobles en Twitter. En un momento, él mencionó la escalada, que es otro de mis hobbies.

S: Le dije que debería visitar Escocia. Nunca pensé que de verdad lo haría... ¡el loco este!

D: El día después de mi llegada, nos pusimos los arneses, cargamos nuestras mochilas con las cámaras y salimos a explorar el Mar del Norte

Capturas del documental © Simon Riddell y David Allen

¿Cómo os preparasteis para el proyecto? ¿Qué siginificó para vosotros el proyecto One Shot?

D: Durante varios meses estuvimos al teléfono de forma regular organizando la parte logística. Una vez que Intrepid accedió a darnos una ampliadora, supimos que era el momento. Para mí, el proyecto demuestra lo bien que Simon y yo trabajamos juntos, como resolvemos problemas en equipo. También muestra lo que se puede conseguir con la fotografía analógica con pocos recursos y en ambientes extremos. Varios "expertos" en cuartos oscuros me dijeron que no íbamos a poder conseguir una buena fibra de ese tamaño en esas condiciones, especialmente considerando la falta de agua corriente.

Sinceramente, Simon es como un hermano para mí, el poder haber hecho esto juntos ha sido una experiencia irrepetible.

S: Awwww, ¡yo también lo pienso! Estaba pasando por una mala racha en aquel momento. Tener algo en lo que centrarme me fue de mucha ayuda y el hecho de que fuera tan atrapante me hizo posible el comprometerme con ello.

El proyecto One Shot: Inchindown significa mucho para los dos. Personalmente, siento que me puedo morir tranquilo ahora que hemos conseguido algo tan fantástico y excitante, no puedo expresar lo que siento al poder dedicarle estas capturas a mi padre fallecido, Keith Riddell. Supongo que a través de todo el proyecto en sí he podido curarme y salir adelante. Nunca podré darle las gracias suficientes a Dave por entenderlo, ayudarme y ser un hermano para mí en estos momentos.

El documental está dedicado a Keith Riddell, el padre fallecido de Simon. © Courtesy of Simon Riddell y David Allen

¿Qué pueden esperar los espectadores de vuestro documental? ¿Estará disponible para verlo?

S: La gente puede esperar divertirse con nuestras payasadas, eso desde luego. Podrán conocer de primera mano lo que hay en ese recinto, de hecho, esa fue la razón por la que decidimos grabar allí. Queremos poder compartir nuestra aventura y experiencia con la gente.

No queríamos hacer una película educativa sobre revelado en cuartos oscuros o fotografía analógica, pero aún así esperamos que los espectadores puedan ver que es posible crear un buen cuarto oscuro y usarlo sin necesidad de gastar tanto dinero. Esperamos que la gente se de cuenta que disparar en película u otros procesos alternativos significan mucho para nosotros, y quizás les inspira para seguir nuestro camino.

Foto final de uno de los tanques bajo tierra. Sacada, revelada e impresa bajo tierra por Simon y David. © Todos los derechos reservados

D: El plan es que salga a a luz el 15 de Octubre. La gente nos puede seguir en redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram) con el usuario @tankymconeshot. Así pueden estar la tanto de todo.

Tenemos más detalles de todo el proceso en nuestra página web.

¿Tenéis otros proyectos que queráis compartir o promocionar?

D: Esperamos que a la gente le guste One Shot: Inchindown, y nos apoyen en futuros crowfoundings para otras aventuras similares! Por ahora, podéis encontrarme como @dbloomsday (también en Lomography) , y a Simon como @srfilmphotography para estar al día de nuestros proyectos personales.

Capturas del documental © Simon Riddell y David Allen

¿Qué os lleváis de esta colaboración?

S: Los dos siempre resaltamos lo felices que estamos con la película. Es muy natural y demuestra que puedes conseguir mucho más de lo que crees con poco, si estás dispuesto a resolver los problemas que vengan y llevar al límite tus fronteras.

D: Aunque tengo experiencia en vídeo, nunca había hecho un largometraje. Esto fue filmado, dirigido, producido y montado al completo por Simon y por mí. He acabado muy satisfecho con el resultado final. Tengo ganas de ver qué es lo siguiente que hacemos, y a la vez, muy motivado; el cielo es el límite.

¿Unas últimas palabras que compartir con nuestros lectores?

S: Gracias por vuestro interés en el proyecto, esperamos que os guste la película y, por favor, dandnos vuestro feedback en el redes sociales. Paz.

D: Fuerza tus límites. Disfruta el proceso. Haz colaboraciones si puedes.


Queremos agradecer a David y Simon por dejarnos compartir su trabajo en nuestra Revista. Sigue sus aventuras locas y sus proyectos de fotografía alternativa — David Allen y Simon Riddell en Instagram. Más detalles y novedades y el trailer completo en la web oficial One Shot: Inchindown.

written by cheeo on 2019-11-19 #gear #people #places #videos

3 Comments

  1. dbloomsday
    dbloomsday ·

    Gracias!

  2. tatianapons
    tatianapons ·

    @dbloomsday Thanks to you! Such an interesting project :)

  3. dbloomsday
    dbloomsday ·

    @tatianapons we'll have to find someone to translate the subtitles into Spanish!

More Interesting Articles