Me he lanzado al agua con mi La Sardina Beluga

4

Esta Navidad llegó a mis manos una La Sardina Metal Edition, la Beluga, esa preciosidad que viene en tonos dorados y rojos. Ha sido mi primera experiencia con una Sardina y quiero compartirla con vosotros.

Allí estaba yo, un 30 de diciembre y una caja con una La Sardina Beluga tenía mi nombre.
Sin dudarlo cogí un tripack de carretes Lomography Color Negativo 400 y me dispuse a descubrir la nueva adquisición de mi pequeña colección Lomográfica.
Primero tengo que decir que la presentación de la cámara es espectacular, viene en una caja de madera que te hace recordar las cestas de los mercados de pescado de las películas. Al abrir la caja, me sentí maravillada con todos los libros que incluía, cosa típica de Lomography de seguir enamorándonos con ediciones preciosas de manuales, afiches y libros especiales de cada cámara, siempre cargados de un diseño impecable. Continué sacando y me encontré con el macizo y potente flash Flitz de Blitz a juego y unas tapas de plástico de colores, que se colocan como filtros.

Por último saque de la caja esa robusta y elegante cámara. Lo primero que pasó por mi fuente fue su peso, ¡no era una cámara de plástico!, era de metal, era pesada, tenía cuerpo, y ese fue un cambio interesante. Minuto a minuto mi emoción y expectativa crecía. Estaba lista para usar mi nueva Sardina.
Paso siguiente fue visitar el Micrositio de la Sardina y mirar en los vídeos tutoriales, el funcionamiento básico de la cámara, luego de ver algunos (un par de veces), me atreví a sacar la película y a cargar mi cámara. La verdad es bastante sencilla de cargar y enseguida la tienes lista para empezar a hacer fotos.
Lo que si debo decir que al principio pensé que el flash no funcionaba bien, porque la luz verde estaba encendida, pero no disparaba. Luego de preguntar a una de las expertas Lomógrafas de la comunidad, makny, me dí cuenta que para disparar había que sacar el objetivo hasta leer el mensaje “Shoot only if you can read me” y luego girar el objetivo en sentido horario (si la miras de frente) hasta escuchar un “¡¡click!!”.

Luego de entender este funcionamiento básico de mi Sardina me dispuse a hacer fotos, algunas largas exposiciones, otras de día, otras en interior y otras múltiples exposiciones.

Créditos: carmengraphy

¡Como conclusión tengo que admitir que me han capturado las redes de mi Sardina! Es muy fácil de usar y además te permite hacer fotos muy bonitas desde el primer carrete, sin contar la posibilidad que te da de jugar con los filtros y las múltiples exposiciones para lograr efectos diferentes.

Créditos: carmengraphy

written by carmengraphy on 2012-01-09 #gear #review #analogico #first-experience #la-sardina #beluga #la-sardina-beluga #sardina-metal-edition #camara-la-sardina

4 Comments

  1. liquorice
    liquorice ·

    Me encanta La Sardina!

  2. juansupergen
    juansupergen ·

    Preciosa esa Sardina...Buen articulo...

  3. nuhdos
    nuhdos ·

    La Sardina es genial, eso sí el "shoot only if you can read me" nos trae a todos de cabeza, porque la primera vez que lo vas a sacar... parece que como sigas haciendo fuerza se parte en dos, xD igual con la edición en metal no tanto, pero yo con la Marathon sufrí!

    A disfrutarla!!

  4. guanatos
    guanatos ·

    a mi me encantó la primera vez que la usé, creo que es una todo terreno perfecta!

More Interesting Articles