Petzval_preorder_header_kit

Now Available for Pre-Order - First Come, First Served

Have an account? Login | New to Lomography? Register | Lab | Current Site:

LomoReportera: BRIGHT Tradeshow, Pensamientos Analógicos

Esta es mi experiencia como BRIGHTHunter, luego de ganar el concurso organizado por Lamono Magazine y BRIGHT Tradeshow, gracias al cual viajé a Berlín. Estuve allí sólo 4 días, pero - viéndolo desde ahora - parece que fueron semanas. Aunque durante esos días apenas dormí, fue una de las mejores cosas que me han sucedido últimamente. Pude descubrir todo un mundo nuevo, conocer gente increíble, hacer amigos y enamorarme (sólo un poquito). Así que aprovecho este espacio para compartir mi experiencia con vosotros y mostraros algunas de las fotos de los highlights del evento que, como dice el refrán, valen más que mil palabras...

¡Hola lomógrafos! ¡Este es mi primer post como LomoReportera y estoy muy emocionada! Todo empezó cuando gané el concurso para ser BRIGHTHunter en el BRIGHT Tradeshow y viajar a Berlín con el equipo de Lamono Magazine. Mi tarea consistió en llevar un diario visual y escrito del evento. Pero, además de manteneros al día con mi diario gracias a la inmediatez del mundo digital, soy una fan empedernida de la fotografía analógica y no pude evitar llevarme conmigo mi Lomo LC-A a Berlín. Así que aquí os contaré mi experiencia como . BRIGHTHunter y compartiré con vosotros lo mejor de esos días, ésta vez pasados por un cuarto oscuro.

La historia comienza con mi primera noche en Berlín, cuando tuve la oportunidad de conocer a Thomas Martini, una de las mentes brillantes detrás de BRIGHT. ¿Que cómo lo conocí? Bueno, me invitó a cenar a uno de los sitios más cool y especiales de Berlín, el restaurante Cookies Cream, ubicado en Mitte, el centro histórico de la ciudad.

Comiendo, hablando y bebiendo, Thomas me contó su historia. Conoció a Marco Aslim en una fiesta de cumpleaños en su pueblo natal, cerca de Frankfurt. Cuando se dieron cuenta de que compartían la misma pasión por la cultura del skate empezaron a desarrollar algunas proyectos juntos. En 1996, decidieron mudarse a Frankfurt para abrir la agencia KPP Agentur y rápidamente comenzaron a trabajar con muchas marcas relacionadas con la cultura skater y el streetwear. Hasta que un buen día Marco le propuso la idea de organizar una feria. Al principio, Thomas se negó, pero después de algunos días llamó a Marco para comunicarle que aceptaba el desafío. Y así fue cómo nació BRIGHT. ¿Por qué BRIGHT? Pues porque querían un nombre que funcionara en muchas lenguas.

Desde entonces, BRIGHT ha ido cresciendo edición a edición. Thomas me contó que ello fue gracias a que las marcas relacionadas con el skate tienen un estilo muy particular y necesitaban una exhibición especial, más allá de las ferias tradicionales. La idea era tratar de mostrar la cultura y el estilo de vida detrás del skateboarding. Así que, lo que hace diferente a BRIGHT, es que incluye exhibiciones, encuentros, fiestas y demos con skaters internacionales que viajan a Berlín exclusivamente para participar del evento.

Después de la cena, caminamos por las calles nevadas de Berlín, hasta que el frío fue más fuerte y decidimos tomar un taxi. La última parada fue en la fiesta de VICE, donde tomamos un par de cervezas, bailamos y… conocí a Erlend Øye, miembro de los Kings of Convenience, una de mis bandas favoritas.

Durante el primer día, visité el espacio de la XVI edición del BRIGHT Tradeshow. Y fue increíble: una estructura enorme para mostrar todo lo relacionado con el skate, los boardsports, el streetwear y el arte contemporáneo. Para aquellos que aún no lo saben, el BRIGHT Tradeshow comenzó en el verano de 2005 como la primera exhibición europea de skate. Durante ese primer show, más de 50 marcas estuvieron presentes. Pero, en las ediciones posteriores, el evento ha ido creciendo hasta desbordar, una y otra vez, las fronteras del área de stands. En el verano de 2010, el Bright Tradeshow se mudó a Berlín, incrementando así su impacto total.

Actualmente, aloja a más de 300 marcas de todo el mundo cada temporada. De hecho, a medida que los exhibidores aumentan, también se multiplican los visitantes – entre 12.000 y 15.000 profesionales vienen a ver y ser vistos por los stands de BRIGHT. Esta vez, el Bright Tradeshow cambió su ubicación, moviéndose a Mitte Alte Münze (anteriormente, estaba localizado en los antiguos cuarteles de la Stasi). Esta decisión de emplazar el evento en el centro de la ciudad incrementó su impacto y sus asistentes. Y ello porque BRIGHT es una plataforma ideal para las marcas, permitiéndoles hacer negocios con sus clientes, y también para los jóvenes diseñadores, dándoles la oportunidad de dar a conocer su trabajo.

Además de ser una plataforma global para difundir moda y del hecho de que el componente comercial y la orientación hacia el producto tengan una posición privilegiada, la pasión por la cultura urbana toma la forma de competiciones y demos de skate, conciertos, fiestas y arte en todas sus facetas, desde ilustración hasta fotografía o cine. Y es éste concepto único y original del encuentro de negocios más informal de Europa lo que le asegura un máximo de identidad e imagen. Eso, más los exhibidores seleccionadas tanto como el programa soporte y su integración en la Fashion Week de Berlín son indicadores de un futuro brillante. Esta vez, el evento fue cubierto por medios y blogueros de 27 países. Y, entre ellos, estaba yo!

Y, para que conste, cualquiera que me conozca bien sabe que puedo morir por un par de taconazos. Aunque tenga que volver a casa descalza al final de la noche. Y también sabe que me gustan las cosas de chicas -vestidos, faldas, lazos, guantes de seda, moños y diadema nunca están demás en mi armario. Pero soy humana, por supuesto, y también uso zapatillas. El problema es que tengo el mismo modelo ochentero de una conocida marca de deportes en todas sus versiones y colores. Y nunca cambio. Pero debo admitir que en BRIGHT me encontré a mi misma deseando comprar todos los modelos de zapatillas que vi. Y no podría haber sido de otra manera, las zapatillas son una de los principales compañeras de los skaters (además del skateboard, claro). Consecuentemente, BRIGHT es un paraíso de zapatillas y muchas marcas han querido estar presentes.

He aprendido una cosa en el BRIGHT Tradeshow: aparte de la última tendencia de tener una longboard o un minicruiser, un skater que se precie tiene siempre un skateboard tradicional. Uno de esos con los que pueden dar saltos y hacer trucos. No hay nada malo en los otros, pero todos los skaters con los que he hablado concuerdan en que el placer de montar un skateboard original no puede compararse con nada. Yo practico roller skating y realmente no sé mucho sobre tablas de Skate. Pero soy la BrightHunter y “nobleza obliga”. Así que os contaré algunas de las cosas que he aprendido y visto por allí. Las longboards aportan velocidad y estabilidad, pero también tienen desventajas, como pueden ser el inconveniente de un tamaño excesivo – sobre todo a la hora de transportarlas – y la dificultad para hacer giros.

Por otro lado, los minicruisers son fáciles de trasladar (algunos de ellos pueden llevarse incluso en una mochila), pero no son estables y toma mucho tiempo poder acostumbrarse a ellos. Así que, aunque está claro que la mejor opción para los principiantes con ganas de ganar confianza es en una longboard, al menos para la gente con la que he hablado en Berlín, nada mola más que una tabla tradicional.

Foto de alina_lakitsch

Durante ese memorable primer día, pasamos la tarde y la noche en “The House of VANS”, una plataforma para la auto-expresión que aloja arte, música y eventos de skate. Con base permanente en Brooklyn, NYC, este año volvió a Berlín por demanda popular para dar vida a 3 noches de cultura skater, moda urbana, música y fotografía. Su localización berlinense fue en Stadtbad Oderberger Straße, más concretamente en una piscina cubierta comunitaria conocida como “People’s Bathhouse of Berlin”. Curioso, ¿no?

Allí pude ver una muestra de fotografía y tuve la oportunidad de apreciar toda una colección vintage de VANS en homenaje a los 47 años de historia de la marca (debo decir que la exhibición contó con la presencia de alguno de los coleccionistas más importantes de Europa, como el director del Skateboard Museum de Berlín – Jürgen Blühmlein – y el dueño de la tienda vintage londinense “The Other Side of the Pillow” – Henry Davies – , a quienes tuve el honor de entrevistar). También entreviste a la legenda del skate Tommy Guerrero y, lo mejor de todo, me regalaron unas VANS clásicas!
Mi segundo día como BrightHunter lo pasé enteramente en el recinto de la feria.
Aparte de las actividades de las marcas, siempre había un montón de cosas sucediendo por allí: exhibiciones, películas, fiestas y, obviamente, mucho skateboarding! No puedo evitar acordarme de cuán fantástico fue estar allí y contarlo una y otra vez, aunque probablemente acabéis aburridos de mí…

Otra de las mejores cosas fue pasar el rato con mi amiga Berta en un enorme bar improvisado. El ambientillo era genial (aunque había un enorme retrato de Merkel grabado en una de las paredes…).

Así que pensé en cantar el famoso hit de Fontella Bass mirando al tercer ojo de la dama, pero me decanté por beber un rico y especiado Yogi Tea. En las fotos que siguen, podéis ver un montón de gente relajada sonriéndole a mi cámara.

Por la noche fuimos a uno de los eventos más anticipados de la semana, la ceremonia de la segunda edición de los Bright European Skate Awards (BESA),
que fue celebrada en el teatro Babylon, un antiguo y bonito cine localizado en el centro histórico de la ciudad.

Y, como si todo eso no fuese ya suficiente, después de la entrega de premios (y de algunas copas), nos trasladamos a CREATIVE CONTROL, una fiesta en House of Vans protagonizada por Tommy Guerrero y Ray Barbee. Allí, vi a un montón de tíos monos, escuché en vivo a la banda de Tommy Guerrero y a Tortoise, una banda post-rock americana. Aabajo, algunos de los mejores momentos de la noche.

Al otro día, obviamente, la resaca era tan fuerte que nos fue muy difícil arrastrarnos desde el hotel hasta el sitio en el que desayunábamos, el cual estaba exactamente a 20 metros.

Oh, me estoy dando cuenta que aún no os hablé del hotel. Tengo que decir que era muy bonito y que me encantaron las vistas desde mi ventana. Estoy segura de que podréis imaginarlas: Montones de bloques de cemento, más y más cemento, líneas geométricas, serias infinitas de idénticas ventanas repetidas, árboles desnudos, nieve y, tal vez, un par de niños haciendo un muñeco de nieve (bueno, esto último sólo sucedió en mi cabeza…).

Pero si estáis imaginando días ventosos, lluviosos y grises, estáis equivocados. Los copos de nieves brillaban y todo era radiante. Especialmente mi calle, con sus tranvías y sitios auténticos. Quiero volver ya!

Dice el refrán que todo lo bueno acaba. Pero, como dice también la sabiduría popular, lo bueno, si breve, dos veces bueno. Y éste fue el caso de BRIGHT Tradeshow. Aunque es una pena que todo se haya acabado ya, quedé positivamente sorprendida por el evento.

Sus creadores, Thomas Martini y Marco Aslim, se las arreglaron para destacarse de otras ferias convencionales de la industria. Y eso ha sido en parte porque BRIGHT combina bien con la atmósfera positiva y creativa de Berlín, algo que quedó reflejado en la fiesta de clausura. Ésta fue celebrada en
Generation 13, un museo de zapatillas fundado por el actor alemán
Oliver Korittke y sus dos amigos, Oliver Kircher y Niklas Becker, quienes han coleccionado zapatillas y otros objetos de la cultura pop durante las pasadas cuatro décadas.

La fiesta fue muy guay y la lista de invitados también, con algunos de los personajes más cool que os podáis imaginar. Otra vez, como de costumbre, os dejo los highlights de una noche llena de diversión, un montón de zapatillas y sus historias y algunas copas (sólo algunas, lo juro).

Ahora estoy de vuelta en Madrid y parece que el BRIGHT Tradeshow ha sido un sueño. Los días pasaron tan rápido que agradezco el hecho de tener ese diario visual y escrito para poder recordarlo para siempre.

Foto de alina_lakitsch

Pero, y lo más importante, es lo que BRIGHT significó para mí: descubrir un mundo nuevo, conocer gente fabulosa, hacer amigos y enamorarme – solo un poquito –.

written by alina_lakitsch and translated by alina_lakitsch

1 comment

  1. carmengraphy

    carmengraphy

    Que experiencia debió ser :D!!

    about 1 year ago · report as spam

Read this article in another language

The original version of this article is written in: English. It is also available in: Deutsch.