Atardecer en el Ebro

Ya estábamos terminando el taller cuando al pasar por la márgen del río parecía haber un cartel en el que ponía "¡tírame una foto!".