Have an account? Login | New to Lomography? Register | Lab | Current Site:

Rapa Nui: Cómo descubrir el Mágico Mundo de los Moais

He tenido la oportunidad de visitar uno de los lugares más famosos del mundo: Rapa Nui, también conocida como la Isla de Pascua. Descubrir está alucinante islita es uno de las más grandes aventuras viajeras que he hecho jamás, y por ello, quisiera compartir esta experiencia única con vosotros…

Cuando era niño me encantaba mirar los grandes libros sobre historia, civilizaciones, y aventuras de viaje que teníamos en casa y aunque no siempre entendía todo lo que decían, me fascinaban todas esas historias de culturas ancestrales y todo lo que dejaron atrás de sí. Un día, me sobrecogí con unas fotografías de un viejo libro, que mostraban unas estatuas gigantescas y la dramática historia de la Isla de Pascua. Y ese día me prometí a mi mismo que algún día iría a ver esas gigantescas esculturas llamadas Moais. Así pues, 30 años después, aquí estoy, he ido allí y he visto con mis propios ojos lo que durante tanto tiempo me fascinó.

Mi intención en este artículo no es reseñar la historia entera de la isla, ni importunaros con todas las diferentes teorías que rodean las estatuas; ni tampoco dar ningún tipo de respuesta a su misterio ya que, en mi opinión, nunca han encontrado ninguna. Podéis buscar los detalles en diferentes páginas web, empezando por el artículo en wikipedia y los enlaces sobre la isla de Pascua.

No, yo simplemente quiero compartir mi experiencia viajera y daros una pequeña muestra de lo que se puede ver en esta minúscula isla, así como animaros a visitarla algún día si tenéis la oportunidad de hacerlo.

Hanga Roa
Comencemos con la única ciudad, y capital de la isla, Hanga Roa. Es una encantadora ciudad pequeña en la que viven 5000 personas, que a su vez ¡es la población total de la isla! De hecho esta particular situación se remonta a cuando Chile tomó posesión de la isla y la proclamo zona militar, permitiendo tan sólo a la población vivir en el lado suroeste del pequeño territorio.

Es un lugar pequeño, pero con una actividad turística creciente. Muchas tiendas y restaurantes de todo tipo han abierto rápidamente, gran parte de los cuales se encuentran en la calle principal. Otro lugar interesante es la costa. Al no haber arrecife las enormes olas se dirigen directamente hacia la isla, ¡y eso es el paraíso para los surfistas! No se necesita una larga búsqueda para encontrar un buen lugar para practicar surf, incluso si eres lo bastante valiente como para surfear entre las rocas. Tampoco resulta complicado encontrar bonitas cabañas en las que alojarse durante las vacaciones. Sin embargo, Hanga Roa no es el lugar más interesante de la isla.

Ahu Tahai
Muy cerca de Hanga Roa, se encuentra el primer gran lugar para visitar en la isla: Ahu Tahai. Ahu es de hecho el nombre que se da a un santuario con algunas de las estatuas gigantes llamadas Moai. Es interesante saber que todos los Ahus (excepto uno, ya os hablaré de este más adelante) están al lado del mar pero mirando hacia el interior de la isla.

Ahu Tahai está a tan sólo 10 minutos andando desde Hanga Roa, y es muy conocido por sus maravillosos atardeceres, ya que está situado en la costa oeste de la isla. Nosotros fuimos allí muchas veces, casi cada día, a contemplar el atardecer e intentar captar las mejores fotos de este momento mágico. Allí, puedes sentir la sensación de misterio y magia mientras contemplas las siluetas de las estatuas con un sol anaranjado. ¡Un momento increíble!

Orongo and Rano Kau
Al extremo más al sur de la isla se encuentra otro bonito lugar para visitar: Orongo y el volcán Rano Kau. Aunque este lugar no tenga Moais, es muy impresionante. Este es el sitio en dónde tenía lugar el ritual del hombre de los pájaros en tiempos antiguos y en donde aún hoy en día se celebra anualmente el Tapati. La ceremonia de El hombre de los pájaros se creó para determinar cuál de las tribus de la isla tenía el poder de los dioses y para esto, los guerreros elegidos debían saltar desde las rocas y nadar hacia una roca puntiaguda en donde unos pájaros especiales hacían su nido. Tenían que escalar la roca, coger un huevo, nadar de vuelta y subir la isla de nuevo – ¡todo esto sin romper el huevo claro está! Y cuando sabes que las aguas están infestadas de tiburones y de peligrosas rocas, ya puedes imaginarte qué difícil y peligrosa era esta hazaña.

El volcán es simplemente sobrecogedor y tiene una perfecta forma redondeada y unos colores preciosos. Se puede andar casi la totalidad de su perímetro y admirar las vistas desde diferentes perspectivas, aunque no está permitido ir dentro del cráter. Solamente los habitantes de la isla tienen este derecho durante las celebraciones del Tapati.

Rano Raraku
Quizás el lugar más impresionante de la isla es el volcán llamado Rano Raraku. Era la cantera de la que fueron hechos los Moais e incluso hoy pueden encontrarse muchos inacabados o simplemente abandonados, esperando ser colocados en algún lugar. Todavía en la actualidad es un misterio lo que llevó a la gente de Rapa Nui a dejar un día de construir estos Moais y por qué ya no les rezan más. El hecho es que aún hay centenares de ellos prácticamente listos para ser colocados en nuevos Ahus, pero que nunca salieron de la cantera. Y cuando ves que la cantera es un gigantesco volcán, y que los Ahus están todos colocados lejos de aquí,cerca de la costa, no puedes dejar de impresionarte por cómo estas gigantescas y pesadísimas estatuas fueron trasladadas tan lejos y erigidas en lugares específicos.

De algún modo, Rano Raraku parece un poco un cementerio de Moais, con un toque dramático. Todos estos Moais están desordenados, algunos de ellos están inclinados, otros rectos, están todos en distintas posiciones, mirando en diferentes direcciones. Todos ellos parecen perdidos, abandonados, y cuando visitas el lugar te llevas la impresión de que están pidiendo ayuda. Es dramático, pero al mismo tiempo, totalmente fascinante y sientes que estas en otro universo, perdido en el mundo de los Moais.

Ahu Tongariki
Otro lugar increíble, y no muy lejos del anterior. Es el Ahu más grande de la isla, y quizás uno de los más famosos del mundo. Las 15 estatuas de Tongariki son como 15 reyes (es un hecho difícil de determinar si las estatuas son sólo representaciones masculinas o si también algunas son femeninas), mirando hacia el interior de la isla aunque el mar detrás de ellas ofrece una vista maravillosa. El lugar está situado en la costa este de la isla, y esto quiere decir que están en el lugar perfecto para contemplar el amanecer. Aunque no es tan sencillo como para los atardeceres de Ahu Tahai: el sitio en cuestión está al lado opuesto a Tanga Roa; se necesitan al menos 30-40 minutos en coche para llegar, y el amanecer es antes de las 6 de la mañana, por lo que necesitarías levantarte muy pronto, coger el coche de noche, y esperar que el amanecer sea bueno. Nosotros lo hicimos una vez, pero con la mala suerte de que el cielo estaba nublado y no pudimos ver el sol subiendo, solamente muchos nubarrones. Podríamos haber intentado ir otra vez pero, sinceramente, levantarse tan temprano cuando estas de vacaciones no es fácil. Amaneceres aparte, ¡el sitio es absolutamente magnífico e impresionante!

Anakena Beach
Si intentas levantarte temprano para ver el amanecer (e incluso si no lo ves) puedes al menos darte un madrugón para ir a la playa y disfrutar del mar. Sí, hay una preciosa y paradisiaca playa en Rapa Nui llamada playa de Anakena. Y por supuesto, tu día perezoso para tomar el sol y nadar será vigilado de cerca por unos Moais que se encuentran en la entrada de la playa. Bueno, de hecho, ellos no pueden mirarte ya que, de nuevo, no miran hacia el mar sino tierra adentro, así que no te preocupes de los gigantes y disfruta de la increíble arena blanca y de la fresquita agua azul de Anakena.

Si estáis hambrientos, hay algunos pequeños restaurante en dónde comer deliciosas empanadas (¡queso y atún es una buena combinación!) ;) y beber una cerveza bien fresquita.

Ahu Akivi
Y por último, aunque no por eso menos impresionante, se puede ver un sitio arqueológico: el extraño y singular Ahu Akivi. Extraño, porque es el único Ahu que está situado en el interior de la isla, en un lugar más elevado, y no al lado del mar como los demás. Singular, porque es el único Ahu en el que los Moais están mirando en dirección al mar. ¿Y esto a qué se debe? Pues, precisamente, este es el misterio. Algunos piensan que este fue el primer Ahu, y que el ritual de la posición de los que están en la costa mirando hacia el interior es posterior. Pero, ¿quién sabe? Lo cierto es que nada cambia la belleza del lugar, tanto si conoces esos datos como si no.

Algo importante sobre Rapa Nui: allí estás rodeado de misterio. Muchas preguntas te vienen a la mente, y te gustaría comprender porqué, cuándo, cómo, etcétera. La magia de la isla proviene del misterio y del hecho que nadie sabe realmente las respuestas a todas estas preguntas. Así que lo mejor es mantener el misterio, dejar volar a tu imaginación y disfrutar de las sensaciones mágicas y, en fin, no preocuparse de si es verdad o no. La magia viene del misterio, y para preservar la magia, no debes intentar explicarlo.

Maunga Terevaka
Si estáis hartos de Moais, Ahus, historia, y misterio, aún podéis hacer espectaculares caminatas por las montañas sin ver ninguna de las gigantescas estatuas.

Al final de nuestra estancia (una semana entera, y es perfectamente visitable la isla en 7 días tomándote tu tiempo) queríamos explorar un poco las montañas del interior de la isla. Cogimos el camino desde la carretera de Anakena y subimos hacia el volcán llamado Munga Terevaka, el punto más alto de la isla (alrededor de unos 500m de altitud). Después de una pequeña exploración del bosque, subimos rápidamente hacia un vasto paraje sin muchos árboles, como una especie de estepa, y un montón de caballos salvajes por todos los lados. Olvidé mencionar que los habitantes de Rapa Nui son unos verdaderos amantes de los caballos y que hay muchísimos caballos en la isla. Muchos de ellos salvajes, viviendo en total libertad, y algunos en las ciudades, ya que mucha gente aún monta a caballo en lugar de utilizar el coche.

En las montañas, la sensación de libertad es absolutamente fantástica, aunque nosotros tuvimos un día muy ventoso y fresco. Después de un paseo de unas cuantas horas llegamos al volcán, descansamos un poco mirando la isla entera. Después de esto, bajamos pausadamente, pero esas 5 horas en la naturaleza fueron simplemente la manera perfecta de acabar nuestra estancia en la mágica isla de Rapa Nui.

Bien, creo que podría explicaros muchas más cosas sobre la isla, pero temo que ya os haya perdido, hablando/escribiendo tanto – sin nadie que me pare. O pido perdón. Si alguien quiere más información, simplemente preguntadme. :) Espero que hayas disfrutado este pequeño viaje, y de verdad: ¡TENÉIS que ir al menos una vez en la vida!

written by vicuna and translated by tikismeekis

3 comments

  1. susielomovitz

    susielomovitz

    wow

    almost 2 years ago · report as spam
  2. ester_s_ch

    ester_s_ch

    Chile!!!!!!

    over 1 year ago · report as spam
  3. triky76

    triky76

    Me ha encantado!!! Es una pasada y las fotos preciosas!!

    8 months ago · report as spam

Where is this?

Nearby popular photos – see more

Nearby LomoLocations

Read this article in another language

The original version of this article is written in: English. It is also available in: Русский.