Black_friday_en
Have an account? Login | New to Lomography? Register | Lab | Current Site:

Vacaciones en Bolivia y Perú, parte 2: lago Titicaca

Entre Perú y Bolivia, el Titicaca es el lago navegable más alto del mundo, a 3812 m. Podemos visitar La isla del Sol, cuna del imperio Inca; Copacabana, ciudad de peregrinación por sus tradiciones; y las islas flotantes de los Uros, cerca de Puno.

Foto de xaviru

Salimos de La Paz hacia Copacabana, la población boliviana a orillas del lago Titicaca más importante. Se encuentra en una península, un pedazo de Bolivia que no está conectado con por tierra con el resto del país. Desde la Paz hay dos rutas: Una consiste en hacer todo el camino por tierra, entrando a Perú y después volviendo a entrar a Bolivia, lo que se hace un poco aparatoso por todos los controles aduaneros. La forma más rápida es atravesando el estrecho de Tiquina para poder llegar a la península de Copacabana. Así que la primera aventura es la de bajarse del bus para travesar el estrecho en un barco a motor mientras nuestro autobús lo hace en una balsa con aspecto bastante precario… pero finalmente lo consigue y seguimos hacia Copcabana.

Copacabana

Nada más llegar a Copacabana nos sorprenden con el bautizo de coches. Durante los fines de semana llega gente desde los rincones más lejanos de Perú y Bolivia a bautizar sus automóviles, pues es símbolo de buena suerte y evita los accidentes. Los decoran con flores y guirnaldas de colores, echando vino espumoso y confeti mientras un cura los bendice. Ocurre delante de la Basílica de Nuestra Señora de Copacabana, un bonito e imponente edificio. Cuando los españoles llegaron a Copacabana se sorprendieron de la importancia religiosa del lugar, así que hicieron una construcción enorme para que nadie dudara de cual es la religión “correcta”.

Después de dar un paseo por el centro (es una población muy pequeñita invadida por turistas, enseguida se acaba), es una buena idea subir a alguno de los cerros entre los que se sitúa Copacabana apara admirar el lago y la población. Primero subimos al cerro del Calvario del Niño, desde donde están hechas las primeras fotos, en las que se puede ver al fondo el cerro del Calvario, al que subimos después. En la cima del calvario vimos la puesta de Sol y como se realizaban todo tipo de ritos que mezclaban cristianismo y brujería. Por el camino se venden miniaturas que la gente compra para que se realicen sus sueños: casas en miniatura, coches en miniatura, autobuses en miniatura o dinero falso, para que algún día esas miniaturas se vuelvan realidad.

Isla del Sol

Desde Copacabana salen a diario barcos hacia la isla del Sol, el lugar dónde se dice que nació la cultura inca. Del lago salieron el Sol y la Luna, y por eso hay dos islas dedicadas a ellos. La isla del Sol, la mayor de las dos, es una pequeña isla llena de andenes de cultivo en la que nos encontramos con los primeros sitios arqueológicos incas, como por ejemplo un precioso laberinto de piedra. Recorremos a pie toda la isla con música de fondo que sale de las pequeñas poblaciones, parece que es día de celebración.

Al volver a Copacabana nos dirigimos a Puno, ya en Perú, que es la ciudad más importante a orillas del Lago. Desde Puno hay excursiones diarias en barca a las islas flotantes.

Islas flotantes de los Uros

Igual que Venecia se creó en medio del fango cuando los habitantes de regiones cercanas huían de los germanos, los Uros crearon las islas flotantes huyendo de etnias más fuertes como los incas. Se situaron en una zona en que el lago tiene poca profundidad y en la que abunda la totora, un junco acuático. Con la totora hacen las islas, en las que viven de tres a diez familias. Con la totora también hacen las embarcaciones, las casas (y la escuela y la iglesia) y todos los souvenirs imaginables. Están completamente plagadas de turistas, pero seguramente sin turistas ya no existirían… y para muestra Bolivia, desde el 2007, está construyendo sus propias islas flotantes para poder atraer parte de eses turismo. La verdad es que no se que tanto por ciento de la visita dan a las familias, pero los souvenirs que compréis van a ir al 100% a las familias que los han hecho. Después de visitar una de la islas y de saber como se han construido, se hace una paseo en barca hasta la isla principal, dónde hay hasta restaurantes y en la que en realidad no vive nadie, pues está enfocada únicamente al turismo.

Y después de esta segunda parte más cortita y menos densa nos veremos en la tercera, ya en Cusco, rodeados de imponentes construcciones incas y ¡muy cerca del Machu Picchu! ¡Hasta pronto!

written by xaviru

2 comments

  1. lola_juanlu

    lola_juanlu

    Muy bueno el artículo Xaviru. Esta zona entre Perú y Bolivia, no llegamos a visitarla. Por tus fotos es tan bien espectacular!!.

    almost 3 years ago · report as spam
  2. xaviru

    xaviru

    gracias @lola_juanlu! la verdad es que la zona del Titicaca es muy bonita, pero también dejé muchos rincones sin visitar... y es que ¡hay taaaaanto para ver!

    almost 3 years ago · report as spam

Where is this?

Nearby popular photos – see more