Me llaman Filmdestroyer

3

A lo mejor no están tan equivocados.

Créditos: cohetesnaranjas

Tratar bien a mis carretes es algo que hace tiempo que no hago. Ya sé que ellos no me han hecho nada y que siempre se han portado bien conmigo, pero solo intento que estén algo distraídos.

Esta vez hice lo que hago a menudo, sacar fotos sin ton ni son. Me tocaba hacer un viaje en tren de modo que esto de ver paisajes tan distintos a tanta velocidad había que aprovecharlo. Y ya se sabe que si las fotos salen movidas eso no es nada grave.

El proceso no es nada innovador, consiste en:

1.Terminar el carrete.
2. Rebobinarlo dejando que sobresalga una pequeña parte del carrete (sin meterlo todo dentro).
3. Sumergir el carrete en vino tinto (en función del tiempo la destrucción será mayor).
4. Entrar en un cuarto oscuro, con agua, un secador, y un potecito negro (como los que se usan para poner carretes).
5. Sacar todo el carrete, lavarlo y secarlo (¡a oscuras!).
6. Dejar el carrete suelto sin el chasis y ponerlo dentro de potecito negro.
7. ¡Dirigirse al laboratorio y desearle suerte al carrete!

Como siempre el tiempo de destrucción y el lavado del carrete serán los máximos culpables del resultado final.

¡A experimentar!

Créditos: cohetesnaranjas

written by cohetesnaranjas on 2012-03-22 #gear #tutorials #lab-rat #tipster #pelicula #film-destroy #rata-de-laboratorio-film-35mm-analogico-mola-mas

3 Comments

  1. sibux
    sibux ·

    Que bueno! Mola eso de bañar los carretes en vino, o hervirlos y demàs experimentos varios.

  2. marieta
    marieta ·

    no se si me atreveré a hacerlo nunca!! jajaja

  3. radiactive
    radiactive ·

    ¡Pues sigue destrozándolos, porque te quedan genial!

More Interesting Articles