Petzval_preorder_header_kit

Now Available for Pre-Order - First Come, First Served

Have an account? Login | New to Lomography? Register | Lab | Current Site:

Bitácora Analógica: Escritos Invariables 3

Tercera entrada

Para esta entrada, me permitiré la licencia de citar el “Tratado Lógico – Filosófico” de Ludwig Wittgenstein:
" 2.01231 Para conocer un objeto no debo conocer sus propiedades externas, si no todas sus propiedades internas."

Si este principio lo aplicamos a nuestra situación de fotógrafos del analógico, quiere decirnos que para controlar nuestras herramientas ( cámaras fotográficas) debemos conocer sus entresijos internos, sus propiedades privadas, sus resortes, sus enfoques y diafragmas… Muchas veces me encuentro con personas que preguntan en foros “¿Por qué no me salen las fotos con esos colores?, ¿Cómo puedo hacer para que mis fotografías luzcan como las que veo en la web?”. ¿Que tal si comenzamos por conocer nuestras herramientas?. La mayoría de las cámaras compactas son de fácil manejo, incluso el Gran Hermano promueve activamente el uso de cámaras “apuntar y disparar” (point and shoot). Sin embargo, el aprendizaje es algo que requiere tiempo y esto es algo que en la sociedad occidental en la que vivimos no le sobra a mucha gente.

Los conocimientos básicos de composición son un buen apoyo. Aumentan los éxitos de los ejercicios probabilísticos propuestos.
Por otra parte, creo que conocer los mecanismos internos de las cámaras que utilizo es una forma de agrupar conocimientos para dar lugar a una base sólida, a la cual recurrir en caso de emergencia o para ahorrarme unos quebraderos de cabeza.
Por ejemplo, me pondré a mí mismo, irritado después de descubrir que mi LC-A+ tenía una fuga de luz. La llevé a un taller de confianza en la capital, donde un experto en analógico la revisó. Tras dejarla ahí unos días, volví a recogerla y, tras un breve análisis por mi parte, descubrí que el arreglo que me habían realizado era un cordel negro de hilo tapando la rendija en cuestión. Me costó 15 euros.
Abogo por el despiece de cámaras, admiro a la gente con valor para lanzarse sin saber si algo saldrá disparado o si se perderá algún componente esencial.
El precio es muy alto, pero la recompensa puede ser incalculable. Es tu responsabilidad.
Salud

.

written by beni

1 comment

  1. disdis

    disdis

    hay maestros por ahí del despiece pero yo, quizás porque suspendí trabajos manuales de pequeño y por lo torpe que soy, seguro que abro una cámara y tras trastear, la cierro y me quedo con alguna pieza sobrante en la mano. Miedito... pero he de decir que tienes toda la razón.

    over 3 years ago · report as spam