Cómo me enamoré de la Lomografía y de mi Lubitel

Mis primeras experiencias lomográficas con un rollo a color y otro blanco y negro: Kodak Portra 400 y Kodak Tmax 100.

Créditos: revolte

Durante mucho tiempo estuvo rondando en mi cabeza la idea de hacerme con una cámara reflex ya que la fotografía siempre me ha encantado y nunca tuve la oportunidad de tener acceso a una cámara profesional para poder explotar todas sus posibilidades, teniendo siempre que contentarme con usar mi compacta digital o la cámara del celular. El precio de las DSLR también ayudaba a que pospusiera siempre este momento hasta que por esas vueltas del destino llegué a conocer la lomografía, gracias a mi novia que estaba interesada en conseguir una polaroid (lo cual no pudimos concretar aún) pero buscando una de estas cámaras por internet empecé a ver algunas muy coloridas, extravagantes y super glamorosas: La Diana F+. Mi novia se enamoró de ellas.

Ya decidido a hacerme con una cámara Lomo, y después de varios días de leer sobre distintos modelos y sus prestaciones me decidí por la Lubitel166u. Apenas la tuve en mis manos quedé fascinado con esta cámara tan atípica para alguien ajeno aún al mundillo fotográfico (imaginen que fue la primer TLR que ví en mi vida) con sus caracteres cirílicos al frente, su sistema de disparo desde la cadera, en fin… una cámara para románticos. Debo admitir que no empecé con lo más fácil, ya que con la Lubitel uno tiene que ajustar todo manualmente y tuve que interiorizarme y leer un poco sobre lo esencial para no hacer un completo desastre, aunque fue esta capacidad de poder tener el control sobre cada aspecto de la toma uno de los factores con más peso a la hora de decidirme por este modelo.

Créditos: awesomesther

Lo primero que hice fue conseguir una batería de rollos de todo tipo de marcas, sensibilidad, a color, blanco y negro, y diapositiva, de los cuales sabrán a medida que los vaya usando y revelando. Pero para empezar me decidí por un Kodak Portra de 400, ya que no recuerdo donde, recomendaban empezar con algún film de sensibilidad no muy alta, a color y usarlo en un día soleado. Eso fue lo que hice y estos son los resultados:

Créditos: revolte

Cómo pueden apreciar cometí el error de tomar las fotografías en el modo de 6×4 pero sin la máscara correspondiente que evita que las fotografías queden superpuesta, de esto me enteré cuando al llegar a la foto número 12 pude seguir avanzando hasta la 16.

Aparte de esto, el rollo también quedo algo flojo y a la hora del revelado quedó expuesta parte de la película, produciendo ‘light leaks’ o fugas de luz que a su pesar no quedan del todo mal.

Créditos: revolte

Ok, la primera vez ya pasó y para mi segundo intento elegí probar el blanco y negro, esta vez fue un Kodak Tmax 100:

Créditos: revolte

En esta oportunidad no tuve problemas con el formato de las foto pero algunas de ellas no salieron ya que las saqué en el subterráneo con poca luz, he aquí como de los errores se aprende.

Créditos: revolte

También me hubiera gustado que salieran con un poco más de contraste ¡Ya voy a ir mejorando!

Espero que les haya gustado, me gustaría saber como les fue a ustedes en sus primeras experiencias con la lomografía, e incluso con la fotografía analógica en general.

¡Hasta Pronto!

written by revolte on 2011-10-28 #lifestyle #color #lubitel-166u #lomografia #byn #kodak-portra-400 #kodak-tmax-100 #primera-experiencia

More Interesting Articles