LomoKino ¡Luces, cámara, acción!

1

La nueva cámara de Lomography ha dado movimiento a las películas de 35mm. Hace un par de meses la revolución llegó de nuevo al mundo analógico y esta vez en forma de caja mágica, bajo el nombre de Lomokino, una cámara analógica que convierte 144 fotogramas en más de 30 segundos de apasionado cine.

El contador se puso a cero y Lomography desveló su secreto. En algún corrillo formado por lomógrafos avispados ya se rumoreaba el nacimiento de una cámara analógica capaz de dar movimiento a nuestras fotografías. Así que mi mente ya estaba en marcha cuando se desveló la gran sorpresa, que fue doble. Por un lado, que sí que era cierto que disfrutaría de una cámara analógica que rodase cine, alejada de las costosas Super 8 y con gran facilidad para escanear. Por otro, un precio asequible, 65 euros sólo la Lomokino y 89 euros con el Lomokinoscope, comparado con mis últimos caprichos. No dudé en encargarla ese mismo día.

Fiesta de presentación de Lomography Store Argensola

Lomokino es una cámara de video analógica que rueda en 35mm, que funciona dando a la manivela, y que en un rollo de 36 exposiciones puede capturar hasta 144 fotografías. Puedes utilizar cualquier tipo de película de 35mm, no importa si eres un amante del redscale, de la película en blanco y negro o del proceso cruzado. Además, siempre puedes volver a cargar la película y hacer dobles exposiciones.

Fiesta de presentación de Lomography Store Argensola

Lo cierto es que no puedes esperar una gran calidad en tus películas, puedes jugar a ser Woody Allen o David Fincher pero no creo que puedas emitir tus films en una gran pantalla. ¡Hey, espera! Eso no significa que sea malo. Yo creo que es un buen arma para experimentar, seguro que David Lynch se muere por tener una. Para solucionar este problema una buena opción es grabar en blanco y negro, me gusta el efecto que da a las películas.

Durante el taller de ¡Sorpresa, Sorpresa! en Madrid

Si nos centramos en los inconvenientes, esta cámara carece de sistemas de sujeción o funda propia. Es una pena no poder colgarla del cuello cuando te trasladas de una localización a otra. Además, como ya ha sucedido alguna vez más el visor no es muy útil. Está demasiado alto y puedes terminar enfocando donde no debes. Por otro lado, en dos meses aún no he utilizado para nada el Lomokinoscope, aunque ando buscando alguna utilidad nueva.

El teaser de “Summer house” es la premisa de algo más grande. Pero, ¡sshhhhhsssh! ¡Es secreto!

Como ventajas: su apertura continua entre f5.6 y f11, tu eliges el ritmo al que pasan los fotogramas, poder utilizar cualquier tipo de película de 35mm y por supuesto un manejo intuitivo, un gran packaging y lo más importante: horas y horas de diversión, solo o con amigos, en el monte, en la playa, en la calle o en casa. La Lomokino también tiene soporte para flash, aunque necesitarás que cargue rápido, pero como en todo set de rodaje lo mejor es hacerse con unos buenos focos.

Un final inesperado, el resultado del taller ¡Sorpresa, sorpresa! en Madrid.

written by drame on 2012-01-16 #videos #gear #35mm #review #cine #analogico #lomokino

One Comment

  1. susielomovitz
    susielomovitz ·

    qué buena pinta tiene Summer House!!!! :).

More Interesting Articles