De Vuelta al Mundo en Analógico: Una Aventura en Marruecos con Maria Ferres Amat y la Lomo'Instant Wide

El majestuoso Reino de Marruecos tiene mucho que ofrecer -- desde cordilleras montañosas a dunas desérticas, pasando por ciudades históricas y por las diversas culturas que aquí conviven: Berber, Judío Sephardi, Africana, Árabe y Europea, así que uno se enfrenta a la aventura más apasionante de su vida cuando decide descubrir Marruecos. Y lo más importante, los marroquíes son las personas más amables y simpáticas que puedes encontrar, dispuestas a ayudar a aquellos que desean aprender y explorar todo lo que su páis ofrece. Gracias a un regalo de su abuela, la lomógrafa Maria Ferres Amat, a.k.a. ilovefrenchfries se embarcó en la aventura de su vida con su hermana y con la Lomo'Instant Wide. Aquí está el diario de viaje de Maria, en sus palabras e imágenes.

Mi aventura en Marruecos fue un regalo de mi abuela, Gemma Amat, ella es una pintora que se enamoró de Marruecos hace muchos años y que va a menudo allí para pintar e inspirarse. Ella siempre ha querido llevarme allí porque sabía que para una fotógrafa y persona curiosa como yo, Marruecos sería algo que cambiaría mi vida. ¡Y tenía toda la razón! ¡Y para más diversión, mi hermana Núria también se unió al viaje! En Lomography Spain ya se ha publicado una entrevista sobre Gemma, mostrando algunas de sus pinturas en Marruecos y mis fotos en su estudio.

Durante este viaje, me dejé llevar por la experiencia y el conocimiento de Gemma sobre Marruecos. Estuvimos en Essaouiram, donde pudimos conocer a fondo y disfrutar el ambiente de su pueblo y el de las afueras. Para ello contactamos con un colega experto en road trips en la zona, él supo exactamente qué queríamos hacer y además nos ayudó bastante con el idioma, porque en las afueras de Essaouira y Marrakech a veces es difícil comunicarse, ¡incluso en francés!

© ilovefrenchfries

Visitamos una Cooperativa de Mujeres para la producción del Aceite de Argán (aceite marroquí) y aprendimos sobre el proceso y los beneficiones de este famoso producto, además de tener la oportunidad de conocer a las maravillosas mujeres que hay detrás de ese trabajo; durante el camino nos cruzamos con un pastor y con sus cabras, que iban de un lado al otro entre los árboles. Acabamos pasando un buen rato jugando con las cabras y hablando con el pastor.

Otra aventura fue descubrir la belleza de Tafedna, una comuna pesquera al sur de Essaouira, un pueblo pequeño pero único, donde todo era azul y blanco. Durante nuestro tiempo en Tafedna, también visitamos Sidi Kaouki, una preciosa región rural en la playa que es famosa por ser una zona de surfeo.

Posiblemente, la aventura más intensa en Marruecos fue visitar el mercado local Had Dra. Caminamos por cada rincón del mercado, había muchísima gente y comerciantes; ahí es cuando puedes realmente comprender el estilo de vida local al observar el movimiento del mercado. Fue muy interesante ver como montaban los puestos y presentaban los productos, como hacían trucos y regateos o como, simplemente, disfrutaban de un té juntos; es una combinación de negocios y vida social. Los puestos de barbería fueron los mejores, la verdad, algo único de ver. Y otra vez, colores, texturas, y caras por todos lados, abrumantemente precioso, ¡no podía dejar de tomar fotos!

© ilovefrenchfries

También hicimos un viaje de carretera por la zona rural Berber, pasando por una escuela en mitad de la nada, incontables montañas, un montón de árboles de argán y carreteras vacías. Nos invitaron a una casa Berber, compartimos el almuerzo y pasamos la tarde con la familia, esta fue sin duda una experiencia sin igual.

Estando en Essaouira puede ver y entender de verdad el estilo de vida de este pueblo. Me enamoré de la Medina, la gente, la tiendas, la intensidad del puerto y las increíbles murallas y torres alrededor de la ciudad. Fuimos a un hammam traidicional, nos hicimos tatuajes de henna, escuchamos y bailamos música local en directo y compartimos té con los locales.

Y finalmente Marrakech. Es un lugar que tienes que visitar si puedes, es una locura de ciudad. Me impresionó el ritmo de la ciudad, es un poco abrumadora, mucho más turística e intensa. Me encantó el zoco con sus pequeñas tiendas y talleres artesanos donde puedes verles trabajar.

© ilovefrenchfries

Una de mis experiencias favoritas fue la de poder conectar con la gente a través de mis fotos, usé la cámara instantánea como una manera hacerles partícipes de mi trayecto, ¡intercambiando fotos por sonrisas! Un carpintero en el zoco de Marrakech me vio haciéndole una foto mientras trabajaba y me disculpé, pero él me brindó una cálida sonrisa y me dio la binvenida a su puesto para ver más de cerca y sacar fotos, también me hizo un amuleto de madera y yo le regalé una foto. Otro día, durante nuestro road trip en Tafedna, vi a dos mujeres guapísimas en mitad de la nada esperando un autobús, les tomé una foto y la más joven de ellas me sonrió y me echó una foto a mí con su móvil. Paramos el coche e intercambiamos abrazos, sonrisas y fotos, al principio la abuela no quería que le tomáramos ninguna ¡pero la chica siguió echándose selfies con nosotras! No nos podíamos entender con palabras, pero aún así fue un momento mágico.

Otro precioso recuerdo fue conocer al pastor, nos reímos mucho y lo pasamos genial jugando con las cabras, además de que tuvimos al oportunidad de conocer un poco sobre su vida y trabajo. También disfruté mucho el perderme en las calles de Essaouira, es una explosión de colores y movimiento, hay demasiadas cosas que querer capturar con tu cámara.

La gente de allí ha sido siempre muy amigable, les encanta compartir historias tras una taza de té. Pude conectar con muchos a través de la fotografía, creo que era un buen tema de conversación para romper el hielo. Siempre nos sentimos bienvenidas. Me resultó sumamente interesante conocer su estilo de vida porque es muy diferente al mío, y te hace ver las cosas con una perspectiva diferente. Conectar con la gente de allí ha sido una experiencia que ha cambiado mi vida.

Aunque no soy la mejor para dar consejos sobre comida, os voy a dar mi humilde opinión... Me ha encantado el pollo Tagini, el pan casero, el aceite, los dulces de hojaldre que se venden en los mercados y pequeños comercios, y la miel y el chocolate que hacen con argán. En Marrakech, cualquier terraza es una experiencia buenísima y en Essaouira hay un montón de restaurantes locales en la Medina ofreciendo platos tradicionales, y marisquerías muy buenas en el puerto y la playa. Pero aléjate de cualquier zumo o agua que no esté embotellada.

© ilovefrenchfries

Me ha gustado mucho el pasar tiempo en la terrza de nuestro apartamento, estaba ubicado en la Medina pero cerca del océano así que teníamos una vista mágica que comprendía desde las murallas y las peculiares torres de Essaouira y el puerto hasta las coloridas y alocadas calles de la Medina. Perderme en la Media de Essaouira era una de las cosas que más me gustaba hacer porque siempre encontraba algo nuevo.

Además, ¡me encantaron los colores! Incluso al bajarte del avión por primera vez puedes sentir la luz y los colores de Marruecos. Los edificios y las calles en general son impresionantes, ¡llenas de detalles y secretos! Las puertas y ventanas son super coloridas. Y la gente allí... me enamoraron sus expresiones faciales, sus ojos y sus historias. Marruecos es un luegar único, es como una aventura del pasado donde los colores y las texturas pintan la vida de la gente.

© ilovefrenchfries

Marruecos es el lugar perfecto para los osados y curiosos, gente que busca aventuras, pero también para familias; pero especialmente recomiendo Marruecos como destino de viaje para todos aquellos con una mente curiosa y creativa.

No te puedes perder Marrakech, es verdad, pero no pases mucho tiempo allí, nosotras tuvimos suficiente con un día y una noche al final de nuestro viaje. Sé aventurero e intrépido, explora más allá de las ciudades y los lugares turísticos si realmente quieres conectar con la cultura y su gente. Te recomiendo hacer un plan y una ruta de todo lo que quieres visitar y contactar con un guía loca o experto que te enseñe el camino. Essaouira, la región Berber, los mercados locales... Siempre hay algo que descubrir vayas donde vayas. ¡Mantén los ojos bien abiertos, siente los colores, y lleva en tu equipaje una gran sonrisa y muchas películas que gastar!

© ilovefrenchfries

¡Gracias por compartir esta increíble historia, Maria! ¡Sigue su LomoHome o vista su web e Instagram para ver más de sus obras!

¿Quiéres llevarnos Alrededor del Mundo en Analógico? Escríbenos a ciel.hernandez@lomography.com con el asunto Alrededor del Mundo en Analógico y ¡comparte tus viajes inolvidables con el resto de la comunidad! Lee la guía aquí.

2019-11-04 #places

Mentioned Product

Lomo'Instant Wide

Lomo'Instant Wide

We're thrilled to introduce the Lomo'Instant Wide — the world's most creative instant wide camera and lens system! Combining high quality craftsmanship with versatile features, the Lomo’Instant Wide is the instant camera for any and every person who revels in capturing every beautiful, bizarre and bewildering moment in a creative, super wide, crisply sharp and perfectly exposed way.

Add to Cart

More Interesting Articles