Cámaras Plegables: Medio Formato en el Bolsillo

4

Las cámaras plegables fueron populares desde principios del siglo XX hasta los años 50. ¿Cómo pueden ser útiles hoy en día? ¿Cuáles son las ventajas y cuáles los inconvenientes?

Las cámaras plegables fueron las típicas cámaras de aficionados desde principios del siglo XX hasta los años 50. La mayoría utilizaban película de medio formato de 120 o 620.

Probablemente todos conocemos el aspecto del típico fuelle, que nos da una imagen de cámara “vintage” del pasado. Pero, ¿tiene sentido, como lomógrafo, utilizarlas hoy en día?

He aquí una antigua Kodak Six-20 de los años 30:

Créditos: berndtotto

…y aquí una más moderna Fujica Six de 1949:

Créditos: berndtotto

Primero, el concepto era ingenioso. Una cámara de medio formato, que puedes meter en el bolsillo y que no tiene el tamaño ni el peso de un lanzacohetes, como las Hasselblads y las Mamiyas, que todos conocemos de los estudios de fotografía del pasado.

Especialmente tentador, el tamaño 6×9. El formato 6×9 permite tener una visión de gran angular pero una profundidad de campo extremadamente corta, ya que las lentes habituales en estas cámaras tenían una distancia focal de unos 105mm. Eso sería casi un tele en 35mm, pero el formato 6×9 es mucho más grande y por lo tanto proporciona un ángulo de visión mucho mayor con la misma profundidad de campo.

Dicho de forma más simple, ofrece una gran creatividad, teniendo la oportunidad de elegir qué debería estar enfocado y qué desenfocado, incluso en una imagen gran angular. El aspecto del formato 6×9 es algo que jamás conseguirás con cualquier cámara digital, ya que los sensores de ese tamaño no existen todavía (o al menos no alcanzable para usuarios normales – la NASA o Air Force podrían tener algunos)

No una foto realmente interesante, pero un buen ejemplo:

El hombre enfocado está sentado a una distancia de unos 15 metros de la cámara y el fondo aún está suavemente desenfocado. ¿Podríamos hacer una foto similar también con 35mm? Sí, pero necesitarías retroceder bastante para conseguir el mismo encuadre, y ese es un espacio que casi nunca tenemos (especialmente en habitaciones cerradas, edificios o en la calle). Por ejemplo, esta foto hubiera sido imposible con 35mm porque no hubiera podido retroceder mucho más:

Así que la idea de utilizar medio formato es en general “conseguir una corta profundidad de campo en un espacio reducido y una visión gran angular”. Es perfecto para fotografiar grupos de personas, por ejemplo; como esta foto de mis amigos y yo. Algo que es imposible de conseguir con la película de 35mm.

Pero, como sabemos, donde hay luz siempre hay sombras, y es exactamente la corta profundidad de campo lo que hace a estas cámaras plegables difíciles de usar, ya que muchas de estas antiguas bellezas sólo tienen visor (y no telémetro). Esto quiere decir que no hay ayuda para ajustar el enfoque. Se necesita adivinarlo, lo que es bastante engañoso y más un desacierto que un acierto.

Sólo muy pocas ( y desafortunadamente caras) cámaras plegables fueron equipadas con un telémetro, como por ejemplo esta cámara Carl Zeiss (una Super Ikonta 531/2 de 1940)

Así que, lo que la mayoría de la gente hacía antiguamente, era fijar el objetivo y utilizar mayoritariamente aperturas pequeñas como 16 o 32 para conseguir una gran profundidad de campo y una mejor tolerancia para ajustar el enfoque. De esta forma, estas cámaras pueden usarse como “verdaderas cámara Lomográficas” en el sentido de simplemente apuntar y disparar, pero en este caso, necesitan una película rápida (a partir de 400 ASA). El verdadero beneficio de conseguir una profundidad de campo corta, por supuesto, se ha ido. O, a veces, necesitamos improvisar un poco. Acabo de utilizar un Fuji Velvia 50 en mi cámara para esta foto, simplemente adivinando el tiempo de exposición y colocando la cámara en una barandilla. Está hecha con una Clover Six de 1941. No pude limpiar el objetivo perfectamente y el obturador solo funcionaba a 1/125 segundos y en modo B, en esta foto, pero la película es indulgente y todavía hay oportunidades de conseguir buenos disparos.

Créditos: berndtotto

Además, los objetivos no muy limpios y enfocados pueden tener también un cierto encanto “vintage”. Esta es otra foto que hice con la misma cámara a un amigo durante una de sus clásicas “fiestas en la azotea”

Créditos: berndtotto

Hablando de formatos, 6×9 no es el único formato que utilizan las cámaras plegables. También hay muchas que usan 6×6 y 6×4,5; a veces de fábrica y otras usando un adaptador (máscara). Esta es una foto hecha con una Semi Minolta P de 1951, que utiliza un formato original de 6×4,5. La cámara puede exponer 16 fotografía en un rollo de 120.

¿Qué es importante saber cuando quieres comprar una cámara de este tipo en una subasta o similar?

Lo primero, el tipo de película. La mayoría emplean película de 120, que todavía se comercializa, pero algunas usan también película de 620, que es exactamente igual que la de 120, PERO se enrolla en canillas más pequeñas. Las canillas habituales de los rollos de 120 no encajan en estas cámaras. Es posible conseguir película de 620, pero hay muy pocos proveedores. Otra forma puede ser “re-enrollando” la película, lo cual no es difícil, pero no es fácil conseguir carretes vacios de 620 para hacer esto. Así que, mi consejo sería, buscar solo cámaras plegables que puedan usar directamente película de 120, que hay bastantes.

El punto débil de estas cámaras son los fuelles. Los vendedores normalmente aseguran que no hay “light leaks” o pequeñas filtraciones de luz; pero a menudo las tienen. Esto no es sorprendente después de décadas de uso plegándolas hacia fuera y hacia dentro, y las filtraciones son frecuentemente difíciles de detectar. Puede ser sólo un agujero diminuto, algunos escondidos en una esquina de los fuelles crean imágenes con este aspecto:

De todas formas, no hay razón para desesperarse. Ve a un cuarto oscuro y apunta con una pequeña, pero luminosa, linterna de LED en cada esquina del fuelle y lo encontrarás. Es mejor hacer esto antes de gastar el primer rollo y si es solo un pequeño hueco, puede ser reparado muy fácilmente de distintas maneras. En el caso de una rotura mayor, el fuelle normalmente necesita ser reemplazado. Hay muchos manuales de “hazlo tú mismo”, pero no puedo decir si es fácil o no porque nunca lo he intentado.

Las buenas noticias: las cámaras antiguas tienen normalmente una construcción simple, lo que hace que sus objetivos sean fáciles de limpiar, aunque también proporcionen muchas oportunidades creativas. ¿Por qué no cargar un carrete de 35mm en lugar de uno de 120 para conseguir una vista súper panorámica? No lo he hecho todavía, pero definitivamente lo haré y puede que en alguna plegable de 120 muy antigua como esta centenaria Kodak No. 2 Autographic Brownie:

Es capaz de hacer fotos como esta:

¿Es posible un renacimiento de este tipo de cámaras? ¿Por qué no? Quizás Lomography aparecerá con el primer “juguete plegable” algún día. Al menos, en un diseño muy compacto y portátil, utilizado por fotógrafos analógicos durante medio siglo.

written by berndtotto on 2012-02-17 #gear #review #vintage #6x6 #6x9 #medio-formato #formato #analogico #camaras-antiguas #fuelle #pelicula-120 #pelicula-620 #profundidad-de-campo #camaras-plegables
translated by blackcat

4 Comments

  1. lomocanariensis
    lomocanariensis ·

    Me ha encantado el artículo. Yo tengo una Kodak Six-16 Series II (parecida a la Six 20 de la primera imagen) que estoy intentando adaptar para películas de 120, pero está siendo algo complicado... (lo lograré!).
    Saludos y gracias!

  2. hachekas
    hachekas ·

    Creo que al crear este tipo de cámaras, permitiendonos llevar el medio formato a todos lados es lo mejor que han podido inventar XD Yo tengo una Zeiss Ikon Nettar, y nunca me decepciona con los resultados, siempre resultan ser cámaras resistentes y versátiles! Muchas gracias por el artículo!

  3. teslasmile
    teslasmile ·

    Yo tengo una preciosísima Kodak Vigilant de 1920 y pico, y estoy encantado con ella, aunque tenga que "trucar" rollos de 120 ya que ella, está acostumbrada a los de 620!

    Y la idea de que Lomógraphy algún día se decida a crear su primer "juguete plegable", me parece genial :-D

  4. teslasmile
    teslasmile ·

    Ups, he confundido la fecha con la de otra cámara. ¡Era 1848!

More Interesting Articles