Batería antiaérea del Turó de la Rovira

3

El distrito de Horta-Guinardó en Barcelona esconde un gran tesoro: una batería antiéra de 1937 que se usó durante la guerra civil española. Como inicio de las “lomoquedadas” en Barcelona, un grupo de lomógrafos nos acercamos hasta allí para disfrutar de sus vistas (un 360º completo de Barcelona) y, por supuesto… ¡tomar lomos!

El distrito de Horta-Guinardó en Barcelona esconde un gran tesoro: una batería antiéra de 1937 que se usó durante la guerra civil española.

Como inicio de las “lomoquedadas” en Barcelona, un grupo de lomógrafos nos acercamos hasta allí para disfrutar de sus vistas (un 360º completo de Barcelona) y, por supuesto… ¡tomar lomos!

Así que después de subir tooodo el parque del Guinardó (uffff, ¡no sabía que eso estaba tan alto!), llegamos a las ruinas de la batería antiaérea. Nos comimos el bocata, disfrutamos de las vistas y… ¡nos pusimos manos a la obra!

La batería:

En el punto más alto de la ciudad de Barcelona se concentra una secuencia histórica que comienza con un poblado ibérico, continúa con una masía medieval fortificada y, ya en el siglo XX, aporta un nido de batería antiaérea.

En el Turó de la Rovira, se encuentra en primer nido antiaéreo de Barcelona, cuando la ciudad tuvo la desgracia de ser la primera ciudad bombardeada desde el aire. La batería fué instalada en la colina en junio de 1937 por iniciativa de la recién creada Defensa Especial contra Aeronaves, organismo responsable de contraatacar a los bombardeos de los rebeldes franquistas, ayudados por la aviación alemana e italiana y por su flota.

Aunque aún se investiga su alcance, se sabe que hubo entre dos y siete cañones Vickers de 105 milímetros, de tecnología británica, fabricados en 1923, con un alcance de entre 7 y 13 kilómetros. También se investiga la eficacia real de sus contraataques y se comprueba si desde el Turó de la Rovira se abatió un avión alemán.

Así, los historiadores Ramon Arnabat, David Gesalí y David Iñiguez han recibido el encargo de investigar qué sucedió en la cima de la pequeña colina de 267 metros desde donde se tiene una visión privilegiada de 360 grados. En la colina sobreviven los restos de cemento de la batería antiaérea, donde estaban el arsenal, los cuartos de los artilleros, el puesto de mando y la estructura donde se asentaban los cañones. Todavía pueden verse las muescas de los anclajes de los cañones.

Estas construcciones se reutilizaron como vivienda precaria a partir de 1948, con la gran oleada de inmigración.

Fotos tomadas en la batería antiaérea del Turó de la Rovira de Barcelona en octubre de 2009.

Cámaras: Lomo LC-A+ y Diana F+.
Película: Lomo XPRO200 (en la LC-A+), Fuji 400H y Provia400 en la Diana F+.

written by danipe on 2009-12-30 #places #lc-a #barcelona #location #lomo #x-pro #diana #ruinas #bateria #antiaerea #turo #rovira #guerra

3 Comments

  1. jaalvarez
    jaalvarez ·

    Me gustó el artículo.
    Esto es lo que busco en las "localizaciones": sitios y puntos de vista de personas, que se diferencien en algo de las guías convencionales y enciclopedias.
    ¡¡ Enhorabuena por el artículo !!

  2. susielomovitz
    susielomovitz ·

    wow! qué vistas! Buen artículo, muy interesante.

    Además, maravillosas fotos. Elijo la 25 como mi prefe aunque todas están relindas.

  3. danipe
    danipe ·

    es un lugar mágico... estoy deseando volver!!!

More Interesting Articles