Have an account? Login | New to Lomography? Register | Lab | Current Site:

Una pequeña gran cámara que logró superar sus orígenes...

Marca: Ricoh
Modelo: FF-1
Formato: 35mm
Fabricación: Japón
Lente: Rikenon
Focal: 35mm
Apertura diafragma: f/2.8-16
Velocidad: 1/500 a 2seg.
ISO: 25-400
Enfoque: Por escala
Flash: Zapata integrada
Disparador automático: No
Disparador por cable: Sí
Posibilidad de montar trípode: Sí
Fecha de producción: A partir de 1978

Corrían los años 70’s y el mercado de las compactas se encontraba a punto de explosionar gracias a la futura aparición de cámara como las Olympus XA, Cosina CX-1 (y su copia la Petri PX1), Cosina CX-2 (también con sus copias, la Lomo LC-A y la Porst CM Auto 135) o Minolta AF-C entre otras. Sin embargo todavía quedaba algo de tiempo para la llegada de ese momento y mientras tanto Minox alcanzaba el éxito gracias a su prácticamente inabarcable gama Minox 35. Una cámara pequeña y robusta, de indudable calidad y con unos resultados que no dejaban indiferente a nadie. Frente a la éxitosa cámara de Minox la mayoría de las marcas optaron por desarrollar sus propios proyectos, casi siempre originales, que finalizaron con el alumbramiento de cámaras que rivalizaron y terminaron por desplazar a la mítica máquina de Minox. Sin embargo Ricoh optó por un camino distinto, fijándose, cuando no copiando, el estilo de la Minox 35 para desarrollar y poner a la venta antes que nadie una cámara moderna que rivalizara con una de las líderes del mercado, así fue como nace la Ricoh FF-1.

Desde luego no se puede decir que los diseñadores e ingenieros de Ricoh jugaran a disimular con el diseño de la FF-1, la cámara nos recuerda poderosamente a la Minox 35 con tan sólo echarle un vistazo. Su mismo tamaño reducido, zapata integrada en la parte superior de su chasis, objetivo escamoteable, control de la distancia de enfoque ubicado en el cuerpo de la lente, funcionamiento automático o en prioridad de apertura, con sus controles también ubicados en la propia lente…en definitiva, tenemos las mismas características de una Minox 35 pero con la marca Ricoh impresa en la parte delantera de la FF-1. Claro que Ricoh no lo podía hacer tan descarado, de modo que se decide a aplicar ciertos detalles maestros que convierten a su pequeña criatura en todo un prodigio, dotándola de detalles que no encontramos en otras cámaras de su mismo tamaño (si es que logramos encontrar alguna cámara tan pequeña como la FF-1). Así es como tenemos a nuestra disposición una pequeña rosca para alojar un disparador por cable que nos facilite la tarea de realizar largas exposiciones, prácticamente inadvertida en la base de la FF-1 hay un tirador de acero para la apertura de la cámara, el arrastre de la película no se realiza deslizando una ruedecilla, como es habitual, sino que tenemos a nuestra disposición de una palanca de arrastre, como si de toda una señora reflex se tratara…y para finalizar, su lente, que aloja un fantástico Rikenon de 35mm f/2.8 que confiere a nuestras imágenes una nitidez extraordinaria.

Desde luego no se puede decir que a la Ricoh FF-1 le falta algún detalle que la pueda hacer mejor o más completa. Lo que resulta increible es que Ricoh fuera capaz de alojar en un cuerpo tan pequeño tantos detalles propios de cámaras de mayor tamaño y entidad. Claro que una vez tenemos la cámara en nuestras manos y comprobamos la calidad de su construcción entendemos que Ricoh se inspiró en la Minox 35 por pura comodidad, ya que la marca japonesa se encontraba más que en disposición de diseñar una cámara totalmente original por sí sola. En cuanto al manejo de la Ricoh FF-1 sólo decir que es una delicia, suave y preciso, con un enfoque que rara vez falla y un bokeh muy bonito cuando disparamos a f/2.8. Es una cámara que tan sólo pide película de calidad para mostrarnos todo su potencial y a la que sólo cabe achacarle un pequeño defecto, y es que con el paso del tiempo su visor tiende a empañarse, algo que en absoluto inhabilita a la cámara, pero que siempre resulta molesto. Por contra, como uno de las mayores bazas que juegan a favor de la Ricoh FF-1 en la actualidad está el hecho de que es una de las cámaras de aquellos años con un precio más ajustado, no resultando extraño poder hacernos con una unidad en perfectas condiciones por poco más de treinta euros.

written by soleado

7 comments

  1. raquellogs

    raquellogs

    Gran review!!! Me han encantado las fotos!!!

    almost 3 years ago · report as spam
  2. javihacefotos

    javihacefotos

    ESTUPENDO ARTICULO COMO SIEMPRE!! me encantan las fotos, sobre todo la de las barquitas!!!

    almost 3 years ago · report as spam
  3. isabel_mebarak

    isabel_mebarak

    Buffffffffffff haces unos artículos brutales y super bien explicados con muchas notas técnicas... ¡y encima de cosas que no conozco! ¡Como te admiro!... y... ¡qué mona es esta cámara!

    almost 3 years ago · report as spam
  4. jodidopanki

    jodidopanki

    Muy guapo!

    almost 3 years ago · report as spam
  5. soleado

    soleado

    @raquellogs @javihacefotos @isabel_mebarak @jodidopanki Muchas gracias por vuestros comentarios en el artículo ;-) Javi, a tí que te gustan (bueno, a todos) los juguetitos fotográficos...ayer me publicaron una review de la Rollei Prego Micron, no te la pierdas que la cámaras es una joyita...

    almost 3 years ago · report as spam
  6. javihacefotos

    javihacefotos

    Ahora mismo le hecho el vistazo!!! :) Me encantan estos juguetitos, pero más me gusta como los consigues y como los explicas... Es admirable!

    almost 3 years ago · report as spam
  7. mauky

    mauky

    Cómo me gusta!!!!!

    almost 3 years ago · report as spam