This is your last chance to pre-order your Petzval Lens and get the special aperture plates included for free! With estimated delivery in August (or even sooner), don’t miss out on securing your picture perfect portrait lens!

Have an account? Login | New to Lomography? Register | Lab | Current Site:

Actionsampler: el reencuentro

Tras 6 años alejada de la práctica fotográfica la llegada de una gran amiga por avión me enamoraría nuevamente. La reconciliación con lo analógico demoraría en llegar. ¿Y cómo no? ¡venía desde Corea! El amor se selló entonces con paseos de primavera, recuerdos de infancia y el tibio sol de finales de agosto.

La primera vez que recibí una cámara por correo me conmovió el minúsculo tamaño de la caja y la enorme distancia que había recorrido por vía aérea. Parece muy obvio o corriente: hoy por hoy todo se hace en el sudeste asiático y China, e incluso lo más insólito viaja miles de kilómetros en su perfecta caja acolchada con plástico de burbujitas. Supongo que me conmovió el hecho de que su objetivo fuera obtener imágenes tan distintas a las de los paisajes asiáticos, retratar a rostros tan diferentes a las manos que ensamblaron sus partes. Tras una amable carta del coreano que me vendió esta actionsampler (mi primera, una cámara de plástico con 3 lentes) a través de ebay, la caja permanecía inmaculada, cómo salida recién del horno, lista para salir a dar un paseo. Sin memoria. Nostálgicamente sin memoria, pensé entonces. Rara nostalgia al final y al cabo.

Foto de carolin

Mi primera foto favorita fue la primera disparada en una caminata que dimos junto a un amigo al día siguiente. Salimos en busca de ese “no sé qué” y apareció no a tanto andar: un Citroën 2CV (conocida en Sudamérica como CITRONETA) recién pintado, fulgurante a la luz de septiembre, se estacionaba entre un montón de pastizales crecidos con los tímidos rayos de sol primaverales. Nunca antes ninguna foto que hubiese tomado me había parecido tan significativa en sí misma. Esa me pareció perfecta a través del visor y luego en el papel: fue amor a primera vista porque supe entonces que podía recordar, en papel y a todo color, de la forma exacta en como yo quisiera hacerlo.

Esta cámara no sólo significó una divertida excusa para salir de casa a disfrutar en pleno la primavera que estaba cerca, sino que también el reencuentro con la fotografía, práctica que había abandonado hace aproximadamente 6 años (algún pequeño comentario sobre esto ya lo hice en una entrada anterior). El romance había comenzado una vez más, pero el lugar de mi partner de foto (que de niña había ocupado papá) se llenó de personas que compartían conmigo la pasión análoga.

Le pegué flores al cuerpo de la cámara después de eso. Acá algunas otras fotografías de ese mismo paseo.

Qué emoción recordar esas cosas y poder ponerlas por escrito. Hasta la próxima historia desenterrada sobre mis cámaras, saludos a todos.

written by carolin

No comments yet, be the first