Después de unas fotos decepcionantes, me decidí a echar unas cuantas lomos por la ciudad