Community_cup_july_2014
0 : 5

Monday 12:00 CET to Tuesday 12:00 CET – Build 5 LomoWalls which represent your love for analogue – Reward: 5 Piggies

0 : 1

Tuesday 12:00 CET to Wednesday 12:00 CET – Write a blog entry about why you love analogue photography – Reward: 5 Piggies

0 : 50

Wednesday 12:00 CET to Thursday 12:00 CET – Upload 50 Photos - Reward: 5 Piggies

0 : 1

Thursday 12:00 CET to Sunday 21:00 CET – Who do you think will win the huge climax to the football fiesta in Brazil? Take a lucky strike and make your guess in our magazine article - Reward: 10 Piggies

Have an account? Login | New to Lomography? Register | Lab | Current Site:

Concepción: aún en ruinas

A más de un año del terremoto en Chile, y por circunstancias mucho más felices, fui a la ciudad conocida por los medios mundiales como el epicentro del desastre. Aún hoy en Concepción, Chile, hay edificios abandonados e incluso en el suelo por el desastre, pero también una gran voluntad de seguir adelante y reconstruir desde las ruinas.

A comienzos de este mes Luis – mi pareja – fue por primera vez tío, y decidimos viajar a Concepción a conocer al bebé de su hermana mayor. Esta ciudad, junto a otras de la octava región de Chile, fue asolada por un terremoto grado 8,8 MW / IX en la escala de Mercali el 27 de febrero de 2010 a las 3:34 am (acá un link al artículo de Wikipedia sobre la tragedia). Por esto, siempre estuvo presente en nuestra mente el fantasma de la desgracia y el mal estado de las carreteras aun tras un año, sin embargo no pudimos hacer nada para conseguir pasajes de avión con tan poca anticipación y nos adentramos en un “Road Trip” junto a la otra hermana de Luis y su pareja (Pepa y Jaime).

El camino mostró algunas fisuras y derrumbes, como asomos de pobreza e intimidad que se veían definitivamente descubiertos por el terremoto y posterior abandono. Sin embargo el rosario de pueblitos por los cuales pasa el camino que va a la 8va región no se compara con la escala destructiva posible de encontrar en Concepción. Si bien la ciudad resistió con mejor cara, lo que se rompió dejó

Símbolo de esto es el edificio Alto Río, cuyos 15 pisos sepultaron a un centenar y quitaron la vida de 8 personas a pesar del intenso trabajo de rescate. Hoy, una animita recibe a los visitantes que llegan atraídos por la magnitud del edificio por los suelos: en mi vida he visto algo que me haya hecho sentir tanto mi escala humana en choque con el espacio.

Llegado un momento era tan triste el panorama que sentí pudor en fotografiar el desastre. Sin embargo, la verdad es que pasado poco más de un año hay muchas personas para las cuales el dolor no se acaba: mucha gente para la que la cámara de TV se apagó y su miseria quedó en el más terrible de los anonimatos. Aunque suene pretencioso, espero que estas imágenes conmuevan, recuerden, hablen de lo que pasó y sigue pasando en Concepción. De los edificios que cayeron y de los que la negligencia de unos pocos negociantes derribaron por abaratar la construcción en un par de sacos de cemento.

Abandonados a su alrededor están autos aplastados como latas de bebida, ropa de adulto y niño, y miles de electrodomésticos destruídos. Hasta hoy también permanece abandonado Alto Río torre 2 a medio construir: ¿Quien va a querer vivir en el gemelo de un edificio que se vino al suelo? Mal que mal, y aunque el desastre fue grande, muchos otros edificios en la ciudad aguantaron estóicos los embates de la tierra inquieta bajo sus pies.

No es el caso de la Torre O´Higgins, edificio de oficinas colosal que aún sobre sus cimientos y de pie se ve completamente destrozada. Sus 21 pisos, terminados a finales de 2009, lo hacían el más alto de la ciudad y por esto mismo su deplorable estado impacta: se habla de reconstrucción, demolición, pero nadie imagina el miedo de las personas que viven y circulan a diario alrededor de su endeble figura.

Concepción le hace honor a su nombre y crea, fecunda, una ciudad que se levanta. La incólume figura de la Universidad de Concepción, su belleza natural, su gente e incluso u proyectos llamativos (un parque jurásico en medio de la ciudad con dinosaurios a escala real y un café erótico fundado para “levantar el ánimo” cuya historia me llamó mucho la atención) me sorprendieron gratamente. No hay tiempo para llorar en un lugar como este, pero sí el espacio dentro de la ciudad para recordar a cada momento qué fue perdido y qué es lo importante cuando todo se cae.

written by carolin

No comments yet, be the first

Where is this?

Nearby popular photos – see more