Madrid -- Viena, Resumen del Taller Lomo LC-A+

1

Taller Lomo L-CA Viena-Madrid

Con la previsión meteorológica de toda la semana esperábamos una inmersión total en la búsqueda de un pequeño Viena en Madrid, incluida su estación invernal, sin embargo lo que encontramos al llegar a la calle Echegaray fue un sol que casi habíamos olvidado.

Ante la explicación de Pasquale de cómo usar la LC-A+ permanecíamos expectantes tanto los participantes del taller como un hombre con larga gabardina que sujetaba entre sus manos una antigua Lomo y un bolso estampado con una graciosa cara sonriente. Unos minutos más tarde descubriríamos que aquel hombre, de origen austriaco por cierto, es toda una eminencia tanto en la lomografía como en el diseño gráfico y que se uniría a nosotros en nuestro recorrido.

Cámaras en mano nos disponíamos a recorrer el Madrid de los Austrias, llamado así porque fue la zona donde la dinastía de los Habsburgo crearía los edificios históricos que la conforman.

Desde Echegaray pasamos por Alcalá, Sol y Arenal sin dejar de disparar y, por que no decirlo, conocer un poco mas a los compañeros del taller. Continuando el camino llegamos a la Plaza de Oriente donde pudimos disfrutar de las vistas de la Ópera y el Palacio Real y del encuentro con un fotógrafo singular que se gana la vida con una vieja cámara en el centro de la plaza.

Ya se empezaban a cambiar varios carretes cuando pasábamos la Catedral de la Almudena. Cruzamos Bailén para continuar por la calle Mayor y seguir buscando “la foto”.

A la altura del recorrido en que nos encontrábamos el hambre empezaba a hacer mella así que Pasquale nos propuso que, ya que estábamos con el taller Viena-Madrid buscaríamos un almuerzo típico de la ciudad austriaca. La decisión unánime fue… bocadillo de calamares acompañado con patatas bravas y regado con una fina cerveza… En fin, lo sé, esto no es de lo mas vienés que podíamos encontrar pero nos sentó de maravilla y hay que decir que mas tarde cruzamos al Mercado de San Miguel, brindamos con una copita de vino y ahora si, nos tomamos un café con típicos dulces austriacos. (Moraleja: en uno de estos talleres todo tiene cabida).

Después de la comida llegaron los cambios de impresiones y carretes y el recorrido por la zona de la Latina, en definitiva muy buenos momentos y algunos de ellos muy espontáneos como el arrancarse a bailar un Valls en medio de una calle.

El taller tocaba su fin y ya empezaba a hacer un poco de frío por lo que nos sentamos a tomar un café caliente antes de llegar al último punto del recorrido, La Plaza Mayor desde donde, después de apurar los últimos carretes, nos dirigiríamos de nuevo a la tienda donde daríamos por finalizado el día.

En mi opinión, el día no pudo salir mejor, nos acompaño el sol, los compañeros perfectos y dio tiempo a todo lo que habíamos previsto y a mucho más así que creo que para pasar un sábado es una opción con mucho peso.

written by rietveltt on 2010-03-03 #news #workshop #lc-a #madrid #taller #viena

One Comment

  1. crista
    crista ·

    ¡¡Muchas gracias por la crónica, la verdad es que el taller estuvo genial!!

More Interesting Articles