oink oink

En Barcelona se ven mil cosas, sobre todo si como buen turista caminas sin parar. Una manifstación de transexuales en la plaza del ayuntamiento me regaló estos maravillosos retratos. ¡Gracias por la simpatía a tan excéntricos modelos!