Lca_120_september_2014_header
Have an account? Login | New to Lomography? Register | Lab | Current Site:

Amantes de la LC-Wide: J. Adam Huggins

A J. Adam Huggins, la pasión por lo analógico le viene de familia. Echa un vistazo a su impresionante galería de la Lomo LC-Wide y lee sobre su momento lomográfico más interesante.

Alias: Adam
Edad: 29
Ciudad y país: Varios lugares alrededor del mundo en cualquier momento…

Biografía:

Desde los 18 años Adam se ganaba la vida lavando platos y trabajando en una factoría de tofu, hasta que descubrió que a la gente le encantaban las fotografías que hacía. Despegó y empezó a capturar el mundo. Historias de primera página en The New York Times, una estancia en el centro de investigación creativa FABRICA de Benetton, exposiciones en espacios como el Pompidou de París, un Premio de Periodismo de Derechos Humanos y una beca TED. A día de hoy viaja sin asentarse en ningún lugar con su esposa y compañera creativa, implicado en distintos proyectos mientras espera la llegada de su primer hijo en mayo.

¿Qué es lo que más te gusta de la LC-Wide?

Tener una lente tan angular en una cámara tan pequeña, porque me permite darme el gusto de bucear en las escenas que fotografío, y capturar íntimamente el precioso vals de quienes fotografío a través de un momento mientras bailo (a veces bastante literalmente) junto a ellos. También, la posibilidad de disparar medio fotograma y formato cuadrado, que la convierte en una cámara aún más versátil e inspiradora.

Describe la LC-Wide en cinco palabras:

¡La mejor cámara que he tenido!

¿Cuál ha sido el encuentro lomográfico más extraño, divertido o inesperado que has tenido?

Mi suegro creció en la URSS (ahora vive en Israel) y se quedó perplejo al ver mi LC-Wide, porque él recordaba la LC-A como la cámara de su infancia. Como buen europeo del Este que es, no pudo parar de reírse al verme disparar con lo que él llamaba “una jabonera electrónica”. Me llevó a algunos de los lugares más prohibidos y extraños de Tierra Santa en mi última visita, descubriéndome nuevos e interesantes sitios que pude capturar con mi LC-Wide. Un día, al amanecer, estábamos explorando las costas del Mar Muerto y subimos a lo alto de un montón de chatarra que parecía abandonado. Allí, con toda su majestuosidad, se alzaba un barco cubierto de óxido y cristales de sal. Era una escena extraña y preciosa, que se convirtió en un sobresalto cuando de repente apareció un enorme rottweiler apenas sujeto por su dueño, el propietario de aquella chatarrería que nos intentaba echar con muy mal carácter. A nuestra derecha había un campo de dolinas y a nuestra izquierda, un montón de irreales fábricas acumulando sal sin parar. Cruzamos el país… Visité la pequeña metalurgia de mi suegro, donde pude capturar los rostros de los personajes deliciosamente sucios (principalmente rusos y árabes) que trabajaban con la antigua e impresionante maquinaria. Tierra Santa guardaba muchas sorpresas. Jerusalem por la noche, Belén el día de Navidad, barracones militares inquietantemente abandonados en los Altos del Golán. Mi mayor satisfacción vino cuando mi suegro vio las fotos que había hecho con la jabonera. Entonces dejó de lado su ironía y quedó verdaderamente impresionado.

¿Cuál es tu consejo para la gente que fotografíe con la LC-Wide?

Como la lente de la cámara es tan angular, si no tienes suficiente cuidado puedes encontrarte con la punta de tus dedos apareciendo en alguna de tus fotos. Aparte de eso, asegúrate de acercarte lo suficiente a la gente que fotografías. ¡No seas tímido!

Volver a los Amantes de la LC-Wide

Enlace a la galería de Adam

written by shhquiet and translated by vgzalez

No comments yet, be the first

Read this article in another language

The original version of this article is written in: English. It is also available in: 日本語, Français & Deutsch.