Have an account? Login | New to Lomography? Register | Lab | Current Site:

Rojiza y caliente Assilah

A todos nos seduce la exótica Marruecos, tan cercana y tan distinta. Aprovechando que este verano pasé el mes de agosto al completo en Ceuta, y que era la primera vez que iba con toyam, pasamos a Marruecos y fuimos a la Playa de la Cueva en Assilah, dónde después dimos un paseo por la Medina.

Marruecos tiene algo que nos engancha y nos atrae. Creemos que es exótica y diferente, y que por eso nos resulta tan interesante y atractiva. Yo creo que hay algo en el carácter de la gente que nos hace recordar cómo éramos antes, cuándo no vivíamos en ciudades gigantescas caminando aislados por un iPod e interconectados con amigos virtuales a través del móvil. Viajar a Marruecos nos traslada a un pasado en el que se vivía mejor, en el que probablemente éramos más humanos. Esos son los motivos que creo que nos generan esa extraña fascinación.

Assilah no está precisamente cerca de Ceuta, hay que ir por carretera algo más de hora y media, y para llegar a la playa de las cuevas, escondida tras un acantilado, hay que recorrer tortuosos caminos de tierra entre campos secos y rojizos. Al llegar a la playa observamos una gigantesca extensión de arena aplanada por el mar, las cuevas que le dan nombre en el extremo más próximo y el horizonte en el extremo más lejano. ¡Ojalá hubiera podido llevarme mis cámaras cuando fuimos a las cuevas, pero la marea había subido demasiado y se hacía necesario contar con dos manos para no acabar despeñado.

A lo largo del día puedes disfrutar de un paseo a dromedario, una carrera a galope a los lomos de un caballo negro o una excursión en carreta tirada por burros, además de una buena comida a base de pescado fresco en los chiringuitos.

Tras pasar el día disfrutando de tan extraordinaria playa no dejamos pasar la oportunidad de ir a la Medina del pueblo, no sin antes comprar en un puestecillo del camino melones, sandías y un cubo de riquísimos higos chumbos. (En el corte inglés te venden un par por el precio de un cubo en Marruecos) La Medina es fabulosa, aunque demasiado turística, las murallas fueron construídas por los portugueses en el Siglo XV, y en su interior conviven tenderetes de marroquinería con estudios de artistas marroquíes. En el pueblo puedes comer en muy buenos restaurantes regentados por generaciones de españoles que permanecen en la ciudad desde la descolonización.

Si podéis, no perdáis la oportunidad de visitar Marruecos, os encantará.

written by alehopgm

4 comments

  1. alehopgm

    alehopgm

    Qué guay que ya me lo han publicado! Espero qué os guste!!!

    about 4 years ago · report as spam
  2. aboe

    aboe

    ¡Muchas gracias por compartir toda esa información y las geniales fotos!

    about 4 years ago · report as spam
  3. pingus

    pingus

    ashila.....q buenos recuerdos!!!todas las casitas blancas,el malecon,un te....:)

    about 4 years ago · report as spam
  4. alehopgm

    alehopgm

    Me alegra traerte buenos recuerdos con la lomolocalización... :-)

    about 4 years ago · report as spam

Where is this?

Nearby popular photos – see more