La Habana

2

Los meses de julio y agosto enteros en La Habana, armado con la fiel y fiable L-CA+. ¿Se puede pedir más? [Asset:325499]

Por razones de trabajo me enviaron a La Habana para trabajar allí julio y agosto, y esta oportunidad se convirtió en la primera ocasión en que visitaría Hispanoamérica, la maravillosa isla de Cuba.

Estuve viviendo en La Habana Vieja, que prácticamente es la ciudad colonial. Pasear por ella es como hacerlo por una mezcla de Andalucía y Castilla, pasadas por un tamiz caribeño, familiares y lejanas a un tiempo. Junto a edificios que el tiempo ha maltratado bastante se encuentran construcciones ya reformadas, en especial en la Plaza Vieja, la Plaza de Armas (donde está la antigua Capitanía General) y la Plaza de San Francisco. En esta última se encuentra la Lonja del Comercio, antiguo círculo mercantil de la burguesía criolla de principios del siglo XX, actualmente sede de varias empresas extranjeras y de oficinas de consulados. Sin duda La Habana Vieja es mi parte preferida de la ciudad.

Inmediatamente contigua se encuentra la zona de Vedado, con el Parque Central, el Capitolio, el Museo de la Revolución (antiguo Palacio Presidencial), y…la Embajada de España, la única que se encuentra en esta zona. Un antiguo palacete con mirador hacia el mar que domina la entrada al puerto, igual que en Cádiz. Un edificio singular con vistas no menos atractivas para los ojos del viajero, y los de su cámara.

Siguiendo la línea del Malecón nos topamos con Nuevo Vedado, la extensión lógica del anterior, y ya con Miramar. Esta última zona era la zona de los acaudalados de mediados del siglo XX, muy del gusto americano, con enormes avenidas con césped y chalets enormes.

Pero más allá de una simple descripción de la ciudad, lo que más me ha impactado es la vida allí. Esa mezcla de calor y humedad, de alegría y resignación, de vivos colores frente a cielos azules que sin embargo descargan tormentas torrenciales. Y claro, la escapada de rigor a Varadero, auténtico sitio de postal: playa de fina arena blanca, claro mar turquesa profundo, palmeras… y muchos turistas que sólo se llevarán ese recuerdo de Cuba y nada más. He intentado captar una muestra de todo esto a través de la lente Minitar de la L-CA+, que en muchos casos veía más que yo.

Por lo tanto, benévolos lectores, si podéis no dudéis en ir a Cuba, La Habana os espera. Por lo pronto, yo iré encendiendo mi Cohiba y sirviéndome un poco de ron. Os invito a hacer lo mismo (y ni se os ocurra mezclarlo con nada que no sean dos o tres cubitos de hielo).

written by emilius on 2010-10-05 in #world #locations #travel-destination #havana #habana #cuba

2 Comments

  1. susielomovitz
    susielomovitz ·

    Muy lindas fotos. ¡¡¡Qué ganas de una Cuba Libre!!!

  2. isabelbatteria
    isabelbatteria ·

    Leí este artículo porque quise traducirlo al inglés, y mientras lo hacía, me enamoré de su prosa. Es un excelente artículo. Me encantó su forma de ver la ciudad. Las fotos están magníficas.

More Interesting Articles