un respiro...

entre tanto estrés en el Puente de Mayo, de la mano de mi Holga cargada con un estupendo Kodak E100G.