Greenwich Park, Londres

2

Me encanta este parque. Es tan grande que, sin darte cuenta, puedes pasar un día entero explorando tan sólo un pequeño rincón. De hecho, no creo que llegue nunca a descubrir todas sus ocultas delicias. Hay demasiadas áreas cerradas, jardines vallados, árboles antiguos y grandes pendientes por las que deslizarse. Estas últimas son muy divertidas, está claro, sobre todo en ciertas épocas del año... ¡si hay nieve!

El parque nunca tiene un día tranquilo. Es un lugar de reunión, para relajarse, hacer ejercicio, caminar, patinar, merendar o tener una cita secreta. O tan sólo para hacer turismo y ver los interesantes edificios que contiene el parque. Hay un café, y por supuesto, los habituales vendedores de helados, pequeños puestos de bebidas, una zona infantil al fondo del parque y unas vistas de ensueño. Greenwich es el pueblo natal de Enrique VIII, al que su amor por la caza le llevó a introducir ciervos en el parque. Ciervos que aún lo habitan. Muchos de los grandes árboles que se ven hoy en día fueron plantados en el siglo XVII, sus “terrazas” como se las conoce normalmente fueron excavadas en las pendientes en esa época. El estilo formal francés inspirado por André Le Notre fue introducido por el rey Carlos II.

Desafortunadamente, si conduces tendrás que pagar un ojo de la cara para aparcar; pero el transporte público hasta aquí es magnífico. Hay un palco de música en el que se celebran unos conciertos estupendos los fines de semana. Y hay un montón de espacio para jugar al frisbee o al cricket para aquellos más tradicionales. Claro que también puedes, como ya hemos dicho, tumbarte y contemplar las nubes mientras escuchas el click de las cámaras de los turistas.

www.lomohomes.com/kylewis

written by kylewis on 2011-03-02 in #world #locations

2 Comments

  1. basho
    basho ·

    Para mi, uno de los más bonitos, junto con Hampstead Heath, of course.

  2. kylewis
    kylewis ·

    Hello basho, you seem to be going through my articles! ; 0))

More Interesting Articles