Un flujo de trabajo digital para lomógrafos

11

¿Cuántas veces te has sentido sobrepasado por la cantidad de fotos que vas acumulando sin demasiado orden en tu disco duro? Si quieres poner un poco de disciplina entre tus archivos digitales lomográficos y dejar que las etiquetas te hagan la vida más fácil, crea tu propio flujo de trabajo digital.

Todos los que hemos pasado en algún momento por la fotografía digital sabemos el caos que supone organizar, retocar y seleccionar nuestras fotos cuando después de una sesión acabamos con varios cientos de ellas. Tarde o temprano se hace necesario adoptar un cierto orden, un flujo de trabajo, que nos permite trabajar entre tanta información. Y para facilitarnos la vida existen diferentes herramientas informáticas especialmente concebidas para eso: clasificar, etiquetar, buscar, procesar en lote…

Creo que casi todos los lomógrafos, por no decir todos, digitalizamos nuestras imágenes para compartirlas y trabajar con ellas. Los programas de los que hablo nos serán también útiles para nuestro creciente catálogo lomográfico. Es verdad que (al menos en mi caso) las fotografías analógicas no se producen al mismo ritmo que las digitales. Pero al cabo de un cierto tiempo tendremos una cantidad respetable que empezará darnos un dolor de cabeza cada vez que busquemos alguna si no están bien ordenadas.

Bajo el nombre de “programas de revelado digital” encontraremos aplicaciones que abarcan todas las etapas del proceso:

  • Importación de las imágenes y clasificación dentro de una biblioteca, asignándoles etiquetas y atributos. Esto es fundamental para encontrarlas meses o años después.
  • “Revelado” de las imágenes: recorte, giro, ajuste de exposición y color, reducción de ruido y muchas más opciones según el programa.
  • Exportación de las fotografías con el formato, ajustes y destino deseados.

Entre las más comunes están Adobe Photoshop Lightroom (Mac y PC), Aperture de Apple (sólo Mac) o Capture One (Mac y PC). Como uso Lightroom utilizaré este programa como ejemplo, aunque cualquiera de los disponibles tiene capacidades semejantes. Vamos a ver paso a paso una situación en la que podríamos usarlos.

Importación

La primera decisión que debemos tomar es si queremos que nuestro catálogo contenga imágenes de tamaño pequeño/mediano o bien imágenes de alta resolución. Con la primera opción los archivos ocuparán mucho menos espacio, aunque será suficiente para subirlas a Internet, compartirlas por correo o hacer impresiones pequeñas. Si optamos por la segunda alternativa, (escaneando nuestros negativos a 1200 ppp o más, y con 24 o 48 bits de profundidad de color), necesitaremos mucho más espacio en el disco duro, pero a cambio obtendremos la tranquilidad adicional de tener una copia de gran calidad por si nuestros negativos físicos son víctima de incendios, inundaciones, niños hiperactivos u otros peligros naturales.

Una vez escaneadas las fotografías a nuestro disco duro (o bien desde el CD del laboratorio) las importaremos a nuestro catálogo desde el programa. Este es un buen momento para asignar a todas las fotografías algunas etiquetas comunes como la cámara empleada, la película o la ubicación.

Etiquetado

¡Ay, las etiquetas! ¿Qué sería de nuestro mundo sin ellas? Nos dicen el precio de las cosas, cómo lavar la ropa, y qué contiene una foto. Una foto bien etiquetada es fácil de encontrar. Las fotos sin información asociada caerán irremediablemente en el olvido. Creedme, lo he comprobado. Conviene añadir todo lo que se os ocurra: lugar, estación del año, color predominante, si es proceso cruzado, los accesorios que llevaba la cámara o el experimento al que corresponde. Nada sobra. Además, un oportuno copia y pega de estas etiquetas será suficiente para etiquetar las fotos en nuestra LomoHome.

Y en el caso de las cámaras no automáticas, como la Diana F+, personalmente me gusta añadir los parámetros de exposición de cada foto. Con un código sencillo como “Expos Sol/Expos Sol-Nube/Expos Nube/Expos Pinhole” podemos etiquetar cada foto con la posición del diafragma que usamos para dispararla. Lo mismo ocurre con la velocidad “Expos N/Expos 1s/Expos 2s…”. Así siempre podremos acordarnos de por qué esa foto fue un rotundo fracaso o un éxito absoluto, y tener una referencia si volvemos a disparar ese mismo tipo de película.

En cuanto a todo lo demás: con/sin flash, splitzer, 38 mm wide, fisheye, flash color… Que vuestra imaginación vuele.

Procesado

Este tipo de programas permiten hacer retoques a las fotografías directamente, sin necesidad de acudir a software externo. Esto es muy cómodo porque desde la librería podremos ajustar esa exposición que no calculamos bien, reducir el ruido de una foto muy oscura, compensar la dominante de color o quitar la siempre inoportuna mota de polvo que salió en esa foto perfecta. Además, por supuesto, podremos reencuadrar las tomas. Los ajustes de una foto pueden luego aplicarse a un lote entero, permitiendo corregir carretes enteros de una sola vez.

Selección

Ahora hay que elegir, casi siempre lo más difícil. Una vez que decidamos qué fotos son las que más nos han gustado, podemos irlas marcando con algún atributo como la banderita de selección o darles un color determinado.

Exportar

Para acabar, podremos exportar las fotos seleccionadas usando ajustes que podemos definir. Por ejemplo, exportar en formato JPEG con una calidad y tamaño determinados para luego subir nuestras fotografías a Lomography.es

También disponemos de opciones como imprimirlas en distintos formatos o presentarlas en modo pase de diapositivas.

Para acabar…

En resumen, este tipo de programas son una excelente alternativa a las carpetas para ordenar nuestro creciente archivo digital lomográfico. Nos permiten etiquetar, marcar, clasificar y buscar nuestras fotografías, con la consiguiente mejora en la velocidad y los resultados de las búsquedas. También podremos hacer retoques individuales o en lote y exportar nuestras fotos con conjuntos de ajustes predefinidos. ¡Un modo mucho más eficiente de trabajar!

Si usáis alguno de estos programas podéis dejar un comentario con vuestra opinión. :)

written by vgzalez on 2010-07-16 #gear #tutorials #tipster #flujo-de-trabajo-digital #lightroom-aperture-captureone-biblioteca-libreria-clasificar-ordenar-procesar-retocar-etiquetas-buscar

Kickstarter

Bringing an iconic aesthetic to square format instant photography, the Diana Instant Square fills frames with strong, saturated colors and rich, moody vignetting. Built to let your inspiration run wild, our latest innovation features a Multiple Exposure Mode, a Bulb Mode for long exposures, a hot shoe adapter and so much more! It’s even compatible with all of the lenses created for the Diana F+ so that you can shake up your perspective anytime, anywhere. No two shots will ever be the same. Back us on Kickstarter now!

11 Comments

  1. susielomovitz
    susielomovitz ·

    puf! qué envidia de orden... yo soy un fracaso rotundo en el orden digital, en el analógico he logrado grandes avances. A ver si sigo estos consejillos....

  2. vgzalez
    vgzalez ·

    y cómo guardas los negativos? yo los tengo en los sobres de papel del revelado, dentro de una caja de cartón... eso sí que es un desastre!!!!

  3. beni
    beni ·

    buen artículo, explicativo sobre lightroom eh?
    El tema de esta herramienta es su poder oscuro en plan jedi...porque... donde está el límite entre lo arreglado y lo manipulado?
    Que la fuerza te acompañe

  4. vgzalez
    vgzalez ·

    Interesante reflexión, estoy totalmente de acuerdo contigo, Beni. Personalmente, siempre he necesitado manipular más o menos las fotos digitales. Con las lomo, por lo general la foto o es inaceptable o me encanta como está, porque en esas 'imperfecciones' está gran parte de la magia lomográfica. Probablemente lightroom pueda ayudarte a salvar una foto única que no salió como te hubiera gustado, pero mi intención es traerlo aquí, ante todo, por ser un excelente gestor de nuestro catálogo lomográfico.
    Gracias por comentar!!

  5. beni
    beni ·

    a tí por el artículo :D

  6. susielomovitz
    susielomovitz ·

    yo creo que el límite es no usar el lightroom más allá de lo que el laboratorio te dejaría... no olvidemos que el laboratorio, para la gente que revela sus películas y sobretodo para los afortunados que las copian es el lightroom analógico!!! ;).

  7. vgzalez
    vgzalez ·

    Pues efectivamente... estos programas se llaman "de revelado digital" y se supone que son para hacer lo que antes se retocaba en la ampliadora: reservas, quemados, encuadres, dominantes de color... Supongo que mientras se usen para eso no hay problema. Yo, desde luego, estoy en contra de "mejorar" la foto de forma que desvirtúe lo que la película, la cámara y el fotógrafo han logrado en esa toma.
    De nuevo, gracias por los comentarios!

  8. susielomovitz
    susielomovitz ·

    Yo creo que un poco de laboratorio es 'lícito', pero reconozco que mis lomos nunca las toco porque siento que les quito magia... ¡Mis lomitos ahí no entran! Salvo unas dos o tres que reencuadré para un rumble... ¡NADA MÁS!

  9. fabiolo
    fabiolo ·

    Me parece excelente el artículo, coincido plenamente, de hecho uso Lightroom desde su fase beta como betatester, sólo agregaría un detalle importante que es la organización de las carpetas en el directorio que elijamos.
    Yo, como todos, a cada carpeta le doy un nombre, pero para que sigan una línea de tiempo les pongo un prefijo, que es la fecha invertida, es decir primero el año, después el mes, y por último el día. Después, separado por un guión, suelo poner la cámara que utilizo, y para finalizar, también separado por un guión, el título del conjunto de fotos, con lo que podría quedar algo así:

    20100725_Holga120_CumpleañosJuan

    Lo de la fecha invertida es para que el ordenador las ordene cronológicamente de forma correcta.

    Por último decir que me parece perfecto que muchos no modifiquéis vuestras fotos, pero cada uno con sus gustos ¿en nombre de qué le ponemos límites a la creatividad? ¿por qué ponerle límites a la creatividad? y que conste que yo tampoco modifico mis analógicas, pero es una elección muy personal y apoyo totalmente al que quiera hacerlo.
    Saludos a todos los lomógrafos.

  10. vgzalez
    vgzalez ·

    Ciertamente, es un tema complicado el del 'límite' de la creatividad. La polémica que se levantó a raíz de conocerse la foto ganadora de World Press Photo 2010 es un buen ejemplo de ello. Supongo que lo que nunca debe dejar de hacerse al modificar una foto es reconocerlo. Un saludo!

  11. vgzalez
    vgzalez ·

    Y después (o antes) de poner orden en lo 'virtual', no dejéis de aprovechar el fantástico truco de susielomovitz para tener a punto vuestra colección de negativos y CDs: www.lomography.cn/magazine/tipster/2010/08/05/orden-en-el-d…

More Interesting Articles