Las joyas de Williamsburg

5

En cabeza: la hermana pequeña de la familia Argoflex.

Queridos lomógrafos, coleccionistas de momentos únicos, de imágenes irrepetibles, de miles y miles de cámaras analógicas; esta historia es por y para vosotros. Porque seguro que todos habéis tenido vuestro momento de gloria como cazatesoros.

En este caso, voy a hablaros de mi pequeña hazaña personal: la Argus Super Seventy-Five.

A principios de octubre del año pasado, recorriendo la cuidad donde todo es posible, Nueva York, llegué hasta uno de sus distritos con más encanto, Williamsburg, principal cuna de la música en directo y de las jóvenes bandas incipientes al otro lado del charco. En ese curioso barrio, entre modernos y modernas norteamericanos, encontré, en un pequeño puestecito a pie de calle, la preciosa Argus Super Seventy-Five, una maravilla a la que no me pude resistir. Además, todos conocemos las gangas que nos ofrecen estos pequeños comerciantes que se deshacen de sus olvidadas antiguallas…

El pequeño inconveniente que tiene esta reliquia de segunda mitad de los 50 es que el formato del carrete es 620, poco usual en cámaras modernas, motivo por el cual no pude estrenarla hasta mi vuelta a Madrid. El “problema” del 620 es fácil de solucionar, ya que el carrete en sí es el mismo y lo único que hay que adaptar es el alma; trucos para conseguirlo encontraréis miles entre los tips de nuestros compañeros lomógrafos (como los de playmiguel: http://www.lomography.es/magazine/reviews/2010/07/22/120-tuneando-a-620 ; http://www.lomography.es/magazine/tipster/2010/12/13/fabrica-tu-propia-alma-de-620)

Por último, contaros un poco cómo funciona la cámara antes de mostraros lo que de ella sale. El sistema es parecido al de la Lubitel o la Rolleiflex, con objetivos gemelos (TLR) y un visor superior a través del cual se puede mirar a distancia. Dispone de tres posiciones de apertura (f8, f11 y f16) y, por lo que he podido averiguar, el rango de velocidad del obturador va desde 1/30 hasta 1/50. Además, otra de sus ventajas es que tiene enfoque variable entre 3,5 ft (alrededor de 1 metro) y el infinito, con indicadores de distancia hasta los 50 ft.

Y para terminar, la pertinente muestra de lo que podéis hacer con esta maravilla, destacando sobre todo ese efecto a lo antiguo que distingue sus fotos de las de otras compañeras más modernas.

Para aspectos más técnicos, podéis echarle un vistazo al manual de usuario completo

¡Feliz Semana Santa!

written by 5thdimension on 2011-04-20 in #reviews

5 Comments

  1. javihacefotos
    javihacefotos ·

    genial!!! que camara tan bonita! definitivamente, es que las TLR tienen un aspecto y algo que engancha muchisimo. Una maravilla de la que se han desecho y tu la has conseguido! disfrutala!

  2. vgzalez
    vgzalez ·

    Vaya gozada de cámara! Qué fotos tan bonitas!

  3. 5thdimension
    5thdimension ·

    Gracias majos! ^^

  4. casualidadesdeldestino
    casualidadesdeldestino ·

    Preciosa cámara y preciosas fotos! enhorabuena =)

  5. pii
    pii ·

    Vaya joyita!!

More Interesting Articles