II parte de una tarde de patos...