Amor a primera lomo: Mi Diana F+ CMYK

1

Desde que entré en el mundo de la Lomografía me enamoré de la reina de plástico, la Diana F+. Y no de una Diana cualquiera, sino de su clon la Diana F+ CMYK.

Créditos: liquorice

Hace poco más de un año, buscando tutoriales en internet para hacer cosas en photoshop, me topé con uno que te enseñaba a hacer el ‘efecto LOMO’ a tus fotos. Tras ver el resultado, quedé maravillada. Pero, ¿qué demonios era el ‘efecto LOMO’?
Me puse a investigar y acabé en la página de Lomography. Me informé de qué iba el tema, y vi qué tipos de cámaras había. En cuanto la vi, caí rendida a sus pies.
Me puse a ver fotos de la comunidad, pero sobretodo hechas con la Diana. Cuantas más fotos veía, más ganas tenía de tener una entre mis manos, de mimarla y de salir a pasear con ella.

En Marzo, pocos meses más tarde, se organizó un taller en Cádiz, y yo me apunté, deseosa de aprender más sobre la lomografía. Pero no, no me pedí la Diana, quería que la primera vez que disparara con una Diana, fuera la mía propia, así que me decidí por la Horizon Perfekt. Aunque esa es otra historia de la que hablé hace ya tiempo en este artículo.

Créditos: liquorice

Poco menos de un mes más tarde, tras haberle dado la vara a mi niño durante mucho tiempo sobre la Diana, el día de nuestro aniversario me la regaló para mi sorpresa. ¡Yo no tenía ni idea! No sabéis cómo me emocioné cuando vi un paquete de Lomography encima de su cama…
¡Era tan bonita! Con su cuerpo cian y su flash color rosa. Además, venía acompañada del Splitzer, un accesorio que me encantó desde que supe de su existencia.

En cuanto tuve ocasión fui a una tienda de fotografía y me hice con dos películas de 120 y comencé a disparar. Estaba muy nerviosa, porque no sabía si las fotos saldrían bien, pero también muy emocionada porque al fin tenía a mi camarita de plástico de vivos colores.
En cuanto me las arreglé para cargarle la película comencé a disparar, click por aquí, click por allá. Ahora le coloco el splizter, ahora se lo quito.

Créditos: liquorice

Ya sabía eso de que había que levantar la cámara un poco para no cortar cabezas, y la posibilidad de hacer dobles exposiciones me encantaba. Pero, ¡qué decepción cuando revelé el primer carrete! Algunas fotos no salieron, otras me salieron subexpuestas… ¡Pero también salieron algunas que me enamoraron!
Que no me hubieran salido algunas fotos sólo hizo que me entraran más ganas de cargarle otra película y comenzar a disparar. Así que eso hice, y otra vez click por aquí, click por allá.
Mis amigos se quedaban embelesados. Primero por los colores tan bonitos que despedía, y ¡luego por lo poco que pesaba! No creían que hiciera fotos de verdad, pero aún así estaban encantados.

Revelé el segundo carrete. Y otra vez fotos que no salían ó fotos subexpuestas. ¡Qué lata!
Pero bueno, de entre las pocas que salieron, hay algunas que me encantan, así que sólo me queda pillarle el truquillo. ¡Porque enamorada ya me tiene! Y es que la Diana es una amante muy difícil de complacer, ya que precisa de mucha luz y mimo. ¡Aunque cariño no le falta!
¡Ya estoy deseando cargarle otra película y vivir nuevas historias de amor con ella!

written by liquorice on 2012-02-27 #lifestyle #120 #diana #diana-f #medio-formato #cmyk #amor #amor-a-primera-lomo

More Interesting Articles