Sobre el taller Sorpresa-Sorpresa en Madrid

No hay que desperdiciar la oportunidad de un buen taller lomográfico, y más si como título lleva “Sorpresa, sorpresa”…

11:00h del sábado 26 de noviembre de 2011; c/ Argensola, 1 (Madrid)

El taller “Sorpresa, sorpresa” comenzó con un:
-“Hola, me llamo Marigel y vamos a comenzar el taller sorpresa de la mano de la LomoKino, la nueva cámara lomográfica”.

Créditos: lomographyargensola

No nos pilló por sorpresa ya que días antes nos informaron de que el taller se desarrollaría con la nueva cámara LomoKino. Y para ello nos hicieron preparar a cada uno de los 12 participantes un guión que durase aproximadamente unos 3 ó 4 minutos (4 carretes de 35mm, aproximadamente).

De todos los guiones elaborados tuvimos que votar a 3, y curiosamente el mío fue uno de los elegidos. Me alegró mucho saberlo porque este era mi primer taller y me vi involucrada muy de lleno en él.
Tras una breve introducción personal de cada uno de los participantes, nos colocamos en grupos de 4 para comenzar así nuestro pequeño corto.

Créditos: lomographyargensola

Ya que estaba muy emocionada con el taller, la noche de antes dejé preparado todo el atrezzo para caracterizar a los personajes de mi guión. Necesitaba conseguir, que 2 de mis compañeros de taller se convirtieran en la madre y el padre de la protagonista. Con chaqueta roja, mandil y pañuelo de flores vestí a la madre, y con una camisa “vintage”, como la definió una de mis compañeras (yo jamás la hubiera definido así), que encontré en el fondo del armario de mi padre, vestí al padre. Nadie pudo reprimir las risas al ver tal espectáculo en el interior de la tienda de Argensola. Grabamos un par de escenas en la parte más iluminada de la tienda, donde hay un sofá que le daba el toque retro a la escena, tal y como pensé para el guión.

Créditos: lomographyargensola

Con la LomoKino en manos de nuestra compañera francesa, salimos a las calles del centro de la capital para seguir con el corto. Grabamos una toma en el portal de enfrente de la tienda pero no estamos seguros de si llegará a salir porque al terminarla nos dimos cuenta de que el carrete se había acabado pero nadie supo cuándo exactamente.

Hicimos varias tomas más por la calle, una muy graciosa en una esquina, en la que 2 de nosotros teníamos que chocar. No sé cómo pude aguantar la risa a la cantidad de tonterías que pudimos decirnos mi compañero y yo mientras rodábamos la escena y nos apuntaban con la cámara (menos mal que la LomoKino no graba sonido).

Las 2 últimas escenas las tomamos en la plaza de Santa Bárbara. Necesitábamos un grupo de gente joven para ambientar la escena, y como el resto de grupos del taller estaban por allí pero ocupados con sus cortos, decidimos echarle morro y pedírselo a un grupo de chavales que había sentados en una de las terrazas. Accedieron a participar de muy buena gana. Grabamos la escena del bar, que fue muy graciosa, y tras finalizarla… ¡Otra vez lo mismo! Nadie se había dado cuenta de que la cámara se había quedado sin carreta. Así que lo cambiamos, y como ya había terminado algún grupo, decidimos repetir la escena con ellos en vez de molestar a los chicos del bar de nuevo.

Después de terminar el corto, aún nos quedaba algo de carrete así que anotamos el nombre del corto, “No return”, y los nombres de los 4 que habíamos participado y grabamos el papel en los últimos fotogramas de la película.

Créditos: lomographyargensola

Tengo que reconocer que me lo pasé genial esas casi 4 horas rodeada de gente que no había visto en mi vida pero que formaron parte de ella de una forma muy especial. No voy a olvidar la experiencia porque fue increíble. Muchas risas, mucho buen rollo y muchos cxarretes de película fueron los ingredientes de la lomográfica mañana del sábado 26 de noviembre de 2011.

Tened por seguro que volveré a repetir y me apuntaré a más talleres de ahora en adelante.

…MiriaM…

written by mim123shot on 2011-12-05 #news #event #madrid #taller #sorpresa #argensola #lomokino

More Interesting Articles