Gervasio Sánchez, la mirada tras el conflicto

7

Seguramente, a pocos aficionados a la fotografía se les escape este nombre. Para los demás, esta entrada (bueno, si lo conocéis, también podéis leerla [de hecho, me haría mucha ilusión {bueno, haced lo que queráis…}]).

Cordobés de nacimiento, este periodista comenzó a labrarse un nombre, como reportero gráfico, en 1984, en Centroamérica y Sudamérica. Durante esta primera época (que duró hasta 1992), trabajó, casi en su totalidad, en color. Utilizando una fotografía más documental que artística, aunque sentaría las bases para su enfoque.

Chile, Colombia, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Panamá, Perú… Durante ocho años, captó la violencia sin florituras, ni maquillajes.

Ya con un buen callo en el índice, siguió viajando cámara en mano, buscando informar a cerca de los puntos calientes del planeta (en cuanto a conflictos armados se refiere).

Desde 1991, el trabajo de Gervasio Sánchez se podría “empaquetar” en otros cuatro maxi-reportajes: Balcanes, África, Vidas minadas y Desaparecidos.

Balcanes: 1991 a 1999

Servia, Bosnia y Kosovo. No solo fotografió la guerra en su lado más crudo. En este lapso de tiempo, durante el que plasmó los distintos conflictos, también se preocupó por las vidas de la gente que los sufría. Dejando de lado el mero reportaje del momento, revisitó esos mismo lugares con el tiempo, pasados los años. Hecho que casi se convierte en sello de su trabajo. Pudiendo ver, este mismo interés por los protagonistas, en todos sus trabajos posteriores.

África: 1994 a 2004

Liberia, Ruanda, Sudán y, sobre todo, Sierra Leona lo verán como visitante asiduo durante muchos años. Por desgracia, iría en pos de los cuatro jinete bíblicos, informando al mundo de los estragos del cólera, el hambre, la guerra y la muerte.

Siendo Sierra Leona el país al que más tiempo prestó, no es difícil pensar que será la época que mayor recuerdo le habrá dejado (utilizar el adjetivo “mejor” se me antoja frívolo). Teniendo en cuenta que documentó la esperanza, en forma de la rehabilitación de personas amputadas y niños soldado, termino de pensarlo.

Vidas minadas: 1995 a 2007

Durante sus viajes a África, comenzó otra de las series más importantes de su carrera, plasmando la tragedia que dejan tras de sí las minas antipersona.

A lo largo de doce años, siguió la vida de personas como la mozambiqueña Sofia Elface Fumo, que sufrió la amputación de ambas piernas por el estallido de una mina.

Que el dolor se disipa, por muchas marcas que deje, es lo que nos da esta serie que es como el chocolate negro, amargo y dulce a la vez.

Desaparecidos: 1998 a 2010

Aunque de una manera no tan directa, ya venía captando las desapariciones forzosas desde 1984. Sin embargo, es a partir de 1998 cuando intenta dar una mayor relevancia a este enfoque de su trabajo. En éste, nos encontramos con retratos de los familiares y los lugares que nunca más verán a sus protagonistas.

Así, en unas pocas líneas, se puede comentar parte de su trabajo. Sin embargo, lo mejor es verlo. Teniendo para ello, varios libros fotográficos a nuestro alcance (El cerco de Sarajevo, Vidas minadas, Niños de la guerra o Sierra Leona. Guerra y Paz son algunos).

Este fotógrafo tan comprometido como galardonado (para muestra, otro botón [de muy recomendable lectura]) que empezó a trabajar en el Heraldo de Aragón en 1988, ha pasado por varias publicaciones y medios (la revista Tiempo, la cadena SER o la BBC), pudiendo seguirlo, en la actualidad, en su blog *Los desastres de la guerra*.

Para aquellos a los que les haya entrado ganas de más, decir que en el centro social La Tabacalera de Madrid, tienen una maravillosa exposición antológica en la que se pueden disfrutar de 148 fotos, dos series de retratos (98 fotos en total) y varios montajes de video que repasan la vida laboral del fotógrafo.

Fechas de la exposición:
6 de marzo al 10 de junio

Horarios:
De martes a viernes de 12:00 a 20:00
Sábados, domingos y festivos de 11:00 a 20:00
Lunes cerrada

Ubicación:
Calle Embajadores nº 53, Madrid

Todas las fotografías son propiedad de Gervasio Sánchez

Para más información:

written by jodidopanki on 2012-03-15 #news #africa #blanco #negro #ninos #latina #sarajevo #soldado #sanchez #america #gervasio #conflicto #armado #desaparecidos #minadas

7 Comments

  1. lady_diana
    lady_diana ·

    Para mí fue una dura visita. Los horrores de la guerra no me dejan indiferente...

  2. susielomovitz
    susielomovitz ·

    @lady_diana: la verdad es que es una exposición a la que hay que ir mentalizado, pero seguro que vale la pena. A ver si este fin de semana me mentalizo y paso por allí.

  3. vgzalez
    vgzalez ·

    Pedazo de artículo! Tengo que ir a verla YA!

  4. jandra
    jandra ·

    gran artículo y grandes fotos....lástima que no pueda ir a ver la exposición....

  5. susielomovitz
    susielomovitz ·

    Por cierto: ¡ARTICULAZO! - Muchas gracias por esta contribución, es un gran ejemplo.

  6. espiadimonis
    espiadimonis ·

    Gracias por este artículo, a ver si más adelante se lleva esta exposición a Barcelona y tenemos la oportunidad de visitarla. Gervasio Sánchez nos ofrece una buena dosis de realidad, que a veces nos falla la memoria. Muchas gracias @jodidopanki!

  7. jodidopanki
    jodidopanki ·

    @lady_diana eso quiere decir que sigues siendo humana. @vgzalez , @jandra , @susielomovitz , @espiadimonis muchas gracias por los comentarios. La verdad es que tiene unas imágenes muy crudas, pero cargadas de optimismo. Ya lo digo arriba, es un poco dulce-amargo.

More Interesting Articles