Praktica L - un pezado de historia de la Alemania Oriental

La Praktica L es una cámara impresionante, ¡incluso después de 32 años de uso!

Durante años, la SLR de Alemania oriental de mi madre estuvo en el sótano sin que nadie la tocara, esperando paciente en una funda gris, rodeada de objetivos y monedas de la época, esperando que alguien tropezara con ella. Mientras urgaba entre cajas de adornos navideños que nadie quiere y piezas de tecnología obsoleta, descubrí esta brillante cámara.

A finales de los años 70, mi madre llegó a los campos interminables de Kansas desde Varsovia, una ciudad decrépita inundada con la arquitectura moderna Soviética. Como no hay mejor manera de documentar un país extranjero que con una cámara, ella se puso a buscar inmediatamente algo atractivo, barato y fiable. Después de consultar a varios de sus compañeros de estudios, mi madre se encontró en una pintoresca tienda de cámaras en Wichita, donde compró una Praktica L con un objetivo Pentacon 2.8/100, un objetivo Zeiss Flektogon 2.4/35, un Nikon Nikkor 50mm (que no se ajusta a la montura M42 del objetivo), y un objetivo de 50mm Vivitar. El Pentacon es un objetivo excelente, a pesar de que puede ser problemático a veces. El Zeiss sólo se dispara en la apertura máxima, que, aunque molesta, me da unos colores de ensueño cuando se combina con una película Lomography 35mm o, mi favorita, Agfa Vista 400/24. Pero, aunque me encantaría ponerme a hablar sobre los objetivos y películas, este artículo es únicamente sobre la propia cámara.

La serie L de Praktica fue producida desde 1969 hasta 1989, un período increíble de 20 años. Se dice que una L pasaba por la línea de producción de Dresde cada 30 segundos, y estas cámaras por lo tanto, siguen siendo bastante fáciles de encontrar en eBay y en los mercadillos y bazares de Europa del Este. Después de usar una Diana, la palanca para pasar la película parece un invento fantástico. Siendo una réflex, la L tiene un espejo que refleja exactamente lo que el objetivo ve dentro de una cámara de catoptric en la parte superior de la cámara, así que muestra precisamente lo que cada disparo captará cuando se presiones el disparador a través del visor rectangular de la Praktica.

La L, a pesar de no tener demasiadas características, tiene muchas peculiaridades, y es una alegría tenerla en mi humilde colección de las cámaras analógicas. Es un tanque de cámara y por $100, creo que mein mutter, como yo la llamaría en Dresden, se compró una buena cámara. Y en estos días, ¡hace lomografías como churros!

written by azd1 on 2012-07-13 #gear #review #slr #east #praktica #germany #antigua #camara #analogico #historia #alemania #este
translated by lockedandloaded

More Interesting Articles