Black_friday_en
Have an account? Login | New to Lomography? Register | Lab | Current Site:

Vacaciones en Bolivia y Perú, parte 4: Machu Picchu

Por fin llegamos al Machu Picchu, la misteriosa e increíble ciudad sagrada que los incas construyeron entre espectaculares montañas.

Foto de xaviru

Pero antes, como siempre, algunos consejos útiles para llegar al Machu Picchu. Como os explicaba en el artículo anterior hay que comprar las entradas con unos tres días de antelación, o cuatro si también queréis visitar el Huayna Picchu, para el que siempre hay menos entradas porque el acceso está más restringido. Si las compráis en Cusco no os preocupéis, que tendréis bastantes cosas para hacer durante estos días de espera, pero también las podéis comprar en internet

Algunos consejos

Foto de xaviru

¿Cómo llegar?

Hay tres formas de llegar hasta el Machu Picchu, según si os gusta caminar, ir cómodos o ahorrar al máximo

  • a pie: Hay una ruta, el Camino Inca, para ir a pie hasta el Machu Picchu. Son 4 días de caminata, y se pasa por varias ruinas que no hay otra forma de visitar. El camino está muy protegido, así que sólo pueden pasar un número determinado de personas al día, y sólo se puede ir acompañado con guías profesionales contratados previamente. Hay que hacer la reserva con alguna agencia al menos tres meses antes. Yo, sin duda alguna, escogeré esta opción si algún día tengo la oportunidad de volver por allí.
  • en tren: Se toma un bus hasta Ollantaytambo, y desde allí el tren que recorre el Valle Sagrado hasta el Aguas Calientes, la población que se encuentra justo debajo del Machu Picchu. Sinceramente me pareció excesivamente caro, creo que más de 80 euros ida y vuelta si no recuerdo mal. Por otro lado es la opción más cómoda. Si decidís ir en tren recordad comprar el billete de vuelta, pues parece mucha gente tiene que pasar una noche más en Aguas Calientes por quedarse sin plazas.
  • en bus: La opción económica, que os costará menos de 10 euros, pero también larga y pesada. Hay que tomar un bus por la mañana en la terminal secundaria de Cusco, terminal de Santiago, dirección Quillabamba, y bajarse en la población de Santa María. Tranquilos, aunque no muchos, habrá otros turistas que bajarán allí. El trayecto dura unas 4 horas, y empezaréis en altas montañas nevadas cruzando un collado a unos 4300 m (en la foto de abajo) y después descenderéis hasta exuberantes valles tropicales. En Santa María, a unos 1200 m, hay que encontrar algún colectivo hacia Santa Teresa. No saldrá hasta que no se llena de turistas o campesinos que hagan el mismo trayecto. El camino no está asfaltado y correr al lado de grandes precipicios, así que es tan espectacular como asustador si tenéis vértigo. En Santa Teresa tomaréis otro colectivo (o el mismo, con suerte), que os lleve a Hidroeléctrica. Allí es dónde termina el tren que va de Ollantaytambo al Machu Picchu, así que sólo queda una hora de camino al lado de las vías del tren hasta llegar a Aguas Calientes, probablemente al final de la tarde. El camino es muy agradable, y en algún momento se cruza el río por un puente elevado, y la montaña que siempre tendréis en frente y que acabaréis rodeando es el Machu Picchu, pero es difícil de reconocer desde esta perspectiva.
Foto de xaviru

¿Dónde dormir?

Tanto si vais en tren como en bus es aconsejable llegar un día antes de la visita, así al día siguiente podréis empezar temprano la visita al Machu Picchu.

  • en cama: En Aguas Calientes encontraréis decenas de sitios para dormir, de todos los gustos, colores, precios y comodidades. Tienen en común que serán bastantes más caros que en cualquier otro lugar, pues es una pequeña población dedicada al turismo que conlleva el Machu Picchu.
  • acampada: También hay zonas de acampada, a un precio mucho más asequible. Nosotros alquilamos una tienda de acampada en Cusco, y si estás dispuestos a cargarla te ahorras un montón de dinero.

Y para acabar…

Llevad mucha agua y algo de comida, sobretodo si vais a visitar el Huayna Picchu y a hacer otras caminatas. Sólo hay una tienda de comida en la entrada, y los precios son desorbitados. En cambio en Aguas Calientes os podéis proveer de lo que necesitéis a un precio mucho más aceptable.

Ahora ya sí… ¡vamos a subir al Machu Picchu!

Subiendo al cerro Machu Picchu

Nosotros nos levantamos a las 4h de la madrugada, pues queríamos ver como los primeros rayos de sol iluminaban las ruinas. Quizás nos pasamos de temprano, a las 4h30 estábamos a la puerta inferior (todavía en Aguas Calientes), y no la abren hasta las 5h. La idea era subir a pie los 450 m de desnivel, pues los buses, como habréis imaginado, nos parecían caros, y además empiezan a subir un poco más tarde. En esta media hora fue mucha gente la que se acumuló a la puerta de entrada para subir a las ruinas a pie. A las 5h35 estábamos en las puertas de las ruinas (a paso normal se tarda una hora), y a las 6h, por fin, abrieron las puertas. Todo estaba todavía muy oscuro.

Foto de xaviru

Tuvimos durante 10 minutos las ruinas para nosotros solos… un momento increíble: aquello que tantas veces hemos visto en fotos se materializó en algo real. Nuestros ojos no daban crédito, y la respiración se te para durante unos instantes, por la magnitud del conjunto y la espectacularidad del paisaje.

Pero enseguida seguimos caminando montaña arriba. Las ruinas se sitúan entre dos montañas: el Huayna Picchu, la montaña que aparece en todas las fotos detrás de las ruinas, y el Machu Picchu, la montaña desde dónde se hacen muchas de las fotos. Nosotros queríamos llegar a la cima del Machu Picchu, a unos 3000 m, para ver como los primeros rayos de sol incidían en las ruinas. Poquito a poco íbamos subiendo al punto más alto en las cercanías, pero a lo lejos nos rodeaban varios picos aún mucho más altos. En la segunda foto creo que podemos ver el nevado Salkantay, de 6271 m.

Y por fin a las 7h llegamos a la cima, y enseguida los primeros rayos de sol iluminaron las ruinas. La subida valió mucho la pena.

Más vistas del ascenso y la cima, ahora con la Spinner 360.

Subiendo al cerro Huayna Picchu

El Huayna Picchu es la montaña que aparece detrás de las ruinas en todas las anteriores fotos. El acceso está más limitado, a 400 personas diarias en dos turnos de 200. Por esa razón tendréis que comprar otra entrada y decidir a qué turno vais a entrar. Recomiendo mucho su visita, encontraréis más ruinas y una perspectiva del Machu Picchu muy diferente a la que estamos acostumbrados. Si tenéis la intención de subir antes a la cima del Machu Picchu tomad la entrada para el segundo turno.

Se encuentra a 2667 m, y demora una hora de subida, más o menos. Tendréis que a atravesar las ruinas dirección norte, y subir por un empinado camino al lado de grandes precipicios.

Las vistas, otra vez, son preciosas

Pero lo más increíble de subir al Huayna Picchu es la peculiar vista que se tiene de las ruinas.

Foto de xaviru

A parte de ser una vista menos conocida, si giramos la imagen parece que la ciudad dibuja un cóndor volando. La similitud no es accidental, en realidad son varios los animales que podemos ver que dibuja la ciudad según desde que lugar la miremos. Adjunto también un dibujo que ayuda mucho a entender la imagen.

Visitando las ruinas

Y después de subir los dos picos ya nos quedaban pocas energías… y aún muchas ruinas por descubrir. Es el momento de salir a explorar el inmenso complejo que es el Machu Picchu.

Encontraréis grandes construcciones de piedras ensambladas al milímetro, templos, casas, grandes bancales para cultivos al lado de grandes precipicios… y muchos turistas, claro. Y en algún lugar perdí la tapa de la Diana F+

Os recomiendo que compréis algún libro en Cusco para descubrir las ruinas por vosotros mismos. Así podréis leer algo de información antes de hacer la visita, para usarlo como guía durante la visita, y como recuerdo para la vuelta. Yo tenía Cusco y el Valle Sagrado de los Incas, de Fernando E. Elorrieta Salazar y Edgar Elorrieta Salazar.

Y puede que antes de que os vayáis aún hagáis algún amigo… pues las llamas son las actuales propietarias de las ruinas. Durante el día están los lugares con menos turistas, para estar tranquilas, pero seguro que os cruzáis con alguna, pues no se asustan.

Foto de xaviru

Aunque nuestra mejor amiga fue una mujer que a la salida, empezando a bajar las escaleras, nos vendió agua y pastel y nos dio una agradable rato de charla y descanso antes de bajar a Aguas Calientes.

Dejando atrás este lugar tan increíble seguimos nuestro viaje… El Machu Picchu era nuestro objetivo, pero aún nos quedan muchos días de viaje y muchos lugares por descubrir. Y mientras preparo el siguiente artículo os dejo los anteriores de la serie y os recuerdo que en el primero hay algunos consejos para el viaje. ¡Hasta pronto!

Vacaciones en Bolivia y Perú, parte 1: de Santa Cruz a La Paz
Vacaciones en Bolivia y Perú, parte 2: lago Titicaca
Vacaciones en Bolivia y Perú, parte 3: Cusco y el Valle Sagrado

written by xaviru

2 comments

  1. le_ors

    le_ors

    Genialísimo esto :D

    about 2 years ago · report as spam
  2. xaviru

    xaviru

    muchas gracias @le_ors! :-D

    about 2 years ago · report as spam

Where is this?

Nearby popular photos – see more

Nearby LomoLocations