Ponte Milvio

Uno de los puentes más antiguos de Roma, popularizado hoy en día como el puente de los candados de amor.

El Puente Milvio (Ponte Milvio en italiano) fue construido en el 206 a.C por el emperador Nerón. Ha sido destruido y reconstruido varias veces así como sufriendo numerosas modificaciones, conservando tres de sus arcos originales.

Historicamente tuvo lugar la que se conoce como la batalla del Puente Milvio. Fue aquí, donde, en el año 312, se enfrentaron los ejercitos de los emperadores Majencio y Constantino I, saliendo victorioso éste último, lo que dio paso al triunfo de la nueva doctrina en el Imperio Romano.

Por otro lado, desde el 2006 es más conocido gracias al escritor Federico Moccia, por su novela y película Tengo ganas de ti (Ho voglia di te):

<<Estamos delante del Puente Milvio, en una pequeña plaza junto al Tiber de donde sale vía Flaminia, que llega hasta la Piazza del Popolo. Corre por el puente y se para a medio camino, delante de la tercera farola […]
- Es el candado de los enamorados. Se engancha un candado a esa cadena, se cierra y se arroja la llave al Tiber.
- ¿Y después?
- Ya nunca te separas.
>>

Esta acción original de Moccia se ha convertido en una nueva tradición, traspasando el papel y la pantalla, entre los jóvenes romanos que comenzaron a realizarla en dicho lugar. Incluso se ha expandido más allá de Roma y que simboliza el amor eterno.

Al llegar se divisan un montón de candados escritos, de palabras hermosas en todos los idiomas. Sin embargo, la gran cantidad de candados que hay, ya puso una vez en peligro la estructura del puente por la masificación que sufrieron sus farolas. Así que para poder continuar con este ritual el ayuntamiento habilitó unas cadenas donde seguir colocándolos sin que el puente se resintiera.

La última foto es un candado en un puente de S/C de Tfe

Recientemente, después de más de 6 años y de miles de parejas de todo el mundo que han sellado su amor, se aprobó por orden del alcalde del distrito la retirada de todos los candados así como la prohibición de colocar más, para “mantener la integridad del puente y su estética, ya que solo consiguen afearlo”.

Por mi parte, a mi me encantó ver cuanto amor encierran esos candados. No creo que afeen el lugar, pero si hay que tener en cuenta que es un puente muy antiguo y delicado. Aún así, reconozco que desde que supe que iba a viajar a Roma, el Ponte Milvio iba a ser una parada obligatoria en mi ruta turística. Nos dejamos llevar por el romanticismo y pusimos nuestro propio candado.

Solo espero que la medida no sea definitiva y se puedan volver a poner candados, buscando otra alternativa. Porque no deja de ser un acto de amor, una manera de demostrar que queremos a nuestra pareja y deseamos estar con ella toda la vida.

Créditos: missnothing

El Puente Milvio no está en la zona centro sino un poco al norte de Roma. Os dejo las indicaciones de como conseguí llegar, las mismas que me dieron en información en la estación Termini:

  • Metro: Ottaviano (Línea A) y coger el bus 32 que pasará por la Vía Flaminia bordeando el río Tíber y en 10 minutos se llega.

written by missnothing on 2012-02-15 #places #roma #location #italia #viaje #amor #llave #aventuras-urbanas #tiber #candados #moccia #milvio

More Interesting Articles